Tranquilandia: un laboratorio de la guerra

Así fue la destrucción de Tranquilandia, el mayor laboratorio de cocaína del continente, cuyo dueño, el cartel de Medellín, en cabeza de Pablo Escobar, asesinó a cientos de campesinos del Meta y Caquetá para imponer su cultura mafiosa. Luego mató a ministros y periodistas que denunciaron el campamento y propiciaron que la Fuerza Pública destruyera este emporio del narcotráfico en marzo de 1984. Desde entonces, la guerra contra la mafia sigue viva.