Defensor de derechos humanos Jorge Montes denuncia hostigamientos en su contra

Su caso es emblemático al ser considerado desde distintos sectores como un falso positivo judicial pues duró cuatro años detenido, señalado de pertenecer a las Farc. Es un reconocido líder de los Montes de María y actualmente es candidato al concejo de El Carmen de Bolívar.

El 7 de marzo de 2017, Jorge Montes fue condenado a 39 años de prisión por homicidio en persona protegida, secuestro, desplazamiento forzado y rebelión, que habría cometido como integrante de las Farc.El Universal

El nombre de Jorge Montes empezó a conocerse en el país luego de que desde distintas plataformas de derechos humanos denunciaran que la captura de este líder social de los Montes de María, ocurrida el 9 de septiembre de 2013, constituía un falso positivo judicial. Aseguraban que de manera injusta se le señalaba de pertenecer a las Farc, reclamo que respaldó y también elevó en su momento el entonces alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Todd Howland.

Contexto: El caso del defensor de derechos humanos Jorge Montes llega a la JEP

Tras cuatro años en la cárcel, en los que los reparos a su detención no cesaron, Jorge Montes recuperó su libertad el 5 de octubre de 2017, en virtud de la ley de amnistía derivada del Acuerdo de paz para quienes tuvieran procesos relacionados con el conflicto armado. Firmó un acta de sometimiento a la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) en calidad de líder social y sigue sosteniendo enfáticamente que el proceso en su contra ha sido un montaje de las autoridades. Tras casi dos años en libertad (condicionada), este defensor de derechos humanos denuncia que en los últimos meses ha sido blanco de amenazas y hostigamientos en El Carmen de Bolívar, en razón de su liderazgo social y, más recientemente, por su aspiración electoral al Concejo de ese municipio.

En diálogo con Colombia2020, el defensor de derechos humanos relató que fue a partir del 8 de octubre de 2018 cuando inició una serie de persecuciones en su contra. Ese día, dos hombres armados interceptaron en la vía que del casco urbano de El Carmen de Bolívar conduce a la zona de la alta montaña – donde Montes ejerce su liderazgo – a dos conocidos del líder que trabajan como mototaxistas. Arma en mano les preguntaron por la ubicación del defensor Jorge Montes. Días después desconocidos abordaron a otro hombre confundiéndolo con el líder y lo amenazaron con armas de fuego, pero al constatar que no se trataba de él lo dejaron ir.

En los meses siguientes, “hubo una semana en la que siempre que llegaba a mi casa y cerraba la puerta, desde la ventana veía a dos hombres armados al frente, encapuchados, que nunca dispararon hacia la casa. Se trataba de un hecho de intimidación”.

Lea: ¿El paramilitarismo no se ha ido de los Montes de María?

Hace poco más de una semana, a la casa del líder llegaron agentes de Policía que le mostraron una publicación en Twitter en la que desde una cuenta alertaban que grupos armados habían declarado objetivo militar al líder Jorge Montes. Las autoridades contactaron al propietario de esa cuenta, un defensor de derechos humanos de Cartagena, quien reafirmó la veracidad de esa información pero que por seguridad no dio más detalles.

 
 

Asimismo, por el voz a voz del municipio, ha sabido de hombres armados que dicen pertenecer a las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) haciendo presencia en la alta montaña de El Carmen de Bolívar y preguntando en varias ocasiones por él y su relación con la comunidad.

A pesar de haber denunciado cada uno de estos hechos ante las autoridades, Montes no ha recibido protección de ningún tipo. “A mi la Unidad Nacional de Protección (UNP) no me ha hecho estudio de seguridad. Las autoridades me han recibido las denuncias, pero de ahí no pasa”.

Los hostigamientos de los que ha venido siendo víctima el líder Jorge Montes se suman a las amenazas que recientemente han recibido otras lideresas de esa misma región, como Yirley Velazco o Mayerlis Angarita, intimidaciones que han venido de grupos paramilitares. Justamente sobre la presencia de este tipo de agrupaciones en los Montes de María, que ha sido denunciada por varios líderes en el territorio, Montes aseguró que es real y palpable, en contraposición a lo que han expresado las autoridades, que hablan de bandas criminales y delincuencia común.

Dice que varios líderes han tomado la decisión de no acudir más a los consejos de seguridad para elevar sus denuncias por el riesgo que ello representa. “Sentimos que cuando vamos a los consejos de seguridad quedamos más expuestos. Porque uno dice alguna cosa ahí y cuando regresa al territorio hasta la gente del común sabe lo que uno dijo, entonces estamos muy preocupados porque no hay confianza”.

El proceso de Jorge Montes

Jorge Montes fue capturado el 9 de septiembre de 2013, meses después de haber promovido y participado en la ‘Caminata Pacífica’ realizada en los Montes de María a favor de la comunidad campesina de la región. Al momento de su detención se le señaló como integrante de los frentes 35 y 37 de las Farc.

Su captura no se legalizó sino hasta un año y medio después, a pesar de que legalmente hay un límite de 36 horas para hacerlo. Finalmente, el 7 de marzo de 2017 un juzgado penal especializado de Cartagena lo condenó a 39 años de prisión por homicidio en persona protegida, secuestro, desplazamiento forzado y rebelión.

Le puede interesar: El embajador de Francia fue a dormir a Montes de María

Como contó este diario, en ese sentencia se le atribuye a Montes los homicidios de Élmer Salazar, Rodolfo Segundo Villegas y Rafael Torres el 1° de agosto de 2000 en Macayepo, El Carmen de Bolívar. El juzgado aseguró que los familiares de las tres víctimas fueron desplazadas forzadamente, luego de que Montes los hubiese amenazado con reclutarlos contra su voluntad a la guerrilla. Asimismo, se le atribuye el secuestro de Julio Salazar Valle,  cinco días después de los asesinatos. 

Según las pruebas recogidas por la Fiscalía, un reinsertado de las Farc, Danilson Rafael Serrano Hernández, dijo que el líder social “obligaba” a los campesinos a que ayudaran en el arreglo y construcción de caminos o, de lo contrario, serían multados. Sin embargo, como dijo después el alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Howland, ese fue el desmovilizado que se retractó diciendo que, para la época de su declaración, los desmovilizados se prestaban para lo que los fiscales pidieran, a cambio de beneficios.

En su cuestionamiento a la sentencia, hecho a través de una columna en la Revista Semana, Howland escribió que “las acusaciones en su contra se fundamentan en algunos testimonios de desmovilizados de las Farc y dos campesinos desplazados, quienes no refirieron detalles sobre su participación directa en los homicidios, limitándose a señalamientos genéricos de pertenencia al grupo alzado en armas”. Igualmente, señaló que el juez no había tenido en cuenta las versiones de autoridades locales y de varios campesinos que lo conocían, que desmentían su pertenencia a la guerrilla.

Lea también: Líderes sociales de Bolívar piden mayores garantías de protección del Gobierno

De hecho, tan pronto Montes recobró su libertad, en 2017, el partido político FARC señaló que el líder nunca perteneció a su organización, como también lo resalta el hecho de que Montes no aparezca reseñado en las listas oficiales de integrantes de las Farc, que maneja la Oficina del Alto Comisionado para la Paz (OACP).

Actualmente, en el Tribunal Superior de Bolívar está la apelación que presentó Montes contra su condena de 39 años de prisión. Mientras ese tribunal falla – ya van más de dos años y medio sin que haya una decisión de fondo – prepara un oficio para la JEP en el que le solicitará que “se apersone del caso, porque está visto que la justicia ordinaria no va a fallar de fondo en el proceso”. Entre tanto, fortalece su campaña al concejo de El Carmen de Bolívar por el Movimiento Pacífico de la Alta Montaña, al que pertenece desde hace años y donde ha ejercido su liderazgo en el territorio. Cargo para el que no tiene impedimentos pues tiene los beneficios de participación política otorgados a los exintegrantes de las Farc al haber sido condenado como tal.

872448

2019-07-24T17:56:16-05:00

article

2019-07-24T17:56:16-05:00

sforero_256343

colombia2020

Sebastián Forero Rueda / @SebastianForerr

Territorio

Defensor de derechos humanos Jorge Montes denuncia hostigamientos en su contra

78

9661

9739