Por: Felipe Zuleta Lleras

¿Cuál personaje del año?

CON TODO EL RESPETO QUE ME MErecen el director y presidente de este diario, pero debo apartarme de la decisión de haber elegido al señor Juan Manuel Santos, ministro de Defensa, como uno de los personajes del año. Necio resultaría negar que las Fuerzas Militares han tenido unos triunfos importantes, pero más majadero sería pasar de agache frente a algunos asuntos gravísimos que han ocurrido desde que Santos entró al gabinete.

No puede ser personaje un sujeto que ha permitido con su complacencia escándalos como el de los falsos positivos. Y con esto me refiero a los varios casos de petardos que han sido puestos por miembros de las FF.MM y que han dejado a varios colombianos muertos; ni para qué hablamos de la bomba en la Escuela Militar de Guerra que originó la ira santa del señor Uribe y que sirvió como excusa para que cientos de colombianos siguieran pudriéndose en las selvas en manos de los miserables de las Farc.

Una de las funestas características de Santos, además de la de mentirle al país (recuerden por ejemplo la indebida utilización del peto de la Cruz Roja en la ‘Operación Jaque’), es la de tratar de minimizar los temas como si los colombianos fuéramos bobos. Acuérdense ustedes que cuando con valentía la secretaria de Gobierno de Bogotá, Clara López, denuncio lo de los falsos positivos (es decir, los asesinatos de los muchachos de Soacha), Santos salió a los medios y dijo de manera destemplada que: “Me dicen por ahí dizque podría haber miembros de la FF.MM involucradas en algunos falsos positivos”. Sólo cuando los hechos los atropellaron a él y a su jefe en la Casa de Nari, tuvieron que tomar medidas —tibias— para mitigar el escándalo. Y desde eso han logrado tapar estos atroces crímenes de lesa humanidad por cuenta de David Murcia.

 No olviden además que el Ministro ha promovido y premiado actos criminales como los cometidos por alias Rojas y alias Isaza, sin que se haya tomado el trabajo de contarle a la opinión pública cómo se ha manejado la monstruosa política de recompensas y a cuántos miles de millones de pesos han ascendido las mismas. Esa manera oscura como el señor Santos ha manejado el tema, no puede bajo ninguna circunstancia hacerle merecedor a ser el personaje de 2008.

La escala de valores tiene que estar al revés para que a varios medios de comunicación se les haya ocurrido designar como personaje a un ciudadano que tiene sobre sus hombros a miles de jóvenes asesinados de manera alevosa por las Fuerzas Militares, además de los crímenes que se han cometido contra los indígenas. Cuando uno ve que éstas pasan, es cuando llega al convencimiento de que la nueva conducta “moral” del país se mueve por los horripilantes lineamientos que con insistencia predican desde la Casa de Narquiño.

~~~

Notícula.- Al mejor estilo delictivo de Guillermo León Valencia aprobaron, como los criminales, a las cuatro de la madrugada, la reelección del señor Uribe y su camarilla.

felipezuleta.blogspot.com

 

100728

2008-12-20T22:00:00-05:00

column

2008-12-20T22:00:00-05:00

none

¿Cuál personaje del año?

27

3084

3111

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

Salga del clóset, señor procurador

“Negro hijueputa” y la degradación social

Las mujeres y el paro

Pachito y el paro

Libertad y orden