“En febrero Jesús Santrich estará en el Congreso”: representante a la Cámara partido FARC

Hablamos con González Montenegro sobre el proceso judicial de Santrich, de su papel en la silla del Congreso, del futuro de la curul de Iván Márquez en la cámara alta y de la desconfianza que se respira en algunos espacios territoriales, de donde salieron varios mandos medios meses después de la captura de Santrich, argumentando falta de garantías jurídicas. Esta fue la conversación.  

Benedicto de Jesús González, actual representante a la Cámara por el departamento del Atlantico por el partido FARC, el jueves pasado durante la posesión ante el presidente de esa cámara baja y la senadora Victoria Sandino. / Cortesía.

Benedicto de Jesús González Montenegro, conocido en la insurgencia como Alirio Córdoba, es el nuevo representante a la cámara del partido FARC, quien ocupará esa dignidad hasta que se resuelva la situación jurídica de Jesús Santrich, quien, según González, saldrá libre a principios de febrero de 2019 y ocupará su silla en el parlamento colombiano. A Santrich lo acusan la Fiscalía y la justicia de Estados Unidos, supuestamente, de conspirar para enviar cocaína a ese país después de la firma del acuerdo de paz en noviembre de 2016, no obstante, la Justicia Especial para la Paz ha pedido las pruebas completas, pero estas no han llegado. De cualquier manera, el tema se resolvería al inicio del año siguiente.

Benedicto de Jesús González Montenegro nació en Mompox (Bolivar) en 1969 y en 1988 inició su carrera política, como muchos guerrilleros de las Farc, en la Juventud Comunista. Cursó estudios en Derecho en la Universidad del Atlántico en 1992, donde también hizo parte del Partido Comunista Colombiano. Y ahí mismo, al igual que Santrich, su compañero, con quien convivió más de 15 años en la guerrilla en el Bloque Caribe, fue reconocido como artista y músico de canciones de la insurgencia.

Hablamos con González Montenegro sobre el proceso judicial de Santrich, de su papel en la silla del Congreso, del futuro de la curul de Iván Márquez en la cámara alta y de la desconfianza que se respira en algunos espacios territoriales, de donde salieron varios mandos medios meses después de la captura de Santrich, argumentando falta de garantías jurídicas. Esta fue la conversación.  

Benedicto de Jesús González Montenegro, conocido en la insurgencia como Alirio Córdoba, es el nuevo representante a la cámara del partido FARC.

También lea: ¿Quién es Benedicto de Jesús González, el exguerrillero que reemplazará a Santrich en el Congreso?

Usted llega a la Cámara de Representantes, como suplente de Santrich, según la decisión del Tribunal Superior de Cundinamarca, para proteger los derechos políticos del partido FARC, según el acuerdo de paz. El jueves se posesionó. ¿Cuál es su agenda para estos meses?

Este fallo del Tribunal Administrativo de Cundinamarca, que protege los derechos del partido FARC, otorgándole una curul que hasta el momento estaba en suspenso, pero que está como un compromiso en el acuerdo. Al mismo tiempo es un buen anuncio de lo que tendría que ser más adelante la decisión de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), cuando de fondo defina sobre la libertad de Jesús Santrich. Creemos que el fallo de la JEP no tendrá otro sentido que otorgarle la libertad, pues a nuestro juicio es víctima de una persecución, de un montaje que a luz del país está bastante claro de que no hay pruebas que demuestren que Santrich ha cometido algún hecho ilícito posterior a la firma del acuerdo. Nuestras cuentas nos dicen que a comienzos de febrero Santrich estará en libertad y en consecuencia ejerciendo sus derechos políticos y en este caso ocupando su silla en el Congreso de la República.

¿Cree que lo que pasó con la curul de Jesús Santrich, que en este momento está siendo temporalmente ocupada por usted, pase lo mismo con la curul de Iván Márquez?

Es difícil de responder esa pregunta, porque son argumentaciones que, en lo jurídico son distintas, aunque en lo político si tienen muchas coincidencias. Son dos temas políticamente muy parecidos, porque lo que obliga a Iván Márquez a tomar distancia de la actividad política pública, fue la captura de Jesús Santrich, que lo hace sentir a él y a otros compañeros en una situación de inseguridad jurídica. Lo que si creemos y estamos convencidos es que la curul de Iván Márquez, que es del partido, se va a salvar y más temprano que tarde tendremos a los 10 congresistas del partido FARC haciendo el ejercicio de la participación política. Incluso, creemos que existen razones de peso para considerar una causal que es fuerza mayor, que ha impedido a Márquez posesionarse y ejercer su derecho político como senador del partido FARC. Así que nosotros creemos que esa curul se salva y que Iván regresará a ocuparla.

Hasta el momento cómo ha sido el ejercicio de la bancada del partido FARC en el Congreso de la República, con los otros partidos, principalmente con el Centro Democrático con quien hay muchas diferencias frente al acuerdo.

Con el Centro Democrático siempre van a haber diferencias. No solo porque son políticas e ideológicas en general, sino porque también por la manera de ellos de hacer política. Recordemos que el entonces presidente Álvaro Uribe, que encabeza esta colectividad, su primer triunfo electoral lo alcanzó haciendo campaña contra el proceso de paz del Caguán y eso se les volvió una regla que de alguna manera le ha dado resultado. Su discurso siempre es invitar a la guerra, a la confrontación y no a la paz. Y esa misa formula se traduce en el tema parlamentario. Con ellos vamos a tener siempre contradicciones, sin embargo, nuestros parlamentarios han mantenido una altura política y será también la línea que vamos a llevar, pero a partir de la confrontación de ideas, con argumentos sobre temas esenciales. Por ejemplo, en este momento nosotros tenemos diferencias muy grandes en el tema de la reforma tributaria, y ahí no vamos a coincidir.

Lea también: JEP reafirma su competencia en el caso Santrich?

¿Cuál será su agenda política en su paso por el Congreso de la República?

Lo primero es la defensa del acuerdo de paz y eso se traduce en apropiarnos de una serie de iniciativas legislativas que quedaron inconclusas o no fueron aprobadas en la fase del fast track (vía rápida), y que en la actual legislatura tampoco han tenido éxito, como las del primer punto del acuerdo, que es la reforma rural integral hacia un nuevo campo colombiano. Igualmente, el segundo punto de participación política que está pensado con la aspiración de cambiar las reglas y las relaciones de cómo se hace la política en este país, incluyendo el tema de los partidos de oposición. En general, haremos un trabajo en equipo con nuestra bancada que ya lleva un recorrido impulsando iniciativas.

¿Qué viene para el acuerdo de paz en materia de implementación?

Hay una deuda con el acuerdo de paz de implementación normativa, pero también en materia de presupuesto. Yo le podría responder y decir que bien, pero hay que decir que lo que debería venir sería inyectarle al acuerdo confianza, o sea, a la gente, a la población, a los excombatientes. Confianza en la medida que se implementen compromisos ya están establecidos. Tanto de la implementación en general como de la reincorporación en particular, ese sería un buen síntoma, un buen mensaje para los territorios, porque se respira mucha desconfianza. Nosotros venimos de espacios territoriales de reincorporación, en mi caso el que ubicado en Pondores (Guajira). Cuando hablo con los antiguos compañeros de armas y lo que hay es incertidumbre, desconfianza y desesperanza, frente a que, por ejemplo, este próximo año se concluye lo que se llama la bancarización, que es ese recurso bastante modesto, pero no hay proyectos sostenibles a largo plazo para los excombatientes.

La confianza que debería brindar el gobierno, ¿cuál sería?

Que lo que está pactado se cumpla, que el acuerdo de paz, que está incrustado en la Constitución Política como un acuerdo especial, se cumpla. No nos estamos inventando nada nuevo, realmente los compromisos y planes están consignados en el acuerdo, la formula sería voluntad política para cumplir lo que se pactó.    

Finalmente, qué se viene para el partido Farc en el tema de elecciones locales de 2019.

Actualmente estamos en un debate interno con la dirección nacional, en el marco del Consejo Nacional de los Comunes. Por estos días se está desarrollando una reunión interna, un pleno, que arrojará luces el próximo lunes cuando concluya el encuentro.

También lea: Las pruebas de Santrich y lo que grabó la DEA

857481

2018-12-16T18:02:50-05:00

article

2019-05-16T02:24:06-05:00

ebolanos_250615

colombia2020

Redacción Colombia2020

Debate

“En febrero Jesús Santrich estará en el Congreso”: representante a la Cámara partido FARC

96

9237

9333