Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 2 horas

“El horror no se puede repetir”: Bertha Fríes al presidente Duque

Para muchas víctimas como Fríes, el jueves pasado volvió a sentir las cicatrices de la guerra que le dejó el atentado al club El Nogal de Bogotá, el 7 de febrero de 2003, perpetrado por la entonces guerrilla de las Farc. Su testimonio.

Centenares de colombianos han desfilado por las instalaciones de la Escuela General Santander para rendir un homenaje a las víctimas del atentado del 17 de enero.AFP

El jueves pasado el horror se volvió a tomar la capital del país, esta vez con el atentado a la Escuela de Cadetes General Santander, que dejó un saldo de 21 muertos y más de 60 heridos. Para muchas víctimas, como Bertha Lucía Fríes, ese día volvió a sentir las cicatrices de la guerra que le dejó el atentado al club El Nogal de Bogotá, el 7 de febrero de 2003, perpetrado por la entonces guerrilla de las Farc.

Recordó el estallido del carro bomba, las 36 personas que murieron y los más de 198 heridos que desfilaron en las ambulancias, como ella, para continuar de ahí en adelante varios años de vida dolorosa. Por eso, comenta Fríes, “esto no nos puede cercenar a los colombianos el derecho a la paz”.

Lea también: Estas son las víctimas del atentado a la Policía

Fríes, quien sufrió muchas lesiones en todo su cuerpo, estuvo durante ocho años en Estados Unidos en recuperación y aún guarda en su memoria el horror de la guerra, pide al Gobierno de Iván Duque escuchar a todos los sectores para diseñar estrategias y construir una cultura de convivencia y reconciliación. Empresarios, políticos, etnias, víctimas y a la sociedad en general, lo cual permita defender la vida y la paz. “Señor presidente, hay que romper la polarización ya. No podemos permitir que sigan asesinando a líderes sociales y que el terrorismo se tome de nuevo al país”, puntualizó.

A Edgar Bermúdez también le sacudieron el cuerpo las noticias del atentado atribuido al ELN.  Perdió su vista y su cara quedó desfigurada después de ser víctima de una mina antipersona de las Farc. A pesar de estas secuelas de la guerra, este expolicía no guarda rencor y es el primero en advertir que, en estas situaciones de violencia, lo primero que se debe hacer es promover el diálogo.

“No hay que darse por vencido en estos procesos de paz. Es un conflicto de más de 50 años. Es usual que siempre sucedan acciones violentas en medio de estas negociaciones, pero hay que buscar puntos de encuentro y acordar requisitos en la mesa. Hay que retomar las conversaciones”, señaló Bermúdez.

Para este psicólogo, no se trata de que el Gobierno Nacional se doblegue ante un grupo al margen ley, sino de la urgencia de parar la violencia que sigue aumentando sin cesar la larga lista de víctimas. “Yo no digo que no sientan dolor. Es natural, yo también lo viví. Pero hay que buscar la manera para acabar con el sufrimiento, para que nadie vuelva a tener las cicatrices que llevamos las víctimas”, agregó.

Lea también: Las cinco noticias falsas que dejó el atentado en la Escuela General Santander de Bogotá

Es importante, según Bermúdez, cambiar el chip violento: “Los colombianos naturalizamos la violencia. No es normal asesinar a un ser humano. No es normal dejar a unos hijos sin padres. No es normal robar a un joven porque piense diferente. Se necesita de una intervención profunda”.  Pero para ello, advierte, se necesita de la memoria, que no se construye con museos, sino promoviéndola en la educación, sobre todo en las nuevas generaciones. Por eso, así como Fríes, también le pidió al presidente Duque retomar los diálogos, en los que no dudaría en contribuir.

Para el próximo domingo se ha convocado a la sociedad civil a salir a las calles a rechazar el terrorismo. Fríes, como víctima del atentado a El Nogal, promotora de la reconciliación y de espacios de convivencia en los territorios, cree que estas movilizaciones no deben personalizarse y, por el contrario, buscar puntos de unión a pesar de las diferencias.

 

últimas noticias