Por: Felipe Zuleta Lleras

Disculpas al estilo Uribe

MEDIANTE UNA FUERTE SENTENcia la Corte Interamericana de DDHH condenó al Estado colombiano por el asesinato del líder político de la UP Manuel Cepeda.

Y como era de esperarse el Estado, en cabeza del Presidente de la República, y mediante argucias idiomáticas de culebrero, “ofreció” disculpas a los familiares de Cepeda, y los insultó al mismo tiempo. No resulta sorpresivo que Uribe haga eso, pues es para todos claro que el Presidente detesta visceralmente a todos aquellos que no piensen como él.

Esta sentencia tiene una importancia significativa, ya que la justicia internacional ha entrado de frente en el tema de condenar los asesinatos cometidos por los paramilitares y el Estado en la criminal alianza que condujo al exterminio de más de 4.000 miembros de la UP, entre los que se encontraban Cepeda y Bernardo Jaramillo.

A la actitud despectiva y arrogante de Uribe se suma la licuadora que le montaron a Iván Cepeda —hijo del inmolado político— los cuestionados escuderos del Presidente, es decir, el primo de Pablo Escobar, José Obdulio Gaviria, y el pincher del régimen, Uribito.

De manera pues que la llave ejército-paramilitares comete los crímenes y los culpables son las víctimas y sus familiares. El mundo al revés. Sería interesante que el primo de Pablo le contara al país qué hacían en 1994, cuando fue asesinado Cepeda, él y sus hermanos; sí, los mismos que fueron condenados por narcotráfico.

Qué irónico resulta que el ex asesor presidencial sea ahora el adalid de la moralidad pública, un ciudadano que podría estar ad portas de ser encausado por las chuzadas. Y este remedo de intelectual es ahora quien justifica mediante sus escritos el asesinato de los miembros de la UP. Eso, claro está, no sorprende sabiendo, como sabemos, de qué repugnante material moral está hecho el primo de Pablo Escobar.

De Arias casi que es mejor ni hablar, porque para qué desperdiciar el espacio de esta columna hablando sobre tan aborrecible personaje. Este hombrecillo que padece del síndrome de Napoleón debería más bien dedicar su tiempo a explicarle al país y a la justicia por qué benefició a delincuentes con los recursos de Agro Ingreso Seguro.

Por fortuna queda menos de un mes para que veamos salir del escenario a todas estos protagonistas funestos que llegaron al poder de la mano de Uribe Vélez.

Desde ya se perciben cambios trascendentales en el manejo del gobierno. Y tal como lo habíamos pronosticado, la luna de miel entre Santos y Uribe no duró ni 15 días. Se sabe ya que en la Casa de Nari andan furiosos por los nombramientos que ha hecho Santos. Que se agarren Don Berna Moreno, alias el Curita, el primo de Pablo y los demás, porque lo único que no va a hacer Santos es dejar contaminar su gobierno por las irregularidades del régimen.

Notícula: No deberían posesionarse los miembros del Parlamento Andino, pues dice la Constitución que al haber ganado el voto en blanco, las elecciones se repiten.

Twitter @fzuletalleras

212689

2010-07-10T23:00:00-05:00

column

2013-07-25T02:12:28-05:00

ee-admin

none

Disculpas al estilo Uribe

25

3104

3129

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

El ingrato oficio del presidente

¿Es usted un buen bogotano?

Vehemencia no es grosería

Se nos pudrió el alma

Impopulares pero eficientes