‘Esencias de la montaña’, el proyecto que lideran exguerrilleras en Antioquia

Noticias destacadas de País

En el ETCR de La Plancha, ubicado en Anorí, un grupo de 27 excombatientes de las Farc empezaron un emprendimiento de productos de aseo orgánicos, elaborados con insumos naturales como miel, sábila y hierbas medicinales. Con este proyecto esperan abastecer a los hogares de la región y buscar una salida económica para las mujeres.

En Antioquia, las exguerrilleras de las Farc empezaron a soñar con oportunidades más allá de las armas. En el Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación (ETCR) de La Plancha (Anorí), un grupo de 27 mujeres y tres hombres iniciaron un nuevo proyecto ecológico. Se trata de ‘Esencias de la montaña’, una iniciativa que busca producir y comercializar productos de aseo con materiales orgánicos.

La idea nació de una de las mujeres excombatientes del ETCR, quien en medio de un encuentro les dijo: “¿Por qué no montamos un proyecto de productos de aseo personal y para el hogar?”. A las demás les quedó sonando y empezaron a trabajar lanzando más ideas y buscando fuentes de financiación. El aspecto diferenciador del proyecto radica en que la base de los productos son insumos naturales que se producen en el mismo ETCR, como miel de abejas, sábila y hierbas medicinales.

Con el proyecto en mano, lograron aplicar a una oferta de financiación de la la Organización Internacional de Migraciones (OIM) y se la ganaron. Luego, aplicaron a una convocatoria con enfoque ambiental de la Embajada de Francia en Colombia, y también obtuvieron el primer puesto. Asimismo, tocaron puertas con algunas ONG, hasta que PASOColombia, una organización que apoya los proyectos de construcción de paz, también decidió apoyarlas.

En total, los recursos que han logrado recaudar hasta el momento alcanza los 83 millones de pesos. Con esa suma empezaron y contrataron a una profesional en química para que las asesorara. También se capacitaron en talleres del SENA y otros de la OIM, en los que aprendieron tanto la teoría como la práctica que sostendría el proyecto y que materializará sus sueños.

Entre los productos que planean comercializar a principios de marzo están: gel antibacterial, shampoo de miel y romero, jabón sólido corporal y limpiador de pisos. Este es solo el catálogo inicial, ya que esperan que a penas el proyecto empiece a marchar y dé los resultados que ellas esperan, ampliarán la gama de productos.

Luz Omaira Agudelo, una de las mujeres que lidera el proyecto, asegura que el papel del comité de género del ETCR de La Plancha ha sido fundamental tanto para ellas como para el proyecto. “Nosotras venimos trabajando con el partido de las camaradas porque ellas son profesionales en el tema de género. Aprendemos sobre las violencias basadas en género y se ha trabajado no solo en el ETCR sino también con las comunidades. Nosotras en la parte económica estamos buscando que las mujeres se financien ellas mismas, que sean independientes. Por eso pensamos este proyecto que es muy viable para el sustento de las mujeres”.

En gran medida por eso el proyecto es tan importante, pues las mujeres que lo integran se han convertido en generadoras de empleo, de sustento para las familias y de apoyo comunitario. Sin embargo, Luz Omaira relata que ha sido difícil avanzar no solo con ‘Esencias de la montaña’, sino con otros proyectos que han sido frenados por la dificultad para acceder a la tierra, mantener condiciones dignas de vida y asumir roles de cuidado como madres.

“A las personas y países internacionales que quieren apoyar a los proyectos productivos les pedimos que no dejen solos, que pese a las dificultades no nos dejen de apoyar porque si hemos decaído es por el tema de la tierra y de la vivienda porque nosotros no estamos viviendo en condiciones dignas. ‘¿Donde dejo al niño mientras trabajo?’ nos preguntamos, si en una casa o donde la vecina. En fin, hay muchos proyectos pero no hay tierra para desarrollarlos, por eso este proyecto se ha detenido, ya era que estuviéramos adelantadas, pero a principios de marzo empezaremos a comercializar los proyectos y esperamos ampliar la gama más adelante”, explica.

Una de las preocupaciones que embarga a Luz Omaira y a sus compañeras del ETCR es el asesinato de excombatientes y de líderes sociales. Ella está viviendo en uno de los departamentos más violentos en esta área. Desde la firma del Acuerdo de Paz hasta la fecha se registran 27 excombatientes asesinados y, en el último año, al menos 23 masacres se han cometido el departamento de Antioquia.

“El proceso de paz ha dejado muchas cosas muy buenas y valiosas, porque se han logrado proyectos que han sido muy importantes y también cabe hablar de temas de género. Antes no era común y en su mayoría, la gente no le da validez, pero es muy importante porque sacamos a visibilizar el tema de las mujeres porque en otros procesos no se dio ni se habló de este tema”, concluye Luz.

Si desea seguir este proyecto de cerca, puede seguirlos en sus redes sociales Twitter y Facebook.

De acuerdo con la Agencia Nacional para la Reincorporación y Normalización (ANR), a corte de 2020, 13.997 personas estaban acreditadas por la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, de los cuales 13.139 están en proceso de reincorporación. A la fecha, según la ANR se han aprobado 2.300 proyectos productivos que han beneficiado al menos a 6.000 excombatientes, con una financiación que alcanza los 60.000 millones de pesos.

Le recomendamos leer:

*En Cauca, excombatientes buscan tierra para sus proyectos productivos.

*Los excombatientes que fabricaron tapabocas durante la pandemia

*Los proyectos que los exguerrilleros impulsan en medio de la violencia en Cauca

Comparte en redes: