La ONU insiste en medidas eficaces para protección de comunidades en Colombia

Noticias destacadas de País

El jefe de la Misión de Verificación, Carlos Ruiz Massieu, hizo un balance del Acuerdo Final, cuatro años después de la firma en Cartagena. Reconoció avances en la reincorporación de excombatientes y en las instituciones creadas para la implementación de lo acordado. Señaló que aún faltan tierras y oportunidades para los campesinos y más proyectos productivos y vivienda para quienes dejaron las armas.

La persistencia de la violencia es uno de los mayores obstáculos que enfrenta la consolidación de la paz en Colombia, dijo el jefe de la Misión de Verificación de la ONU, Carlos Ruiz Massieu, en la Conferencia Internacional del Acuerdo de Paz, que se celebró este sábado 26 de septiembre, en conmemoración de la firma del Acuerdo Final entre el Estado y las Farc en Cartagena.

El representante de la ONU dijo que esa persistencia del conflicto impide desplegar todo el potencial de las comunidades, los excombatientes y las instituciones para consolidar la paz. “También retrasa la implementación del Acuerdo y el cumplimiento de las expectativas de paz. Toda la ciudadanía necesita que se garantice su seguridad y haya medidas eficaces para proteger la vida de los y las colombianas. Desde la ONU insistimos en más y mejores mecanismos de prevención, protección y seguridad, muchos de ellos previstos en el Acuerdo de Paz”.

Video: “Mi principal preocupación es el asesinato de líderes sociales y excombatientes”: Eamon Gilmore

Ruiz Massieu destacó varios logros en estos cuatro años de implementación del Acuerdo Final: el cumplimiento del cese al fuego bilateral, la dejación de armas de parte de la guerrilla y su transformación en un partido político que, como fuerza de oposición, cuenta con todas las garantías para que sus propuestas sean escuchadas, un paquete normativo que sustenta el Acuerdo de Paz en la Constitución Política y que ofrece garantías para la implementación durante tres gobiernos consecutivos y unas instituciones nuevas que muestran cómo el Estado se adaptó a la transición.

Y, como lo ha hecho en otros escenarios, el jefe de la Misión de Verificación también destacó la creación de lo que llamó “un sistema innovador de justicia transicional que pone en primer lugar a las víctimas y a través del cual ya se empieza a escuchar verdades que sientan las bases para la reconciliación. Es preciso destacar que el respeto a la autonomía e independencia de este Sistema Integral continúa siendo de la más alta importancia”.

Lea: Juan Manuel Santos: “Hemos visto a los líderes de la guerrilla comenzar a reconocer sus delitos”

En un análisis sobre los cuatro años de esa primera firma del Acuerdo en Cartagena, el representante de la ONU reconoció el éxito del proceso de reincorporación en el que se mantienen más de 13.000 hombres y mujeres que hoy están al frente de proyectos productivos exitosos, que han recibido el apoyo del gobierno, del sector privado, de comunidad internacional, y de las comunidades.

Y, aunque reconoció que aun están en una etapa inicial de implementación, Ruiz Massieu saludó la creación de programas gubernamentales para beneficiar a las regiones afectadas por el conflicto para sustituir cultivos de uso ilícito, promover el desarrollo local, y proteger a las comunidades.

En la conferencia, que se desarrolló de manera virtual, el representante de la ONU dijo que la implementación es compleja, requiere tiempo, y no está exenta de dificultades. “A cuatro años se ha avanzado, pero aun nos falta un largo camino por recorrer: quienes viven en el campo necesitan tierras y oportunidades, quienes dejaron las armas necesitan más proyectos productivos, vivienda y estén libres de estigmatizaciones, que las victimas sientan plena satisfacción y sean reparadas, que las comunidades tengan protección efectiva”.

Lea también: Cuatro años de la firma de la paz: las visiones encontradas de los negociadores y el Gobierno Duque

Y recordó que el día anterior el Consejo de Seguridad de la ONU había extendido, por un año más, el mandato de la Misión en Colombia y había urgido a las partes a trabajar juntos para sostener la implementación integral del Acuerdo de Paz con el apoyo de las instituciones del Estado, la fuerza pública y la sociedad civil, sobre todo para contener la violencia en las regiones. “Lo que hemos escuchado hoy, principalmente de los protagonistas, es que esa esperanza no se puede apagar. Tenemos la responsabilidad colectiva de seguir implementado el Acuerdo de Paz, a pesar de los desafíos de hoy y del mañana”, sostuvo.

Comparte en redes: