Por: Felipe Zuleta Lleras

El cielo es el límite

VEAN USTEDES CÓMO FUNCIONA LA doble (o triple) personalidad del señor Uribe que, con sólo 24 horas de diferencia, se declara partidario de eliminar el DAS y nombra como gobernador encargado de Bolívar a un hermano del Fiscal General (e).

Como si esto no fuera suficiente manda al director del Departamento de Seguimientos y Arbitrariedades (DAS) a dar explicaciones a EE.UU., cuando no han sido capaces de dárselas a los colombianos.

Lo que no explicó bien el señor Uribe es lo que haría con el DAS. Intuyo que creará una nueva entidad con técnicas criminales de seguimientos y chuzadas más sofisticadas para que no los agarren en flagrancia como les ha pasado hasta ahora. A nadie se le ocurre pensar que este Gobierno piensa reformar al DAS para bien, para que se ajuste a la ley y a la Constitución. El tema es tan fácil como no utilizarlo para delinquir, como lo han venido haciendo desde el Gobierno de manera descarada y sistemática.

Y peor aún, a nadie honorable y, el señor Uribe ha demostrado con creces no serlo, se le ocurriría nombrar como gobernador a un hermano del Fiscal, cuando de todo el país es sabido que el señor Uribe tiene a varios de sus inmediatos colaboradores investigados por la comisión de varios delitos.

Qué poco recuerdan en Palacio aquel aforismo de que la esposa (y los hijitos diría yo) del César no sólo deben ser honestos sino aparentarlo. Y hablando de los vástagos, el país está esperando las investigaciones penales contra los jóvenes Uribe Moreno para que expliquen sus relaciones con el nombramiento de notarios y otros asuntos graves. ¡Pero claro, acá no va a pasar nada!

Y hablando de investigaciones, es clara la rabia del señor Uribe ante la decisión de la honorable Corte Suprema de declarar inviable la escogencia de Fiscal, asunto este que nos reafirma nuestra admiración por los valerosos magistrados que la conforman y quienes no se intimidan con los insultos del Ejecutivo o las amenazas provenientes de algunos amigos del señor Uribe.

El único faro moral que le quedó al país es la Corte Suprema de Justicia, que ha demostrado no estar dispuesta a ceder ante la máquina criminal que montaron los paramilitares, los políticos y, por supuesto, los miembros del cartel de Medellín que se tomaron el poder y quienes, para efecto de violar las leyes y la Constitución, tienen el cielo como límite.

En tanto los gobiernistas pronostican un choque de trenes como si el Ejecutivo tuviera impunidad. ¡Faltaba más! Y también por eso es que el señor Uribe insiste en mantener una terna cuyos integrantes son garantía para que los miembros del Gobierno sigan delinquiendo a sus anchas como hasta ahora.

~~~

Notícula. Hecha la ley, hecha la trampa. Los dueños de los parqueaderos de Bogotá se aprovecharon de un pequeño resquicio en el decreto de parqueaderos para abusar descaradamente de los usuarios y enriquecer a sus abusivos propietarios. En tanto, los usuarios pagamos las avivatadas de unos y las estupideces de los otros.

 

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Felipe Zuleta Lleras

La empanada y la realidad nacional

¿El procurador general está en campaña?

Colombia y la comunidad internacional

Joder por joder

El Eln y el comisionado Ceballos