JEP llama al capitán (r) Alfonso Romero a rendir su versión sobre "falsos positivos" de Dabeiba

Noticias destacadas de JEP

La Sala de Reconocimiento le pidió ampliar sus denuncias para el caso de las ejecuciones extrajudiciales y la situación territorial en Urabá, tras revelar los vínculos entre paramilitares e integrantes de la brigada XI del Ejército, en una entrevista con este diario.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) decidió llamar a rendir versión voluntaria al capitán (r) Alfonso Romero Buitrago, quien a finales de 2019, le reveló a este diario los vínculos entre grupos paramilitares y miembros de la Brigada XI del Ejército, en el municipio de Dabeiba (Antioquia), entre 2004 y 2005. De acuerdo con la justicia, tendrá que ampliar su denuncia en el marco del caso 03, sobre muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado, y caso 04, sobre la situación territorial de Urabá. 

Romero Buitrago aseguró que el Mayor David Guzmán, quien en ese entonces comandó la brigada, habría participado, en alianza con los paramilitares, en el asesinato de civiles indefensos para presentarlos como bajas en combate. El uniformado agregó que, por no aceptar tener una relación con este grupo armado ni colaborar en el fenómeno de los mal llamados "falsos positivos", fue víctima de un montaje judicial por parte de Guzmán. 

En la entrevista, Romero Buitrago narró cómo unos soldados en Dabeiba le dijeron que ya estaban trabajando para las Autodefensas: "Y me advirtieron que me iban a matar por no colaborar. Cuando salí de Dabeiba para Medellín me tocó irme con un soldado, porque si no me matan en el camino, porque esta zona era de control de las Autodefensas y matar así es fácil: dan la orden, esperan en la guardia y listo. Estando en Medellín me hacen una llamada y me dicen: “Vea, jefe, cuídese mucho porque usted fue bueno con nosotros, pero la orden es mandarlo a quebrar”. Entonces yo lo que hago es denunciar en la Brigada".

En el auto 04 de 2020, los magistrados resaltaron otra declaración sobre la conformación de grupos de seguridad para la protección de personas adineradas de la zona: “Después, cuando el presidente Álvaro Uribe fue gobernador de Antioquia y se formaron en esta zona las Convivir yo pregunté quiénes eran ellos. Y me dijeron que era un grupo para la defensa de las personas con mucho dinero que estaban ayudando al progreso de la región. Sin embargo, en ese momento, se desplazó mucha gente. Yo me concentré en los combates con la guerrilla. En 2004 y 2005 vuelvo a estas tierras. Pero entonces no estuve muy de acuerdo con cosas que hacían ellos en esta región, en Dabeiba y sus alrededores. Cosas denigrantes”.

El militar insistió en que hubo una persecución en contra de quienes se opusieron a estas prácticas dentro de la institución: "Sacaban a las personas, e incluso a los que llamaban informantes, y los mataban. Ellos no dejaban a nadie vivo. Y al soldado u oficial que estuviera en desacuerdo lo mataban. Como le dije a la fiscal: si yo me hubiera prestado para eso hoy sería coronel, como están los otros". 

(Lea también:“La orden eran las bajas y el que denunciara moría”: capitán (r) Alfonso Romero)

Aunque el capitán (r) Romero se sometió esta justicia, hasta el momento de la entrevista no estaba en el panorama como una ficha clave. Ahora esperan que con esta diligencia judicial dé más detalles de los acontecimientos en los que estarían involucrados altos mandos del Ejército. “Los hechos por los cuales la Sala de Reconocimiento convocará al señor Alfonso Romero Buitrago son de interés para esclarecimiento de la situación territorial de Urabá y del fenómeno denominado muertes ilegítimamente presentadas como bajas en combate por agentes del Estado, y en especial, para dar continuidad al ejercicio de contrastación del compareciente con lo dicho en medios de comunicación”, señala el auto.

Su pronunciamiento emergió en un momento clave, después de que la JEP hiciera una inspección en el cementerio católico Las Mercedes de Dabeiba, donde estarían 45 posibles víctimas de ejecuciones extrajudiciales, según militares que hoy están acogidos a esta justicia. Para tener más información sobre estos hechos, la Sala de Reconocimiento le pidió que visite sus instalaciones en Bogotá el próximo 11 de febrero.

(Puede interesarle: En busca de los 45 falsos positivos en el cementerio de Dabeiba (Antioquia))

La JEP también decidió notificar de esta decisión a las víctimas del caso 03 y caso 04, con el objetivo de que participen en la audiencia si lo desean. Entre ellas se encuentran, de acuerdo con el auto, “las 22 comunidades afrodescendientes, indígenas y campesinas de las Zonas Humanitarias y de Biodiversidad del Bajo Atrato y Dabeiba, que agrupan 871 personas, 17 personas representadas por la organización Caribe Afirmativo, cinco sujetos colectivos que agrupan 788 personas y un individuo representados por las organizaciones Hileros PCN y Forjando Futuros”.

Comparte en redes: