La fría posición de la OEA frente al asesinato de líderes sociales en Colombia

Aunque en el país los siguen asesinando, el secretario de la Organización de los Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo que los homicidios han reducido en un 32%, según cifras del gobierno. No obstante, la Defensoría del Pueblo se apresta a publicar un informe la próxima semana que contradice esa estadística. ¿Por qué el tema pasó de agache en la Asamblea de ese organismo en Medellín?

Pie de foto: Luis Almagro, secretario general de la OEA, junto a Carlos Holmes Trujillo, canciller de Colombia.Juancho Torres. Agencia Anadolu.

Hoy termina la versión número 49 de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realiza en Medellín desde el pasado martes, y aunque varias organizaciones sociales que participaron en esta cumbre internacional esperaban que se abordara el tema del asesinato de líderes sociales y defensores de derechos humanos en Colombia como una de las prioridades, para ellos, el tema ha pasado de agache.

El Secretario General del organismo multilateral, Luis Almagro, en sus tres intervenciones en público y una rueda de prensa inaugural que concedió a los medios de comunicación el pasado miércoles, apenas resaltó que las cifras del Gobierno muestran una reducción del 33% de los homicidios y que el fenómeno solo se concentra en el 4% del territorio nacional, “lo cual prácticamente ha dejado libre de este flagelo al 95% del país”. 

Lea también: Everth Bustamante no fue elegido en la CIDH: estos son los nuevos comisionados

Las cifras que dio Almagro corresponden al informe publicado en mayo pasado por el Gobierno de Iván duque y el cual el Presidente también entregó durante su gira internacional por varios países de Europa. No obstante, dichas cifras discrepan con las que tiene la Defensoría del Pueblo. De hecho, Colombia2020 conoció que la entidad del Ministerio Público dará a conocer un informe la próxima semana donde contradice estos datos. 

Así, por ejemplo, mientras el Gobierno afirma que en 2018 fueron asesinados 114 defensores de derechos humanos, la Defensoría registró 178, lo que equivale a una diferencia de 64 casos. Igual discrepancia hay con la cifra de este año. Según el Ejecutivo, los homicidios fueron 22 a mayo de 2019, mientras que la Defensoría tiene un reporte de 42 asesinatos. 

El Defensor del Pueblo, Carlos Alfonso Negret, quien ha participado activamente en la Asamblea General, criticó la posición del secretario Almagro frente a esta situación y dijo que todo no puede ser la crisis de Venezuela y Nicaragua. Para el funcionario, la situación de los líderes en el país no debe reducirse a simples cifras: “En estos eventos, con buen aire acondicionado tenemos que decirnos las verdades. Entonces uno se pregunta: ¿por qué tan frio Almagro con Colombia? Él intervino en dos oportunidades y dijo que aquí se había reducido en el último tiempo el 30% del asesinato de los líderes, el problema no son las cifras, el problema es que en Colombia no se puede asesinar a ningún líder de derechos humanos o social. Él no debió incurrir en ese yerro. Pero además, nosotros si le preguntaríamos al Secretario: ¿qué estamos haciendo para resolver la situación en que está la Procuraduría de los derechos humanos en Guatemala donde el gobierno le quitó casi todos los recursos para que pudiera funcionar? ¿Qué ha hecho la OEA para acabar la guerra sistemática que tiene el Congreso de Panamá contra el Defensor del Pueblo? De manera que, debemos meternos en menos cocteles y mas en la situación humana que están viviendo estos países”.

Lea también: ¿Se podía prevenir el asesinato de María del Pilar Hurtado?

Por su parte, Gustavo Gallón, presidente de la Comisión Colombiana de Juristas (CCJ), señaló que Almagro está mal informado por el gobierno de Colombia y que las disminuciones en el asesinato de líderes sociales son episódicas y “no obedecen a acciones concretas del gobierno".  Gallón agregó que “lo cierto es que la proporción de estas muertes es sumamente alta y podemos ver que todas las semanas tenemos por lo menos dos defensores o líderes asesinados en Colombia. Eso arroja entre 80 y 100 personas al año desde el 2016”. Además cuestionó que el Gobierno se dedique a crear comisiones paralelas a las que ya existen “solo para excluir a las organizaciones y a la sociedad civil, una de ellas es la Comisión Naiconal de Garantías de Seguridad”. 

Igualmente, Diana Sánchez, directora del Programa Somos Defensores, que registra las agresiones contra defensores de derechos humanos desde hace más de una década, manifestó su desacuerdo con las declaraciones del secretario Almagro sobre los homicidios contra los defensores en Colombia: “Parece una caja de resonancia del presidente Duque sin ningún tipo de valoración y rigor. No es cierto que los homicidios hayan reducido un 33%. El Gobierno lo que ha hecho es coger unas cifras que la oficina de las Naciones Unidas aún no confirma y las lanzó sin más. Este programa calcula, sin cerrar el mes de junio, que durante este año han asesinado a 50 defensores de derechos humanos, las amenazas también se han incrementado, llevamos al menos 365 casos, así que no estamos de acuerdo con esa valoración del secretario de la OEA”.

Lea también: El pulso por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos

En la tarde este viernes, al cierre de la Asamblea, los 35 Estados miembros emitirán diez resoluciones que proyectan los temas centrales que deberán aplicar los gobiernos en sus países. Una de ellas tiene que ver con los defensores de derechos humanos, aunque no especificó la situación de Colombia. La resolución dice: “Condenar todo acto que impida o dificulte directa o indirectamente, las tareas que desarrollan las defensoras y los defensores de los derechos humanos en las Américas incluyendo actos de represalia”.

868319

2019-06-28T17:30:00-05:00

article

2019-07-09T17:25:30-05:00

ldulce_262224

colombia2020

Edinson Arley Bolaños / @eabolanos

País

La fría posición de la OEA frente al asesinato de líderes sociales en Colombia

81

6293

6374