En su visita a Colombia

“Un Estado democrático debe reconocer la labor de los líderes sociales”: Thomas Krüger

Es el presidente de la Central Federal de Educación Política y Ciudadana de Alemania, defiende la importancia de insistir en la construcción de la paz para lograr una democracia plural en Colombia. Asegura que los medios de comunicación debemos ser guardianes de la democracia.

Desde el año 2000, Krüger encabeza la Central Federal de Educación Política y Ciudadana de Alemania. / Óscar Pérez - El Espectador

¿Qué podemos entender por educación política ciudadana?

Es una contribución a la defensa y la construcción de la democracia. Existe la educación formal, no formal e informal. Con la formal estamos hablando de que en el pénsum de los colegios haya formación sobre este tipo de educación con materias de historia, por ejemplo. La no formal es fuera del ámbito escolar. Viene de distintos actores, como la Iglesia, la sociedad civil, agremiaciones, sindicatos o asociaciones juveniles. Estos actores deben representar la pluralidad de la sociedad.

Finalmente, está la educación política informal, es decir, que yo como individuo pueda autoeducarme a través de los medios e internet, e interesarme por preguntas que atañen a la vida política y ciudadana. Por eso es esencial que en una sociedad haya medios de comunicación independientes, porque es un recurso para crear mi propia opinión. Los medios de comunicación tienen la función de ser guardianes de la democracia.

¿Cómo podemos promover la educación política ciudadana en un país como Colombia, con tanta polarización política y un conflicto armado vigente?

Este es un proceso a largo plazo. La cercanía a un conflicto, como en Colombia, hace más difícil esta tarea, pero para avanzar en la promoción de la democracia a través de la educación se necesitan actores más allá del Estado, más allá de los gobiernos, que se involucren también en este proceso. No solamente debe ser un accionar de las instituciones sino de actores que generen una credibilidad, como futbolistas, músicos, actores. Sería importante también que desde los territorios, en zonas donde viven personas en situación de pobreza, se fomente la educación política.

Pero ¿cómo hablar de la importancia de la educación política ciudadana en territorios con ausencia total del Estado y poca confianza en la democracia?

Lo que podría destacar es que desde las comunidades es importante encontrar pares que generen esa confianza y permitan establecer puntos de partida para empezar ese proceso de educación política. Que moderen e intermedien en esos procesos con la comunidad, que ellos o ellas promuevan esa educación asumiendo el rol de un Estado ausente.

Estoy convencido de que en Colombia el vaso está medio lleno. Encontré personas que están muy interesadas en los temas actuales de discusión, como la globalización, el cambio climático, cuestiones de género. Me sorprende positivamente ese compromiso de ciertos sectores de la sociedad civil que, a pesar de todo el dolor que han vivido, tienen esa valentía y coraje de sacar adelante sus procesos. Lo que falta es impulso, algo que congregue todas estas iniciativas sociales que se están dando en este momento. La esperanza de una democracia fortalecida y plural solamente sobrevive si se supera el conflicto.

Los actores a los que usted se refiere, que promuevan la educación política, pueden ser perfectamente los líderes sociales.

Claro que son impulsadores de la educación política. Hay que entender que la educación política ciudadana nunca es neutral, en el sentido de que está enmarcado en un mandato constitucional. Es una normativa la que enmarca el acceso a la democracia. Acciones de racismo, discriminación, etc., van en contra de ese marco constitucional. Lo que hacen los líderes es demostrar que hay que tener en cuenta la posición del otro y es una tragedia que algo así suceda, que los líderes o lideresas no puedan tener justamente su posición diferente a la de los demás. Un Estado democrático está obligado a reconocer la labor de estas personas.

¿Qué relación tiene la educación política ciudadana con la justicia transicional, teniendo en cuenta que la JEP es uno de los temas que más causan debates a nivel nacional?

El año pasado tuve un encuentro con representantes de la justicia transicional acá, que fue muy interesante. Estaban muy interesados en la educación política ciudadana, porque la justicia transicional tiene que pensar en la educación para que las decisiones que tome sean aceptadas en la sociedad.

Los propósitos de la justicia transicional son justamente generar credibilidad en las decisiones y en el sistema mismo, y ahí es cuando la educación política ciudadana puede aportar a esos procesos como tal. Una de las contribuciones de la educación política ciudadana es reconocer que hay una pluralidad de visiones sobre el pasado.

881766

2019-09-19T06:00:00-05:00

article

2019-09-19T06:00:01-05:00

[email protected]

colombia2020

Colombia2020 / @EEColombia2020

Justicia

“Un Estado democrático debe reconocer la labor de los líderes sociales”: Thomas Krüger

93

4695

4788