Los rostros y luchas de los líderes sociales asesinados en lo corrido del 2020

Noticias destacadas de País

Según cifras de la organización Somos Defensores, en este primer trimestre del año han sido asesinados 36 líderes y defensores de derechos humanos. No obstante, la directora del programa advierte que esa cifra podría aumentar a 60, porque faltan una serie de casos por verificar. Un homenaje a sus vidas en el Día Nacional por la Memoria y Solidaridad con las Víctimas.

En el sistema de información de la organización Somos Defensores se registraron 62 homicidios contra líderes sociales en todo el país en el primer trimestre del año. No obstante, a la fecha solo han verificado los 36 casos que presentamos en esta publicación, es decir, de los que tienen certeza que corresponden a personas que ejercían algún tipo de liderazgo en sus comunidades. Ambas cifras son, sin duda, escandalosas, pues, de llegar a comprobarse que todos los reportados son líderes, este sería el número de homicidios más alto después de la firma del Acuerdo de Paz, entre el Gobierno y las Farc. 

En el mismo periodo de 2017 Somos Defensores registró el homicidio de 20 defensores, en 2018 fueron 46 y en el primer trimestre de 2019 la cifra descendió a 25. No obstante, para los investigadores de dicha organización, lo preocupante de la situación es que este año se están ejecutando muchas de las amenazas que se incrementaron inusitadamente el año anterior. Por ejemplo, entre enero y marzo de 2018 se registraron 84, mientras que, en el mismo tiempo, pero de 2019, la cifra llegó a 207. La teoría del informe de Somos Defensores, que saldrá en las próximas semanas, es que las amenazas se están materializando.  

De otro lado, la organización Indepaz ya registró 72 homicidios contra líderes en los primeros tres meses del año. Para dimensionar la gravedad del asunto, el representante de la Alta Comisionada de la ONU para Derechos Humanos, Alberto Brunori, mencionó en las últimas horas que dicho organismo ha verificado 14 casos de defensores asesinados en el país y que aún faltan 42 registros por certificar.

Al margen de las cifras, en este Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas del conflicto armado, que se conmemora oficialmente desde el año 2012, Colombia2020 rinde un homenaje a quienes, a pesar de haber luchado por la paz de Colombia, murieron después de un Acuerdo de Paz que en este 2020 cumplirá cuatro años de vigencia. ¿Quiénes son? ¿Por qué los mencionan casi a diario cuándo los asesinan? Aquí también presentamos los rostros de quienes alguna vez posaron para una fotografía, o sus símbolos, que igualmente representan a sus comunidades. Conozcámoslos.

(También lea: Los 10 líderes sociales a los que una jueza urge proteger

ANTIOQUIA

Amado Torres, quien tenía 49 años, era líder social de la vereda La Miranda, en San José de Apartadó (Antioquia). Su cadáver fue trasladado en una hamaca debido a la negativa de la Policía Judicial para hacer el levantamiento. El 29 de febrero, hombres fuertemente armados y vistiendo prendas de uso privativo de las Fuerzas Militares, ingresaron a su vivienda en esa vereda y lo asesinaron.

Mientras tanto, en este mismo departamento, pero en la zona rural de Tarazá (Antioquia), el 3 de marzo desapareció el vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Puerto Antioquia, William Ramiro Montoya. Tres días después, las autoridades informaron que su cuerpo fue hallado con signos de tortura flotando en el río Cauca.

Ese mismo 19 de marzo, pero en horas de la mañana y en el oriente de Antioquia, Ángel Ovidio Quintero González, presidente del Concejo del municipio de San Francisco, sufrió un atentado de parte de hombres que lo atacaron con armas largas. Según los testimonios de la zona, en horas de la tarde fue encontrado su cuerpo por las autoridades entre las veredas La Pailania y La Tolda.

BOLÍVAR

Durante 10 años Carlota Isabel Salinas Pérez fue una de las líderes más importantes de la Organización Femenina Popular de Colombia (OFP), en el municipio de San Pablo (Bolívar). El 24 de marzo pasado, hombres armados la sacaron de su vivienda ubicada en el barrio Guarigua y una vez afuera, procedieron a dispararle. Su pareja también fue desaparecida el día del asesinato.

BOYACÁ

Libardo Arciniegas tenía 52 años y era el tesorero de la Junta de Acción Comunal de la población de Pachacual. Arciniegas, líder social en esta zona rural del el Cocuy (Boyacá), recibió los impactos de bala en la puerta de su casa donde murió al instante.

CAUCA

Virginia Silva tenía 71 años cuando sujetos desconocidos llegaron hasta su casa, ubicada en la vereda La Palma, en el municipio de Belalcázar, y le propinaron dos disparos. Según autoridades indígenas de la región, la víctima había recibido mensajes de amenaza de muerte de parte de los grupos armados que cometieron el crimen. Era comunera del resguardo de Belalcázar y su homicidio se cometió el 7 de enero pasado.

Nelson Enrique Meneses Quiles, quien era integrante de la Asociación Campesina de Inzá Tierradentro (ACIT) y del Movimiento Marcha Patriótica, fue asesinado el 10 de enero en la vereda Yarumal del municipio de Inzá, en el oriente del Cauca. Los armados llegaron hasta su casa a las 7 de la noche y lo tendieron en el piso para propinarle diez tiros de fusil. Los hechos ocurrieron en presencia de su esposa y su hija.

Javier Girón Triviño tenía 54 años el día que lo mataron en zona rural de Santander de Quilichao (Cauca). Fue asesinado a las 6 de la mañana mientras se encontraba en un local comercial. Un hombre desconocido, y vestido de civil, entró al sitio y le disparó en tres ocasiones. Era guardia indígena del pueblo nasa en el norte de ese departamento.

Los hermanos Albeiro y Luis Hugo Silva Mosquera fueron asesinados el 16 de febrero en horas de la noche en Miranda (Cauca). Un grupo de hombres desconocidos, que se movilizaban en motocicletas, se aceraron a los líderes campesinos y les dispararon. Ante el hecho, la guardia indígena que estaba esa noche en el lugar reaccionó y uno de sus integrantes resultó herido. Ambos eran dirigentes de la Zona Reserva Campesina de Miranda y participaron en la minga social por la defensa de la vida en el Cauca.

El 27 de febrero pasado, a orillas del río Cauca, en el norte de ese departamento, apareció el cuerpo sin vida del líder sindical Luis Mario Tálaga Wallis, quien desapareció el 20 del mismo mes. Vivía en Puerto Tejada, era cortero de caña en Incauca Consecha e integrante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Agropecuaria.

Jorge Macana de 55 años fue el otro líder confirmado por la organización Somos Defensores, quien murió luego de que desconocidos fueran hasta su casa, en la vereda Playa Rica del municipio del Tambo, y le propinara varios disparos. Era integrante de la Mesa Departamental de Sustitución de Cultivos de Uso Ilícito y promotor del proyecto de la planta Sacha Inchi como una alternativa para la sustitución de cultivos de hoja de coca en la región.

Alexis Vergara era delegado ante la asamblea del Sindicato de Trabajadores del Ingenio La Cabaña. El pasado 8 de marzo, recibió tres disparos de hombres desconocidos que se acercaron al corte de trabajo donde estaba el líder afrodescendiente en zona rural de Caloto, en el norte del Cauca. La Federación de Trabajadores del Valle del Cauca (Fegtravalle) informó que Vergara trabajaba como quemador de caña de azúcar en dicha municipalidad donde fue encontrado su cadáver.

CHOCÓ

El 9 de enero de este año, se reportó también el homicidio del líder indígena Anuar Rojas Isarama, quien fue extraído de su vivienda en Nuqui y luego asesinado frente a la comunidad. Rojas era guardia indígena del Pueblo Embera Dóbida.

El 16 de enero de este año, también se conoció el homicidio del líder del Consejo Comunitario Mayor de Juntas del Tamaná, Samuel Federico Peñalosa, de 60 años y quien murió tras la incursión armada de un grupo ilegal a este caserío ubicado en el municipio de Nóvita (Chocó).

CÓRDOBA

Luis Darío Rodríguez fue asesinado el 17 de enero pasado, según informó la organización Cordobexia un día después. Rodríguez era líder de la Asociación Unión de Familias Desplazadas y Vulnerables de Tierralta (Córdoba). Su muerte se produjo en la vereda La Unión, hasta donde los sicarios llegaron para asesinarlo tras una jornada de pesca.

BOGOTÁ

El pasado 15 de marzo, en plena capital del país, fue ultimado a tiros Luis Eladio Mecha, líder del Cabildo Indígena Wounann de Bogotá. Según denunció la concejal capitalina Ati Quigua, “esta muerte se suma a decenas de nombres de miembros de las comunidades ancestrales que ven como su vida es cegada por actores que no han sido o no quieren ser identificados por parte de las instituciones”.

HUILA

Mireya Hernández Guevara había sido la tesorera de la Junta de Acción Comunal (JAC) en el barrio 20 de Julio, municipio de Algeciras (Huila). Según denunciaron habitantes de la zona, los desconocidos dispararon desde una motocicleta el miércoles 9 de enero en la noche. Hernández tenía 48 años y fue asesinada al lado de su esposo.

El líder campesino Jhon Freddy Álvarez Quinayá fue asesinado dentro de su vivienda el 11 de enero pasado. Era directivo de la Asociación de Trabajadores Campesinos de Algeciras ASTRACAL, integrante de la Asociación de Trabajadores Campesinos del Huila y miembro del movimiento social y político Marcha Patriótica. El sicario ingresó a su casa y lo acribilló con varios disparos.

El 3 marzo de este año, las autoridades informaron del homicidio del líder social Julio Gutiérrez Avilés, quien murió luego de ser atacado por sicarios en el municipio de Campoalegre, al sur del Huila. Gutiérrez era el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda El Esmero y había salido a buscar al Secretario de Planeación para socializar los trabajos de la apertura de la vía que estaba haciendo la comunidad.

NARIÑO

Jorge Humberto Alpala era líder indígena de la comunidad Los Pastos. Fue regidor y gobernador del cabildo en el municipio de Cumbal donde también ejerció como alcalde entre 2012 y 2015. El 14 de febrero pasado, el líder Alpala desapareció de la población y, tras cuatro días de búsqueda, su cuerpo finalmente fue encontrado sin vida en el municipio de Cuaspud, cerca de la cabecera municipal Carlosama, el 18 del mismo mes.

NORTE DE SANTANDER

Tulio César Sandoval Chía era el coordinador de la Asociación Campesina del Catatumbo (ASCAMCAT), integrante de la Coordindora de Cultivadores de Coca y Marihuana COCCAM y Miembro de Marcha Patriótica. Su asesinato se produjo en el municipio de Tibú, cuando hombres desconocidos llegaron hasta su casa en la vereda La Silla y le dispararon en varias ocasiones. Hacía parte del Programa Nacional de Sustitución de Cultivos de Ilícitos (PNIS).

El 26 de enero de este año, la oficina de las Naciones Unidas para los derechos humanos en Colombia se mostró muy preocupada por el asesinado del líder social Fernando Quintero Mena, el presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Guasiles y también del corregimiento La Trinidad en el municipio de Conveción (Norte de Santander). Fue concejal del municipio entre 2012 y 2015. El homicidio fue perpetrado en el barrio El Camellón donde Quintero vivía.

El 8 de febrero de este año, también asesinaron al líder comunal Efrén Ospina en la región del Catatumbo. Tenía 44 años, era el vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Totumito Carboneras, en el municipio de Tibú (Norte de Santander). Ospina también era integrante del programa nacional de sustitución de cultivos de uso ilícito. En este caso, los sicarios también llegaron hasta su vivienda y le dispararon varias veces.

PUTUMAYO

Gloria Isabel Ocampo tenía 36 años y era secretaria de la Junta de Acción Comunal de la vereda La Estrella en el municipio de Puerto Guzmán. Allí mismo fue asesinada el 7 de enero de este año, por dos hombres que se transportaban en una motocicleta y quienes al llegar a su casa la llamaron y luego le dispararon. Según sus familiares, Ocampo había recibido amenazas por líderes del programa nacional de sustitución de cultivos de uso ilícito. Los sicarios también asesinaron a Eladio Moreno, de 69 años, quien se encontraba junto con Ocampo.

El 16 de enero de 2020, en el corredor Puerto Vega-Teteyé, en Puerto Asís (Putumayo), también fue asesinado el defensor de derechos humanos, Yordan Tovar, quien era directivo del Sindicato de Trabajadores Campesinos Agrícolas del Putumayo y miembro activo del movimiento Marcha Patriótica. Los sicarios le dispararon mientras Tovar se encontraba en una tienda de la vereda Puerto Vega. Tenía 30 años.

Biron Rueda Ruíz fue presidente de la Junta Comunal de la vereda “La 18”, en la frontera colombo-ecuatoriana. Sin embargo, hasta el 28 de enero pasado, cuando hombres armados lo atacaron mientras estaba trabajando la tierra en su parcela, estuvo afiliado a la Junta Comunal de la vereda El Azul, en el corredor Puerto Vega-Teteyé, municipio de Puerto Asís.

El doble homicidio de los hermanos Luis Alberto y Jader Parra, ha sido calificado por la Policía como un hurto de un millón 200 mil pesos después de la venta de coca por parte de los líderes. No obstante, las organizaciones sociales de la región afirmaron que los hermanos Parra hacían parte de la Junta de Acción Comunal en Villa Fátima, en el municipio de Puerto Guzmán (Putumayo). El primero era fiscal de la junta y el segundo coordinador de la comisión de obras de la vereda. Los dos fueron desaparecidos el 10 de febrero y el 12 los encontraron muertos.

El último y más impactante homicidio en este departamento, que es el que más ha sufrido el flagelo en estos tres primeros meses del año, fue contra Marco Libardo Rivadeneira. El 19 de marzo pasado, mientras estaba reunido con otros líderes de la zona, tres hombres vestidos de civil y armados llegaron al salón, lo llamaron con señas y se lo llevaron secuestrado. Horas después, su cadáver fue encontrado con tiros de arma de fuego y con su mochila terciada. Fue un defensor incansable de los derechos humanos. Lideró las Juntas de Acción Comunal de varias veredas del corredor Puerto Vega – Teteyé; la Asociación Acsomayo y la Asociación Campesina de Puerto Asís (Asocpuertoasis), de esta última era su presidente. También fue el vocero departamental del Proceso Nacional de Garantías desde 2009 y delegado ante la plataforma de Derechos Humanos, Coordinación Colombia - Europa - Estados Unidos. Igualmente, fue un líder activo del Coordinador Nacional Agrario y del Congreso de los Pueblos en el Putumayo.

SANTANDER

El 20 de febrero pasado fue desaparecido el líder social Cristóbal Anaya González, quien era el fundador y representante de la Corporación de Derechos Humanos Sobrevivientes de Minas Antipersonas y Atentados en Colombia (Csomiaconcol). Su cuerpo fue encontrado por sus hijos en la vereda La Estrella en jurisdicción de Lebrija (Santander). Anaya fue asesinado con sevicia, pues después de recibir un tiro en el mentón fue degollado.

VALLE DEL CAUCA

En el municipio de Bolívar, al norte del Valle del Cauca, los indígenas emberas también han perdido a sus líderes en este primer trimestre. El 23 de marzo pasado, en medio de la orden de confinamiento dada por la Gobernación, los hermanos Ómar y Ernesto Guasiruma Nacabera fueron asesinados en la vereda Buenavista de dicha municipalidad. Junto con los dos indígenas emberas, que murieron atacados a bala, también resultaron heridos dos de sus familiares. La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), también rechazó estos hechos de exterminio contra este pueblo.

Comparte en redes: