Por: Christian Rodríguez

Buenos Aires (Argentina) también marchó por los líderes sociales

Hasta en Argentina se comentan las dolorosas noticias de los líderes sociales asesinados en Colombia. Por esta razón, el 26 de julio algunos colombianos y argentinos se reunieron en el centro de la ciudad para rechazar este genocidio, como lo califica Daniel Pérez, líder social de Marcha patriótica y exiliado político en Buenos Aires.

“Nada parece cambiar en Colombia”. Comenta con tristeza en medio de la manifestación Elizethere, joven lidereza y artista colombiana radicada en Buenos Aires, perteneciente al congreso de los pueblos. Y es que para las personas que se concentraron en el emblemático Obelisco, la mayoría estudiantes universitarios de posgrado, migrantes o exiliados, el problema de Colombia es como una maldición a la que no desean volver.

 
 

A las 4:00 pm, la esperanza de la patria, los jóvenes, así como Daniel y Elizethere, abrazaban los nombres de sus muertos bajo un cielo y una bandera que no son los suyos pero que les ha garantizado derechos como la educación, trabajo y sobre todo la vida, la cual ya hubieran perdido en Colombia por pensar o ser diferentes.

Ni siquiera el frio porteño pudo contener el sin sentido de la esperanza. Pero, como de absurdos está hecho el mundo, recitaba el poeta, aún existe la ilusión para estos jóvenes de que en Colombia se respete la diferencia, la vida, y sean ellos mismos los protagonistas de su destino, de lo que tanto hablaba el difunto Jaime Garzón.

Hubo banderas de Colombia, música folklórica, poesía, diversas proclamas de organizaciones. Cada quien ayudaba a sostener el listado gigante de los líderes asesinados, y quienes no, la imagen de alguno de estos. Así que, el espíritu de la concentración fue hacer memoria y rechazar el olvido, aunque la embajada colombiana brillara por su ausencia.

El tiempo se fue volando, y pronto las dos horas de concentración entre saludos y proclamas fue clausurado por un aguacero, no sin antes haber llamado la atención de turistas de todo el mundo que preguntaban si en realidad existía un país llamado Colombia que asesinaba a sus mejores hombres y mujeres por proponer un nuevo país. No faltó quien dijera que la paz fue un cuento barato firmado entre cúpulas pero sin pueblo, el mismo que están asesinando.

 
 

 

873182

2019-07-27T17:39:17-05:00

column

2019-07-27T17:42:16-05:00

sforero_256343

colombia2020

Buenos Aires (Argentina) también marchó por los líderes sociales

67

2976

3043

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Christian Rodríguez

Por guerrillero, negro y marica  

La guerra comenzó por casa

Al flautista de la guerra colombiana

En Cúcuta la paz es un cuento de terror