Los proyectos productivos de excombatientes de las Farc que puede apoyar desde casa

Noticias destacadas de País

Cerveza artesanal, miel de abejas, kimonos, capas y vestidos, café y hasta hamacas y otros productos tejidos hacen parte de las iniciativas productivas de exintegrantes de las Farc que se adaptaron a la coyuntura y están trabajando por encargo. Aquí recopilamos algunos de ellos.

Varios de sus proyectos apenas estaban tomando vuelo, otros justo acababan de ser aprobados por el Gobierno Nacional y algunos ya tenían un mercado consolidado. Los excombatientes de las Farc que venían empujando sus iniciativas productivas en el marco de su reincorporación a la vida civil no han escapado a los impactos económicos generados por el aislamiento preventivo obligatorio para contener el COVID-19, que, de momento, irá hasta el próximo domingo 26 de abril a las 11:59 p.m.

Así como en Icononzo (Tolima) los excombatientes adaptaron su taller de confecciones para producir tapabocas, en otras partes del país los exguerrilleros le han dado un vuelco a sus productos y la forma de distribuirlos para que sus iniciativas sobrevivan en medio de la cuarentena. A través de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), el partido FARC y la Misión de Verificación de la ONU rastreamos algunos de los proyectos que continúan funcionando en esta coyuntura y que usted puede apoyar desde casa a través de encargos y domicilios.

(Lea: Los tres nuevos proyectos productivos aprobados de excombatientes de Farc)

Cerveza artesanal

La Trocha

Un grupo de 10 excombatientes de distintas regiones del país, en su mayoría exprisioneros políticos, se juntaron en Bogotá para sacar al mercado un proyecto que les venía rondando en la cabeza hace meses. En julio de 2019 crearon una corporación y en agosto lanzaron la cerveza artesanal La Trocha.

Para lograrlo fue fundamental el espacio que les abrieron unos jóvenes que venían fabricando la cerveza La Popular, en Ubaté (Cundinamarca), y que básicamente les enseñaron a hacer cerveza artesanal. Allí, con el apoyo de profesores del Laboratorio de Paz de la Universidad Nacional fueron perfeccionando la técnica hasta que desarrollaron su fórmula, que hoy es un estilo de cerveza Ale Porter, en pocas palabras, una cerveza negra.

Antes de que empezara la pandemia, venían distribuyendo La Trocha en bares de Bogotá como Café Cinema, Café Pushkin o Lubianka y, cuenta Alexander Monroy, habían tenido buena acogida. Ya los habían estado llamando de otros establecimientos para que llevaran su cerveza. “Coincidencialmente hace un mes veníamos hablando el tema de hacer domicilios, pero no lo habíamos concretado. Ya con esta coyuntura nos tocó meternos de lleno con eso”, cuenta.

En este momento lo mínimo que se puede encargar es un pedido de seis cervezas, con un costo de $36 mil, más el domicilio que dependiendo la ubicación en Bogotá puede costar $5 mil o $10 mil.  Puede hacer los pedidos a través del WhatsApp 350 591 2431 y sus cuentas de Twitter, Instagram y Facebook.

La Roja

Fue la primera cerveza artesanal que excombatientes de las Farc lanzaron al mercado. Primero pensaron en bautizarla ‘la Guerrillera’. Querían que la marca de cerveza que acababan de crear llevara impregnado algo de sus años en la guerra. Pensaron también en ponerle ‘Marquetalia’, el rincón histórico y fundacional de las Farc. Sin embargo, sabían que un nombre como esos generaría reticencias entre la comunidad y se decantaron por uno más neutral: ‘La Roja’.

Su cuna es el antiguo espacio de reincorporación Antonio Nariño, ubicado en Icononzo (Tolima), donde montaron el laboratorio de la forma más arcaica posible: en las mismas ollas que utilizaban para cocinar. En octubre de 2018 dieron a conocer las primeras unidades y la iniciativa cogió vuelo. En diciembre de ese mismo año las ventas se dispararon y desde entonces no habían parado de producir. Hasta ahora.

(En Video: Así se hace La Roja, la cerveza fariana)

“Hace 25 días no vendemos una botella”, dice frustrado Nicolás Hurtado, o ‘Carlos Alberto’ como lo conocieron en la guerra. Antes de que la pandemia empezara, venían vendiendo unas 15 cajas semanales (cada caja tiene 24 botellas) principalmente a bares de Bogotá. Como los bares cerraron por la coyuntura, sus ventas se fueron al suelo. Hoy, sin embargo, decidieron apostarle a los domicilios y hacen entregas en cualquier parte de Bogotá.

Para pedidos puede comunicarse al 313 418 9386. Lo mínimo es un paquete de seis cervezas, por un costo de $36 mil. También están en Facebook, Twitter e Instagram

Kimonos, capas y vestidos

Como lo contó Colombia2020, el taller de confecciones de la cooperativa Tejiendo Paz, de Icononzo, está volcado a la elaboración de tapabocas para atender la emergencia por el COVID-19, que distribuyen en zonas aledañas al espacio de reincorporación. Sin embargo, de la producción que venían haciendo antes de la pandemia tienen mercancía en Bogotá que pueden entregar a domicilio.

Se trata de Kimonos, capas, vestidos y blusas que han fabricado de la mano con Manifiesta Colombia, un emprendimiento de jóvenes egresadas de Ciencia Política de la Universidad Nacional. Ángela Herrera, una de ellas, define esa relación como “una alianza solidaria entre jóvenes profesionales y excombatientes de las Farc a través de la moda”. Este emprendimiento y la cooperativa fueron quienes organizaron el desfile de modas en plena Universidad de los Andes, en septiembre de 2019, que bautizaron como PAZarela.

(Lea también: Hagamos la moda y no la guerra: primer desfile de excombatientes de las Farc

En medio de la pandemia, la semana pasada el Consejo Nacional de Reincorporación aprobó el proyecto de la cooperativa Tejiendo Paz, que agrupa 22 excombatientes, y que tiene un costo de $440 millones. De esos, $90 millones serán aportados por la cooperación internacional y $176 millones por el Gobierno Nacional. El resto corresponde a las máquinas y la materia prima gestionadas por ellos, con las que han venido trabajando desde 2017.

Para hacer pedidos de ropa puede comunicarse con Ángela Herrera a través de WhatsApp 313 355 2691. O a través de su página de Instagram

También puede donar para que los excombatientes continúen haciendo tapabocas en Icononzo, a través de la plataforma Vaki, en este enlace.

Hamacas y productos tejidos

Está ubicado en Cimitarra (Santander), pero hace envíos a todo el país. Libardo Antonio Leguizamón es un excombatiente de las Farc que anduvo por Boyacá y Casanare en época de guerra y que se asentó en ese municipio santanderano para avanzar en su tránsito a la vida civil. La alternativa que escogió: tejer.

Su proyecto ya fue aprobado por el Gobierno Nacional y recibió los $8 millones estipulados en el Acuerdo de Paz. Actualmente fabrica hamacas, ponchos, bolsos y correas con distintos hilos y telas y de ello dependen sus ingresos. Por eso, a pesar de la cuarentena no ha parado de producir y dice que puede despachar pedidos a cualquier ciudad de Colombia. Particularmente está concentrado en elaborar hamacas y, teniendo en cuenta la coyuntura que obliga a estar en casa, podría ser una buena idea para hacer más ameno el aislamiento.

Para pedidos pueden comunicarse directamente con él a través de WhatsApp 322 717 2158.

Miel de La Montaña

En el antiguo espacio de reincorporación de Anorí, en el nordeste antioqueño, 22 excombatientes de las antiguas Farc escogieron la apicultura como su forma de reincorporación a la legalidad.

Con el apoyo de la Fundación Paso Colombia crearon la marca Miel de La Montaña y hoy hacen envíos a nivel nacional. En esta coyuntura habían agotado sus existencias, pero en cuestión de días ya empezarán a despachar de nuevo. La miel viene en presentaciones de 280 gr por un valor de $18 mil y 570 gr por un valor de $25 mil.

Para pedidos puede escribirles al WhatsApp 305 346 4079 o a través de sus cuentas en Facebook, Instagram y Twitter.

Combos

Si está interesado en adquirir más de uno de los productos que continúan fabricando los excombatientes de las Farc, una buena alternativa es Amor a Tiempo, un emprendimiento también de excombatientes, que nació para distribuir en las ciudades lo que se producía en los espacios de reincorporación y en distintas regiones del país.

En este momento, por ejemplo, tienen cinco variedades de café elaborados por excombatientes: Café Maru, de Mesetas (Meta); Alto, del Macizo colombiano; San Pedro, del Tolima; Paramillo, de Antioquia; y Esperanza, del Cauca. De igual forma comercializan las cervezas La Trocha, La Roja, Natural y Cazique, estas dos últimas vinculan también a víctimas del conflicto y campesinos. Para encargos, les puede escribir al número 304 328 6645. 

De igual forma, el Bar Lubianka, que ha sido aliado en la comercialización de los productos de excombatientes de las Farc, lanzó para esta coyuntura el Combo de La Paz, compuesto por una Trocha, una Roja y una libra de café de alguna de las marcas de los excombatientes. Para pedidos puede escribirles al 312 439 0860 o a través de su página de Facebook.

Tapabocas

Varios de los talleres de confecciones que operaban en antiguos espacios de reincorporación se volcaron a hacer tapabocas de cara a la coyuntura, como lo hicieron en Icononzo. Asimismo, por ejemplo, los excombatientes de Confecciones La Montaña, de Anorí, que normalmente hacían maletas, equipos y ropa de montaña también se pusieron a la tarea. Como ellos, también siguieron ese camino los excombatientes en Tierra Grata, Cesar.

Si bien la mayoría de esas iniciativas de fabricación de tapabocas son para uso interno y de comunidades aledañas a los espacios territoriales, hay otros casos en que los han habilitado para la venta a través de envíos. Por ejemplo Carmenza Gómez*, una excombatiente de las Farc asentada en Ibagué (Tolima), cuyo proyecto productivo de confecciones había sido aprobado hace solo dos meses. Con el aislamiento de la pandemia, quedó represada la mercancía que había producido, en su caso camibusos, y ahora está utilizando la misma maquinaria para producir tapabocas. Le agregó también guantes y geles antibacteriales. Actualmente puede hacer envíos a nivel nacional tanto de los tapabocas como de los camibusos que ya había producido. Para encargos, su línea de contacto es: 323 293 2775.

*Nombre cambiado por seguridad.

Economía solidaria y donanciones

Por eso, mientras unos promueven las ventas por redes sociales o sus páginas web, otros, están dispuestos a tejer redes de solidaridad para vender productos a mejor precio, no solo de excombatientes, sino también de campesinos de diferentes regiones del país: “En este momento tenemos en Bogotá 400 libras de queso que vienen de las manos de campesinos del Páramo del Sumapaz, la idea es que personas del común puedan adquirirlo a precio de costo. Y así potenciar la economía de las zonas alejadas", dijo el consejo administratico de Ecomún, la herramienta que surgió tras el Acuerdo de Paz para la reincorporación económica de los excombatientes.

El objetivo de esta iniciativa, es que estos intercambios se realicen entre productores de Zonas de Reserva Campesina (ZRC), Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación (ETCR), Nuevas Áreas de Reincorporación (NAR), con organizaciones solidarias en las diferentes ciudades del país. Otro objetivo con esta iniciativa, es que las personas que adquieran el producto también puedan hacer una donación. "Con esta ayuda solidaria, Ecomún se encargará de dar los productos a las personas u organizaciones sociales que lo requieran. Esta iniciativa es de suma importancia porque está basada en el principio de solidaridad y soberanía alimentaria", expresaron las directivas de Ecomún. Para los interesados en participar de esta iniciativa puede llamar o comunicarse vía WhatsApp al 3209095126.

Comparte en redes: