Por: Rutas del Conflicto

¿Por qué quieren ocultar las memorias de la violencia contra los sindicalistas?

Por Juan Gómez, periodista en Rutas del Conflicto.

El informe que el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) no quiso lanzar en público será presentado mañana, martes 28. Entre las 9am y 12am, en la Universidad del los Andes, varios sindicalistas socializarán el informe de memoria histórica y la crónica ilustrada: "Y a la vida por fin daremos todo: Memorias de las y los Trabajadores de la Agroindustria de la Palma de Aceite en el Cesar, 1950-2018", sobre la violencia sindical relacionada con las empresas de palma.

En la tarde, desde las 5:30pm, el Centro de Memoria, Paz y Reconciliación sostendrá un conversatorio con estos sindicalistas y otras organizaciones de la sociedad civil sobre la construcción de memoria más allá de la institucionalidad.

Es esperanzador que distintas organizaciones de la sociedad civil se unan para lanzar un informe que denuncia las violaciones de derechos humanos en contra de los sindicalistas, como las ejecuciones extrajudiciales, las masacres y el desplazamiento que sufrieron los pobladores de San Alberto, en el Cesar. Sin embargo, esa necesidad de organización nace de un incumplimiento del deber de memoria del Estado.

En una carta revelada por Colombia 2020 a principios de abril, Darío Acevedo, director del CNMH, le comunicó al sindicato Sintraproaceites y a la organización de víctimas Fundesvic, abanderados en la producción del informe, que el lanzamiento del mismo no se había programado y que su planeación “muy probablemente” no sería priorizada. Así mismo, Acevedo escribió que “lo anterior no debe entenderse como óbice [obstáculo]” para que se avanzara en su difusión.

La carta está fechada el pasado 26 de marzo. Acevedo pudo haber cambiado de opinión últimamente, pues a mediados de mayo, una vez enterado de la existencia del evento para lanzar el informe qué él debía difundir, decidió enviar réplicas de protesta. Le escribió cartas tanto a la Universidad de los Andes como a otra de las organizaciones que apoya la iniciativa, reclamando que se estén organizando estos espacios sin haber informado al CNMH y les invitó a reunirse para aclarar las cosas.

Darío Acevedo le había manifestado explícitamente a los sindicatos y a las organizaciones de víctimas que no iba a hacer el lanzamiento, según estas, ahora él no tiene razones para exigir que lo incluyan. Acevedo les había motivado a “avanzar en el proceso de difusión” autónomamente y parece que ahora, cuando están en eso, ya no estaría tan convencido.

El CNMH argumenta que cumplió con la publicación del informe, que se dio por cierto antes de la llegada del actual director, y que ya no es parte de su política hacer lanzamientos públicos. ¿Qué le preocupa con que el informe sea difundido?

Este documento recopila las memorias y vivencias de los trabajadores agrícolas en varios pueblos del sur del Cesar y es un insumo fundamental para entender las relaciones entre la violencia antisindical y la expansión de las empresas de la palma. La publicación revela que entre 1971 y 2018 fueron asesinados 95 de esos líderes sindicales y explica los detalles y el contexto de la violencia en contra de las víctimas.

Acevedo, sin embargo, no fue el único que reclamó. Fedepalma —gremio que agrupa a los cultivadores de palma de aceite— también contactó a los organizadores del evento para exigir allí un espacio y dar su versión de lo ocurrido. Los protagonistas del informe prefieren que ese diálogo se dé en otro espacio y que el lanzamiento sea dedicado al reconocimiento y a la dignificación de sus memorias.

Desde esta coalición de la sociedad civil hacemos un llamado ante las alarmantes decisiones del CNMH por desconocer la difusión de las memorias de las víctimas como un derecho y un deber y por menoscabar los esfuerzos de la sociedad civil que busca reconocerlo.

No reconocer estas memorias, ocultarlas, es utilizarlas como una estrategia para el olvido.

862980

2019-05-27T16:00:45-05:00

column

2019-05-28T11:41:57-05:00

nherrera_250619

colombia2020

¿Por qué quieren ocultar las memorias de la violencia contra los sindicalistas?

81

4131

4212

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Rutas del Conflicto

Pagar por la fuerza y la justicia

Sin armas, pero contra el reloj