En Consejo de Seguridad de la ONU resaltaron reconocimiento de Farc sobre sus crímenes

Noticias destacadas de Verdad y Memoria

Durante la presentación del informe de la Misión de Verificación sobre el proceso de paz de Colombia, varios países miembros señalaron que el aporte a la verdad de los exjefes de la guerrilla contribuye a la reconciliación del país. La canciller Claudia Blum sostuvo que ese aporte hasta ahora ha sido insuficiente.

Ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas fue presentado este miércoles el informe trimestral del Secretario General de la ONU sobre la Misión de Verificación de ese organismo al proceso de paz en Colombia. La presentación, a cargo del jefe de la misión, Carlos Ruiz Massieu, esta vez tuvo un componente particular, que no se había presentado en una sesión como esa: varios países que integran el consejo de seguridad resaltaron el reconocimiento y los pedidos de perdón que los exjefes de las Farc han hecho en las últimas semanas sobre sus crímenes cometidos durante el conflicto armado.

Lea los detalles del informe aquí: ‘Es urgente que exguerrilleros tengan acceso a tierra’: Misión de la ONU

Así lo hizo el propio Ruiz Massieu durante la presentación del informe. “En las últimas semanas, varios de los principales líderes del partido FARC admitieron su responsabilidad por el papel que desempeñaron en diferentes crímenes cometidos durante el conflicto, demostrando de manera contundente que el proceso de paz está empezando a cumplir su promesa de dilucidar los horrores del pasado, que es un elemento esencial para sanar a la sociedad colombiana. Para seguir preparando el camino hacia la reconciliación, el apoyo a la labor del Sistema Integral sigue siendo fundamental, incluyendo el pleno respeto de su autonomía e independencia, la cooperación de todos los actores, y la participación activa y auténtica de quienes hicieron parte del conflicto”.

Tras esa intervención, el representante del Reino Unido también exaltó el reconocimiento de los exjefes de la guerrilla. “La reciente pedida de perdón de las Farc por los miles de secuestros que llevaron a cabo y el sufrimiento que causaron, además de asumir responsabilidad por la muerte de Álvaro Gómez Hurtado, causó dolor y sufrimiento, pero fue también la demostración del propósito fundamental del sistema de justicia transicional: la verdad y el reconocimiento de crímenes del pasado, así hayan ocurrido hace mucho tiempo, juegan un papel poderoso en la habilidad de un país para sanar y estoy seguro de que también en el proceso de construcción de paz de Colombia”.

El gesto de la antigua guerrilla también fue valorado por la representante de Sudáfrica, Túnez, Níger y San Vicente y las Granadinas. Habló específicamente de “la decisión de algunos de los exmiembros de las Farc de reconocer y aceptar responsabilidad por sus transgresiones”, y dijo que ello “permite el perdón y crea las bases para la justicia, la reconciliación y la reintegración de todos los excombatientes en la sociedad colombiana”.

También el representante de Rusia celebró ese reconocimiento y resaltó la completa independencia que debe tener la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) para juzgar esos crímenes reconocidos. “Cualquier interferencia en sus prerrogativas o intentos de mover casos particulares fuera de su jurisdicción son inaceptables”, enfatizó el representante de ese país. “Nos gustaría obtener más información de la Misión de Verificación sobre confesiones similares de los participantes del Estado en el conflicto”.

En línea con el espaldarazo que recibió el sistema de justicia transicional de varios países miembros del consejo de seguridad la ONU, la canciller Claudia Blum también se refirió en particular a este tema. “El Gobierno Nacional ha apoyado y sigue respaldando el trabajo independiente de los diferentes mecanismos que conforman este sistema”, dijo la canciller, quien intervino en la sesión luego de todos los países miembros.

Sobre el aporte a la verdad de los exjefes de las Farc, Blum aseguró que hasta ahora es insuficiente y que todavía hay deudas con las víctimas. “Colombia necesita que los miembros del partido FARC expongan la verdad y reconozcan su responsabilidad por el reclutamiento de niños y niñas, los crímenes sexuales, los secuestros, los ataques contra poblaciones, la siembra de minas antipersonal y las desapariciones forzadas, entre otros delitos. Así mismo, que informen sobre las rutas del narcotráfico y el lavado de dinero, y sus vínculos con otras organizaciones criminales”.

Por eso, la canciller aseguró que es fundamental que la Misión de Verificación de la ONU, cuyo mandato respaldó, enfatice en la necesidad de que estos actores aporten de forma decidida a la verdad y contribuyan a que se imparta justicia.

A propósito de la valoración que hizo la canciller sobre el trabajo de la misión de la ONU en el país que mantendrán durante todo su periodo de Gobierno, varios países resaltaron que a futuro esa instancia sea la encargada de verificar las sanciones propias que imponga la JEP.

Asesinato de líderes y excombatientes sigue siendo preocupación en el Consejo de Seguridad

De forma unánime, en el consejo de seguridad dijeron estar “sumamente preocupados” por los continuos asesinatos de líderes sociales, defensores de derechos humanos y excombatientes de las Farc. Según el informe que recibió ese consejo de manos de Ruiz Massieu, XX líderes han sido asesinados en lo que va de 2020 y la cifra de homicidios contra exintegrantes de las Farc ya va en 223.

Si bien se reconocieron avances en este sentido, con la aprobación de nuevas medidas de seguridad por parte de la Unidad Nacional de Protección, “se debe hacer más”, dijo la representante de Estados Unidos. Casi todos los países miembros hicieron énfasis en la necesidad de convocar la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad, pactada en el Acuerdo de Paz.

“Encontrar formas de detener esta violencia es fundamental para cumplir la promesa del Acuerdo de Paz. Para ello, sigue siendo necesario finalizar e implementar la política pública para el desmantelamiento de los grupos armados ilegales, las organizaciones criminales y sus redes de apoyo. La labor de los comités técnicos y las sesiones regionales de la Comisión Nacional de Garantías de Seguridad llevadas a cabo durante los dos últimos años debe traducirse ahora en la pronta finalización de esta crucial política pública y, aún más importante, en su rápida implementación”, dijo el jefe de la misión de verificación en la presentación del informe.

Comparte en redes: