Gobierno compró tierras para los excombatientes desplazados de Ituango a Mutatá

Noticias destacadas de Territorio

Luego de haber salido de ese antiguo espacio de reincorporación por asesinatos y amenazas, los exguerrilleros serán dueños de los predios en los que se asentaron. Actualmente se avanza en la construcción de las viviendas definitivas para esta población.

Tal vez el caso que mejor representa lo que han tenido que enfrentar los excombatientes de las Farc que suscribieron el Acuerdo de Paz es el de aquellos que se asentaron en el antiguo espacio de reincorporación de Santa Lucía, en Ituango, norte de Antioquia. Luego de intentar una vida en esa zona, impulsar proyectos productivos, levantar el caserío y estrechar relaciones con la comunidad, tuvieron que salir desplazados tras 12 asesinatos a exguerrilleros que vivían allí y amenazas contra sus vidas de parte de grupos paramilitares y disidentes de las Farc.

Desde mediados del año pasado llegaron a Mutatá, en el Urabá antioqueño, buscando nuevos horizontes para su proyecto de vida, además de tierra para sus viviendas y proyectos productivos, que tampoco fue posible conseguir en Ituango y que, de hecho, fue la otra razón por la que decidieron salir de ese municipio. Hoy, ya los excombatientes pueden tener una certeza: la tierra en la que se ubicaron será de ellos.

Lea: Excombatientes salen de Ituango hacia Mutatá, desplazados por la violencia

Este martes, el Gobierno anunció que compró los dos predios en los que se ubicaron los excombatientes, Becuarandó y Porvenir, que suman 137 hectáreas, para que allí sigan con su tránsito a la legalidad 63 exguerrilleros más sus familiares, en total, una población de 126 personas. Según la información oficial, la Agencia Nacional de Tierras (ANT), encargada de la compra de esos predios, firmó en Medellín las escrituras de compraventa de ambos terrenos por un valor de $2.500 millones.

“Con esta compra ya son seis predios adquiridos de estos espacios territoriales para estabilización de las personas que los habitan y que están en proceso de reincorporación. Es una muestra del compromiso del Gobierno del presidente Iván Duque y la formalización en todo el territorio nacional”, aseguró Myriam Martínez, directora de la ANT.

Los terrenos a los que se refiere la directora, que ya fueron comprados, son para los antiguos espacios de reincorporación de Colinas, en el Guaviare; Icononzo, en Tolima; Dabeiba, en Antioquia, y El Estrecho, en el Cauca. Para la compra de esos predios, así como de todos los demás terrenos donde están los antiguos espacios, el Gobierno destinó $16.000 millones.

“Este es un caso emblemático de responsabilidad con la palabra empeñada en que incluso vamos más allá de los acuerdos, al prorrogar varios de los beneficios, como el de vivienda, que no estaba incluido en el Acuerdo. Trazamos la hoja de ruta de la reincorporación, valoramos minuciosamente cuáles Espacios Territoriales de Capacitación y Normalización se podían mantener en el mismo sitio, conseguimos la financiación, fuimos a Ituango y recomendamos ese traslado en especial, se hizo la coordinación para su traslado y hoy tenemos este avance”, dijo el consejero para la Estabilización, Emilio Archila.

Lea también: Gobierno expidió decreto para que exguerrilleros tengan acceso a tierra

Pese a que el Gobierno ha hablado en el caso de Ituango de un traslado concertado, para la antigua guerrilla se trató de un desplazamiento forzado para proteger sus vidas, aunque el recorrido de Ituango a Mutatá se hizo con el acompañamiento de la fuerza pública.

Actualmente, ya en esos predios fueron construidas 63 soluciones temporales de vivienda para los excombatientes, que duraron varios meses durmiendo en cambuches después de su llegada de Ituango. Y, además, según dijo el Gobierno, ya están listos los estudios de prefactibilidad para comenzar con la construcción de las viviendas definitivas para esta población. Igualmente, se avanza en la construcción de la vía de acceso a esos terrenos.

El paso siguiente es la adjudicación de los predios a los excombatientes, que puede ser de forma individual para el caso de las viviendas, o de forma colectiva a sus cooperativas para el caso de las zonas comunes. Ese es el escalón definitivo que el hoy partido Comunes reclama que aún no ha ocurrido en los otros predios que ya fueron comprados por el Gobierno.

Sin embargo, según la ANT, actualmente hay cuatro predios de antiguos espacios territoriales en avalúo, para posible compra: en El Doncello, Caquetá, para el espacio del Yarí; en San José del Guaviare, para el espacio de Charras, y dos en Tumaco, Nariño, para el espacio de La Variante. Según esa misma entidad, para 2021 se tiene previsto adquirir 10 predios más para la consolidación de los espacios territoriales. En total, en los 24 espacios, hoy viven al menos 2.600 exguerrilleros y sus familias.

Comparte en redes: