Por: Cecilia Orozco Tascón

¿Ruido de sables… y también de civiles?

¡QUÉ COSAS TAN RARAS LAS QUE PAsan en esta campaña!

Uno pensaría que el Gobierno —que está obligado a garantizar tranquilidad e imparcialidad electorales— podría ser un peligroso perturbador del clima político si trata de favorecer, a toda costa, a su candidato. Así lo indican algunas pistas que deberían preocupar a todo el mundo, aunque mañana se niegue, oficialmente, lo que aquí se recuenta:

1.- De fuente de alta confiabilidad, dado su rango, escuché que empleados de la Casa de Nariño hicieron consultas jurídicas antes de expedir un decreto de Conmoción Interior, la semana siguiente a las elecciones de marzo pasado. El argumento era que el orden público se estaba alterando por la demora en la entrega de resultados. En el decreto, además, se ordenaría la remoción del Registrador y el aplazamiento de la primera vuelta. Uno de los consultados, cuyo juicio era indispensable como apoyo institucional a la medida, habría dicho que el planteamiento era una locura y que no contaran con él. Allí habría muerto el asunto. Recuerdo la declaración del ministro Valencia Cossio ante la prensa, dos o tres días después del 14 de marzo: “hecatombe” fue el término que usó. Hace tiempo que conocemos el significado que el Presidente le dio a esa palabra.

 2.- Nada tan similar a un ruido de sables como el pronunciamiento de diez ex comandantes del Ejército, exigiéndole a quien sea el próximo Mandatario que los uniformados sean juzgados casi con exclusividad por la justicia penal militar. “Los (oficiales) retirados sabemos perfectamente lo que pasa adentro porque quienes están (ahora) en el mando, fueron nuestros subalternos”, le dijo el general (r) Jorge Enrique Mora a Semana, para confirmar el malestar de las tropas. Quien siga las columnas de opinión, no ignora que civiles militaristas cercanos a la Administración han estado aupando el descontento en la jerarquía armada, por varios procesos pendientes. Es un secreto a voces que también sugieren que si Antanas Mockus llega a la Presidencia, los militares saldrán perdiendo. Los rumores que circulan por internet y que relacionan al candidato verde con la guerrilla, con Chávez y con su supuesta intención de acabar el Ejército, tienen que ver con este irresponsable movimiento.

3.- Se sabe que la Fiscalía encontró que grupos de hackers infiltraron el sistema de la Registraduría. El ataque fue masivo: en las elecciones de 2006, hubo 35 mil entradas por segundo al portal oficial. Los hackers de 2010 elevaron las entradas a un millón 500 mil (!). El Ministro de Defensa se apresuró a echarles la culpa a direcciones IP de Venezuela. Pero la investigación indicó, preliminarmente, direcciones de Colombia; unas particulares y otras, al parecer, de servidores públicos. El lío por la demora de los resultados en la elección de las consultas populares, en particular la del Partido Conservador, ¿fue inducido? ¿Y para beneficio de quién?

4.- La campaña sucia se está desarrollando en sitios virtuales de periódicos, blogs, Twitter y Facebook. Bloquean la ola verde, la difaman e incrementan el favor por otra campaña. El Espectador denunció en su editorial de ayer, “¿Censura en la red?”, la eliminación en Facebook, de una caricatura de ‘Bacteria’, como si fuera “material ofensivo”. La caricatura, cuyo título es “Acomodando las encuestas”, muestra a un Mockus desconcertado y a un Santos diciendo: “Traigan más filtros”. Los votantes somos ingenuos, pero no tontos. Quienes juegan rudo deberían darse cuenta, tal como lo están haciendo los gobernantes salientes, de que no hay nada que permanezca, para siempre, oculto bajo el sol.

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Cecilia Orozco Tascón

Un proyecto de censura y sus afanes

La corrupción bailando y Colombia disimulando

El cinismo presente

La trama macabra de un matoneo a la prensa libre