“Sonia” deberá ir a la JEP a contar la verdad sobre narcotráfico en las Farc

Noticias destacadas de JEP

La exguerrillera fue citada por los magistrados, pero se negó a ir vía tutela. En respuesta, la JEP le advirtió que si bien goza de la libertad condicionada como firmante del Acuerdo de Paz, sigue teniendo un compromiso con las víctimas.

Si la exguerillera Omaira Rojas, conocida en la guerra como Sonia, quiere permanecer en libertad y mantener los beneficios propios del Acuerdo de Paz, debe aportar verdad plena ante la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Así lo determinó la Sección de Ausencia de Reconocimiento, tras responder una tutela que Rojas interpuso al negarse a asistir a una diligencia citada por la Sala de Amnistía e Indulto.

De acuerdo con la JEP, se traba de una diligencia para esclarecer el proceso de fabricación y tráfico de estupefacientes en la zona de influencia del Bloque Sur. Rojas se negó a asistir argumentando que había sido amnistiada, pero la magistratura le recordó que todos los excombatientes, así gocen de ese beneficio, deben contribuir con verdad plena sobre los hechos que esta crean pertinente.

(Lea también: JEP asegura que fiscalía de esta justicia no pudo demostrar el rearme de “Sonia”)

En el caso de Rojas Cabrera su aporte a la verdad plena, exhaustiva y detallada es crucial, pues está enmarcado en el rol que desempeñó cuando se encargó de administrar las finanzas de la antigua estructura guerrillera que operó en el bajo y medio Caguán.

“Para la JEP, negarse a participar de una diligencia de aporte a la verdad, que involucra una conducta que ha permeado a todo el país, podría traducirse en una negación de los derechos de las víctimas, la sociedad y de las garantías de no repetición”, señaló la Jurisdicción.

Además, destacó que su aporte de verdad con respecto a la conducta de narcotráfico "es de un notorio interés y relevancia, incluso necesario, para así desentrañar las circunstancias de tiempo, modo y lugar que implicaron su comisión, de cara a obtener un mayor entendimiento de dicho fenómeno, que fue sin duda una de las fuentes de financiación de las Farc siendo el capítulo de la economía de guerra uno de los que espera ser develado en el contexto del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición”.

No es la primera vez que la JEP le pide a Rojas asistir. En octubre de 2019 debió presentarse después de que, erróneamente, la Unidad de Investigación y Acusación (UIA) asegurara que habría aparecido en el video del rearme de un grupo de excombatientes de las Farc y solicitó su expulsión de esta justicia. La excombatiente desmintió la acusación y reiteró su compromiso con la paz y la verdad con las víctimas del conflicto armado.

¿Quién es Sonia?

Sonia fue la primera guerrillera de las Farc extraditada a los Estados Unidos. Aunque manejó en un comienzo un bajo perfil, pues se dedicaba a las finanzas del frente 14 de las Farc, que operaba en Caquetá y Huila, su nombre tomó relevancia cuando los norteamericanos pidieron su extradición.

El 9 de marzo de 2005 fue extraditada y el magistrado que llevó su caso la señaló como supervisora de una actividad de narcotráfico que incluyó el transporte de 150 kilos de cocaína a este país empleando un avión no comercial, con lo que podría haber recibido una condena de por vida, pero esta se prohibía explícitamente en el acuerdo de extradición.

(Lea también: “En mi nombre y en el de las Farc pido perdón”: primera guerrillera extraditada a EE.UU.)

Fue condenada en Estados Unidos a 15 años de prisión por narcotráfico y secuestro, el ente de control recordó que en Colombia tiene pendiente una condena como coautora del delito de lavado de activos.

Sonia llegó al país en septiembre del año pasado tras cumplir su pena. Inmediatamente, solicitó someterse a la JEP y en enero fue aceptada. La Sala de Amnistía le concedió su libertad condicional.

Comparte en redes: