Duque logra concretar más recursos para la paz

La gira del primer mandatario por el Vaticano, Italia y Bruselas dejó como resultado el respaldo a la implementación del Acuerdo de Paz y la crisis migratoria en Venezuela.

El presidente Duque fue recibido por la representante de la UE para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini. / SIG

Concluyó la visita relámpago que, por tres días, hizo por Europa el presidente Iván Duque, y tarde en la noche regresó de Bruselas (Bélgica) con importantes noticias para el desfinanciado Acuerdo de Paz con la exguerrilla de las Farc. En esa perspectiva, bien vale la pena hacer un breve balance de la gestión internacional con la que se comprometió el primer mandatario desde que llegó a la Casa de Nariño, no solo con el principal legado que le dejó su sucesor frente a la terminación dialogada del conflicto armado, sino con otro asunto de igual trascendencia y de magnitudes globales: la crisis migratoria provocada por el régimen de Nicolás Maduro, en Venezuela.

Uno de los principales objetivos de Duque al llegar al seno de la Unión Europea era, sin lugar a dudas, reunirse con sus principales protagonistas: Donald Tusk, presidente del Consejo Europeo; Federica Mogherini, representante de la UE para Asuntos Exteriores, y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. El anuncio fue inmediato. “Continuaremos apoyando la implementación del Acuerdo de Paz con nuestro Fondo Fiduciario, que tiene ya alrededor de 100 millones de euros, y vamos a apoyar con recursos adicionales de 60 millones de euros”, dijo Mogherini al término del encuentro que sostuvo con el jefe de Estado.

Lea: Proyecto contra la verdad inició su trámite

La noticia es de la mayor trascendencia dada la alerta que encendió el presidente Duque ante la comunidad internacional durante su intervención en la 73ª Asamblea General de la ONU, en septiembre pasado. Bajo la certeza de que este organismo multilateral respaldó a lo largo del proceso de La Habana una salida negociada al conflicto, Duque afirmó que tiene la convicción de implementar lo pactado en Cuba, pero que “se realizaron muchos compromisos sin destinar suficientes recursos”. En ese sentido, pidió apoyo internacional con recursos y la primera respuesta llegó ayer. El destino de dicho dinero estará encaminado a apoyar la generación de empleos en las áreas rurales, principalmente.

Pero otro tema fundamental que también marcó la agenda del primer mandatario en Bruselas fue la crisis fronteriza con Venezuela. El propio canciller Carlos Holmes Trujillo, quien estuvo acompañando en la visita al presidente Duque por Europa, ha venido emprendiendo toda una jugada diplomática a niveles regional e internacional para dar a conocer de cerca las consecuencias de lo provocado por la dictadura de Maduro, llevar el mensaje de asumir la situación desde una perspectiva realista y, más importante aún, evidenciar que lo que ocurre en el vecino país tiene alcance global y responsabilidad compartida.

La UE, acogiendo el llamado regional y, principalmente, de los países de Latinoamérica más afectados por cuenta del éxodo de venezolanos, hace algunos meses anunció el apoyo financiero con 35 millones de euros. No obstante, el mensaje político que lanzó ahora con la visita de Duque tiene repercusiones más amplias que, en palabras del presidente de la Comisión Europea, implican la denuncia internacional. “No nos gusta la dictadura. Ahora es cuestión de que el sistema de justicia internacional se ocupe de ello y hay que llevar a Maduro ante el sistema”. En últimas, terminó respaldando la denuncia que llevaron ante la Corte Penal Internacional siete países en contra de Maduro: Colombia, Argentina, Canadá, Chile, Perú, Paraguay y, más recientemente, Francia.

Lea: “La guerra contra las drogas no es el camino”: Isabel Pereira Arana

Y el tercer asunto fue el destino de las conversaciones de paz con el Eln. El expresidente Juan Manuel Santos, en desarrollo de las conversaciones en Cuba, siempre mantuvo el consejo que le sugirió el exprimer ministro israelí Yitzhak Rabin, de negociar como si no hubiese guerra y de mantener la ofensiva militar como si no existiese proceso de paz. Una máxima que no planea mantener Iván Duque y, al dejarlo claro ante los representantes de la UE, recibió el respaldo que esperaba. “Quienes se están alejando del proceso serán conservados en la lista de la Unión Europea de organizaciones terroristas y no habrá ninguna solución al respecto”, señaló Juncker. Y lo propio ocurrirá con el Eln, como se lo ratificó a Duque el enviado especial de la UE para asuntos de paz, Eamon Gilmore, hace un par de semanas.

Le puede interesar: Eln pide mediación de las comisiones de paz del Congreso

Por lo demás, se cumplió la visita protocolaria con el papa Francisco en el Vaticano, reuniones con el gobierno italiano en donde se habló del balance comercial entre ambas naciones y, finalmente, hubo reuniones con empresarios que, de acuerdo con el jefe de Estado, están dispuestos a aumentar sus inversiones en Colombia.

857294

2018-10-24T21:00:00-05:00

article

2019-05-16T02:27:02-05:00

bvaldes_250618

colombia2020

Lorena Arboleda / @lorenaarboleda8

Debate

Duque logra concretar más recursos para la paz

47

5380

5427