Ante el pronunciamiento del nuncio

Sectores de fe piden que se reanuden los diálogos con el Eln

Cuando esta guerrilla conmemora sus 55 años de existencia, varias congregaciones religiosas de la capital de Antioquia insisten en que el Gobierno de Iván Duque debe conversar para frenar el conflicto con este grupo.

“Pablo Beltrán”, dirigente del Eln, sigue en Cuba esperando dialogar con el Gobierno de Iván Duque. / AFP

Justo ahora que se cumplen 55 años del surgimiento del Ejército de Liberación Nacional (Eln), que emergió durante su primera marcha guerrillera el 4 de julio de 1964, la Iglesia católica y otras congregaciones religiosas siguen pidiendo que haya una salida negociada al conflicto con este grupo, que se gestó con los ecos del triunfo de la revolución cubana, en 1959. Y es en La Habana donde hoy permanecen una docena de militantes de esta insurgencia, a la espera de sentarse a negociar con el Gobierno de Iván Duque.

La guerra continúa, hecho que tiene alarmada a la comunidad religiosa, que empezó una cruzada esta semana, con el pronunciamiento del nuncio apostólico, monseñor Luis Mariano Montemayor, quien pidió, en entrevista con este diario, que el Gobierno de Duque abra un diálogo con esta guerrilla. “Me he empeñado por la paz en Colombia y sigo empeñado en la paz de Colombia”, dijo sobre la misión que le había encomendado el papa Francisco en nuestro país.

Es también en apoyo a los obispos del Pacífico colombiano, en donde la guerra arrecia con sevicia y deja más víctimas en medio de un proceso de paz con las Farc. El miércoles pasado, por ejemplo, murió César Salamanca Saavedra, teniente del Ejército, después de que las balas lo impactaran en el casco urbano de Teorama (Norte de Santander), “tras los disparos de integrantes del Eln que atacaron a un batallón mientras realizaba una operación en este municipio de la convulsionada región del Catatumbo.

Lea también: “Hay que negociar con el Eln”: nuncio apostólico

Lo propio ha hecho la delegación de la guerrilla en La Habana, integrada por Pablo Beltrán, uno de sus comandantes. Esta semana solicitaron al Consejo de Seguridad de la ONU, al Comité Internacional de la Cruz Roja y al Vaticano que le pida reanudar los diálogos al Gobierno de Duque. Y lo propio hicieron el senador Iván Cepeda y el exmediador Álvaro Leyva, quienes interpusieron una acción de tutela para pedirle al Gobierno preservar los avances logrados durante dos años de negociación.

A estas voces se siguen sumando los religiosos, pues no solo el nuncio apostólico Luis Mariano Montemayor está visitando varios Espacios Territoriales de Reincorporación, donde están los excombatientes de las Farc, sino que más de cincuenta congregaciones religiosas de este departamento se pronunciaron en las últimas horas para insistir en que se debe terminar una guerra fratricida que está generando matanza en las regiones periféricas del país.

“Levantando nuestras voces queremos apoyar a monseñor Darío Monsalve en su lucha y en su anuncio profético de construir cada día un país donde se respeten los derechos humanos y se fundamente también el ideal de un mundo mejor para todos. Desde ahí nosotros vamos a contribuir siempre”, dijo el sacerdote franciscano Félix Jurado desde Medellín.

Por su parte, las tropas del Eln siguen insistiendo en mostrar su presencia en los territorios. Ayer instaló sus banderas en los municipios de San Calixto (Norte de Santander) y en Caloto (norte del Cauca), adonde llegaron después de la dejación de armas de las Farc. “Tenemos que construir más movimientos amplios, como el de los obispos del suroccidente del país, pues hay que apoyar la implementación de los acuerdos con las Farc y respaldar las iniciativas que promueve la Iglesia católica”, expresó el laico Andrés Agudelo.

Le puede interesar: Defensores de DD.HH denuncian ataques sistemáticos en Asamblea de la OEA

“Aunque la firma de un acuerdo político con las Farc-Ep, insurgencia armada más numerosa del continente, trajo gozo y esperanza en los territorios, el panorama hoy no podría ser más desolador. Los liderazgos sociales y populares están siendo sistemáticamente asesinados y judicializados, la palabra empeñada por el anterior Gobierno hoy se entiende como un manual de buenas intenciones y promesas vacías, y el conflicto abierto hace más de medio siglo con el Eln permanece activo mientras se multiplican los frentes de batalla a nivel nacional”, escribieron las congregaciones religiosas de Antioquia, manifestando que se suman a la cruzada de la Iglesia católica, en cabeza también de monseñor Monsalve.

Por ahora, el Gobierno no se ha pronunciado y tampoco expresó comentarios ante la pregunta de Colombia 2020 de qué opina de esta avalancha de peticiones, principalmente desde la Iglesia y otros sectores religiosos, y de la misma delegación de paz de la guerrilla, teniendo en cuenta la presión internacional que empezaron a ejercer desde esta semana ante organismos de derechos humanos y humanitarios.

 

últimas noticias