“Gabino” mueve los cimientos de los diálogos con el Eln

El nombramiento de Nicolás Rodríguez Bautista como miembro representante de la guerrilla en La Habana no cayó bien al Gobierno, que califica la acción como un intento para que al guerrillero le sea levantada la circular roja de la Interpol.

Alias “Gabino” tiene circular roja de la Interpol y su presencia en Cuba fue una sorpresa para el Gobierno. / Efe

A la ya trabada negociación de paz entre el gobierno Duque y el Ejército de Liberación Nacional (Eln) se sumó ayer un nuevo elemento discordante, luego de que se conociera una carta que el jefe de la delegación de esa guerrilla, Pablo Beltrán, le envió al alto comisionado de Paz, Miguel Ceballos, en la que, además de informarle que había sido ratificado en su papel, le anunciaba que el llamado Comando Central había decidido nombrar a Nicolás Rodríguez Bautista, alias Gabino, máximo comandante de la organización, como miembro representante de su delegación en La Habana. “El Comando Central también nombra al comandante Nicolás Rodríguez Bautista, quien en estos momentos se encuentra en Cuba, como miembro representante del Eln”, dice la comunicación, con fecha del 10 de noviembre.

Lo problemático del asunto es que la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) lanzó recientemente una circular roja en contra de Gabino, que se traduce en una solicitud de localización, detención o limitación de desplazamientos “con miras a su extradición, entrega o aplicación de otras medidas jurídicas similares”. En ese sentido, la movida del Eln fue interpretada por el Gobierno como una jugada para que la Interpol levante esa notificación. Ceballos advirtió, además, que la llegada de Gabino a la mesa de negociación depende de una decisión exclusiva del presidente de la República.

Sin embargo, el Eln, a través de su cuenta oficial en Twitter, ha señalado que el nombramiento de los miembros representantes es una decisión soberana de la guerrilla, en la que no tendría que ver si el presidente de la República acepta o no. Para eso citaron apartes del parágrafo 2 del artículo 8 de la Ley 418 de 1997, o de Orden Público, que brinda las herramientas para que los gobiernos lleven a cabo negociaciones de paz con grupos armados. Esa ley, por cierto, se encuentra en debate en el Congreso de la República con miras a su prórroga, pero podría salir con varias modificaciones en las próximas semanas.

Lea: Lecciones de los diálogos por la paz con el ELN

En ella señala que se entiende por miembro representante “la persona que la organización armada al margen de la ley, a la cual el Gobierno Nacional le reconozca carácter político, designe como representante suyo para participar en los diálogos, negociación o suscripción de acuerdos con el Gobierno Nacional o sus delegados”.

Ceballos también advirtió que la situación judicial de quien es considerado el máximo líder de esa guerrilla queda a potestad del Ejecutivo, de quien depende, además, la suspensión de las órdenes de captura que puedan pesar sobre el jefe guerrillero y la circular roja. “Aun cuando el Eln lo nombre negociador, la situación de Gabino cambiará en la medida en que sea el propio presidente de la República el que les pida al fiscal y a los jueces levantar las órdenes de captura (...) No basta que nos digan que lo nombrarán miembro negociador. Eso no le cambiará automáticamente su situación jurídica”, dijo el comisionado.

Pero todo parece indicar que, al menos en lo que se refiere a la circular roja de la Interpol, no está entre los planes del Gobierno Nacional solicitar se levantamiento, pues, a través de una nota de protesta, la Cancillería le solicitó a Cuba, país en donde se encuentra Gabino, que haga efectiva la acción de la Policía Internacional.

Le puede interesar: Sin fechas fatales para el proceso de paz con el Eln

Otro elemento que entra en juego en la polémica tiene que ver con las versiones que apuntan a que el presidente Duque estaría recibiendo presiones políticas para que envíe mensajes en la dirección de los intereses del Centro Democrático. Una voz cercana al proceso con el Eln le aseguró a El Espectador que la presencia de Gabino en La Habana ya estaba hablada y contó con la autorización expresa del gobierno de Juan Manuel Santos, compromiso que se renovó en los últimos días del anterior presidente. “Eso lo sabía perfectamente el gobierno de Duque. Ceballos lo sabía bastante bien porque fue uno de los temas del empalme (…) El Centro Democrático está presionando para que el Gobierno les dé un golpe a los procesos con las Farc y con el Eln”, adujo la fuente.

El nombramiento de Gabino como negociador del Eln, que según Ceballos se hizo público en una clara violación a los acuerdos de confidencialidad, se da luego de que el Gobierno reiterara días antes que la llegada de su delegación a la mesa de diálogos está supeditada a que la guerrilla cumpla con las condiciones que el presidente Duque ha puesto desde que asumió al poder: el abandono del secuestro y la cesación de los ataques a la infraestructura petrolera.

En decir, según se reafirma desde la Casa de Nariño, el Eln tiene dadas las condiciones para reanudar la mesa, pero ese será un paso posible solo si muestra voluntad. “Los colombianos no merecemos que haya una nueva negociación, cuando el grupo con el que se sentaría el Gobierno sigue secuestrando”, comentó el alto comisionado para la Paz, al tiempo que entregaba cifras de que, por ejemplo, entre 2017 y lo que va de 2018 se habían producido 44 secuestros por parte de esa guerrilla y el oleoducto Caño Limón-Coveñas ha sufrido 82 voladuras.

La nueva situación de choque, por supuesto, pone a tambalear la mesa de negociaciones suspendida desde la posesión de Duque como presidente y los desencuentros, al ser cada vez mayores, parecen alejar la fecha en la que ambas delegaciones se vuelvan a sentar a la mesa.

857393

2018-11-21T21:00:00-05:00

article

2019-05-16T02:25:15-05:00

bvaldes_250618

colombia2020

Redacción Politíca

Debate

“Gabino” mueve los cimientos de los diálogos con el Eln

60

6148

6208