Mancuso le pide a Timochenko que gestione espacio conjunto para que ambos revelen sus verdades

Noticias destacadas de Verdad y Memoria

En una conversación telefónica que sostuvieron los antiguos enemigos, el exjefe paramilitar le insiste al exjefe de las Farc que hable con la Comisión de la Verdad para buscar un escenario en el que los dos puedan hablar sobre las verdades de la colaboración del Estado con los paramilitares. Rodrigo Londoño reveló la comunicación.

Este sábado, los dos principales actores del conflicto armado colombiano que aún siguen vivos sostuvieron una conversación sobre su responsabilidad con la verdad y su compromiso con las víctimas. Se trata de Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, quien fue el último máximo comandante de las extintas Farc, y Salvatore Mancuso, antiguo comandante de las Autodefensas Unidas de Colombia.

A través de una llamada telefónica, que dio a conocer el hoy partido Comunes, durante 12 minutos conversaron Londoño y Mancuso, el primero en medio de un pleno del partido político que hoy preside y el segundo ad portas de regresar a Colombia luego de purgar en Estados Unidos una pena por narcotráfico. “Salvatore, mucho gusto poder saludarlo”; con esas palabras inició el exjefe guerrillero una conversación que en otros tiempos podría parecer inverosímil. Si bien no es la primera vez que ambos hablan por teléfono - pues ya lo habían hecho en julio pasado a través del gestor de paz Álvaro Leyva - esta sí es la primera vez que la conversación se hace de manera pública, pues quedó grabada en su totalidad.

Lea: Mancuso y “Timochenko” hablaron por primera vez sobre la verdad del conflicto

“Cada uno tenemos una partecita de la verdad de lo que nos pasó en este conflicto y necesitamos esa verdad, esa parte que usted tiene y necesitamos que la JEP lo escuche, necesitamos que la Comisión de la Verdad también lo escuche, porque es así de la única manera que podemos construir ese monstruo que fue la guerra en Colombia a través de la parte que tiene cada uno en este rompecabezas”, le dijo Londoño a Mancuso, no sin antes manifestarle su preocupación por el hecho de que su vida corra peligro: “Lo más seguro es que van a buscar silenciarlo, van a buscar matarlo y eso nos toca preeverlo”, le dijo al exjefe paramilitar.

En esa llamada, Mancuso le pidió explícitamente a Rodrigo Londoño que pueda concertar un espacio en el que los dos puedan contarle a la Comisión de la Verdad sus verdades sobre la guerra. “Recurro a su buena voluntad y lo autorizo para que en lo que concierne a mi, adelante todas las gestiones para lograr que pueda dar esa verdad sobre esos temas en la Comisión de manera conjunta”, le dijo.

Y es que, según esa conversación, para ambos resulta evidente que actores del Estado que tienen relación con el conflicto aún tienen pendiente contar la verdad y que en particular Mancuso plantea hablar de esas responsabilidades que hasta hoy no se han esclarecido. “Quieren que llegue a una cárcel a Colombia para torturarme, asesinarme y así silenciarme definitivamente: desafortunadamente mis verdades han sido y siguen siendo muy incómodas, involucran la responsabilidad del Estado y a personas de connotación nacional”, sostuvo el exjefe.

“El Estado no puede, como en mi caso, reclutarme, armarme, entrenarme, participar conjuntamente con nosotros en muchas de esas acciones, y luego que ese mismo Estado sea el que nos juzgue”, reclamó Mancuso.

Al respecto, Londoño defendió el Sistema de justicia transicional que se pactó en La Habana y aseguró que precisamente por eso se había establecido que el Estado no podía ser juez y parte, pues también fue un actor dentro de la confrontación.

Le recomendamos: El asesinato de Kimy Pernía fue un crimen de Estado: Salvatore Mancuso

Que Mancuso pueda acceder a la JEP también salió al aire durante la conversación, como lo ha buscado ya desde hace varios meses. “Yo creo que es necesario que la JEP nos permita a todos los actores del conflicto acceder a esta jurisdicción especial para la paz para que contemos de manera publica esa verdad completa, para reconstruir esa verdad (...) para reconocer esa verdad sin pretender eludir esa responsabilidad como ha sucedido con el Estado colombiano y tantas personas y así evitar seguir padeciendo los rigores de la guerra, de la violencia”, dijo el exjefe paramilitar. Sin embargo, hasta ahora la JEP le ha mantenido cerrada la puerta a que antiguos paramilitares comparezcan ante ella, pues ese grupo armado ya tuvo una justicia diseñada para ellos en la ley de Justicia y Paz.

Londoño recibió en buenos términos la petición de Mancuso y se comprometió a llevarla a buen puerto. “Vamos a hacer lo máximo posible para que esta verdad, esta parte de ese rompecabezas, la pueda conocer el pueblo colombiano, las víctimas y nos trace el camino para una verdadera reconciliación y poder construir la Colombia que queremos en paz”, afirmó. “Es nuestro deber, un deber moral, un deber ético y un deber ante las víctimas; ese es el camino y me encanta Salvatore saber que estamos coincidiendo y que unimos esfuerzos para seguir avanzando en este compromiso, no va a ser fácil, pero aquí estamos”, añadió Rodrigo Londoño.

“Mi ilusión es poderle en cualquier momento de manera presencial darle la mano y darle un abrazo de reconciliación y de compromiso con la paz de Colombia”, cerró el exjefe guerrillero la llamada.

Esta conversación se conoce precisamente días después de que el presidente de la Comisión de la Verdad, el padre Francisco de Roux, invitara públicamente a Salvatore Mancuso a acudir a esa comisión a contar las verdades que tiene pendientes. “Quiero decirle públicamente a Mancuso, como presidente de la Comisión de la Verdad que cuándo quiere que hablemos, dónde quiere hablemos, a qué hora. Estoy dispuesto a ir donde sea, nosotros si queremos que esto empiece. Pero no me lo mande decir por tercera persona, para nosotros es importantísimo lo que usted quiere decir. Estamos buscando a responsables que tengan el coraje de decir la verdad, no nos debe dar miedo de la verdad. La verdad debe generar esperanza, y con esto no invito al odio y ni a los señalamientos, esto es necesario para que comprendamos que eso no puede seguir pasando”, dijo el padre De Roux en entrevista con la periodista María Jimena Duzán.

En esa misma entrevista, el padre había saludado la comunicación telefónica que sostuvo Mancuso con el equipo de la Comisión de la Verdad en octubre de 2020 en la que hizo un reconocimiento del asesinato del líder indígena Kimy Pernía y contó que su cuerpo había sido arrojado al planchón de Callejas, en Tierralta (Córdoba). Ese encuentro preliminar con la Comisión de la Verdad, esa invitación explícita del padre De Roux y esta nueva llamada con Rodrigo Londoño parecieran hacer inminente la contribución de Salvatore Mancuso al esclarecimiento de buena parte de la verdad en la guerra, que hasta ahora ha permanecido en la sombra.

Aquí está el audio completo de la llamada telefónica de 12 minutos que sostuvieron Salvatore Mancuso y Rodrigo Londoño:

Comparte en redes: