Por: Reinaldo Spitaletta

Pa' la calle 13…

No es desdeñable que los artistas asuman una posición política, sobre todo si la misma tiene que ver con denuncias a los atropellos y patanerías del poder, cualquiera que éste sea. Todavía mejor si estos testimonios se convierten en obra artística, como la historia registra miles de casos y experiencias.

Qué decir, en ese sentido, de los muralistas mexicanos, o de algunos novelistas que llevaron a la categoría de arte sucesos de la revolución mexicana, como pueden ser los casos de Rulfo, Mariano Azuela y Carlos Fuentes, entre otros. O cómo desconocer el aporte de Picasso y su Guernica, para simbolizar la destrucción de una pequeña ciudad española, bombardeada por 43 aviones de caza de la alemana Legión Cóndor.

El Guernica se convirtió en una suerte de representación universal de los padecimientos que la guerra inflige al ser humano, y sobre todo a los civiles. Cuando algunos cuestionaron al pintor por su obra, respondió: “No, la pintura no está hecha para decorar las habitaciones. Es un instrumento de guerra ofensivo y defensivo contra el enemigo”.

El arte y la literatura están llenos de ejemplos significativos en ese sentido. Por supuesto, también hay artistas cortesanos y otros que ni siquiera alcanzan este calificativo. Habría que decirles, más bien, lambones. Como pasa en el resto de actividades humanas. Creo, en otra perspectiva, que nadie ha descrito mejor lo que es un banco como lo hace John Steinbeck en Las uvas de la ira. El banco (ah, también sus dueños) es un monstruo sin corazón.

América Latina tuvo momentos brillantes en la creación de canciones que alertaban al hombre frente a los desmanes del poder. Esa mezcla de poesía y música resultó, además de interesante, en la constitución de un movimiento que trascendió varias generaciones. Ahí estaban, entre tantos, César Isella y Armando Tejada Gómez, Atahualpa Yupanqui y Violeta Parra, Víctor Jara y Alí Primera. El mismo Daniel Santos, el Inquieto Anacobero o El Jefe (así lo bautizaron en Medellín, en el café Perro Negro), cantó tantas veces por la independencia de Puerto Rico y contra la invasión estadounidense a Vietnam.

En otras geografías ha habido juglares cuyos cantos tienen hondo contenido político, como pudo suceder con Bob Dylan, en los Estados Unidos, Serrat en España, Brassens en Francia. Más modernamente, el cantante Bono también se ha unido a aquellos que reivindican los derechos de los olvidados y ofendidos.

Para no extendernos en estos preliminares de la relación arte y política, ahora ha estallado una bomba porque el cantante puertorriqueño René Pérez, del grupo de música urbana Calle 13, se puso durante los Premios MTV una camiseta en la que presentó un doble mensaje sobre –o contra- el presidente colombiano Álvaro Uribe. También, en el mismo escenario, exhibió otras camisetas en las que declaró que Chávez era un líder pop, Micheletti, el golpista hondureño, una versión de Pinochet y que Puerto Rico tenía que ser libre e independiente.

La cancillería colombiana, con una celeridad que no ha tenido por ejemplo para reinvindicar la soberanía colombiana frente a la injerencia de los Estados Unidos, protestó por lo que consideró “mensaje injurioso”. El alcalde de Manizales canceló la presentación que Calle 13 tenía prevista para la próxima feria. El asunto se pareció mucho a la pataleta que hizo Petro con respecto a Venezuela, al considerar que las ofensas contra Uribe lo eran también contra el país.

El cantante de Puerto Rico contestó al mensaje de la Cancillería que “El Presidente de Colombia no es Colombia. Colombia es más que un presidente” y recordó que lo que quería era que Colombia no se convirtiera –como Puerto Rico- en una base militar gringa, en una colonia. Bueno, esto último lo es desde hace muchos años. Y con las siete bases norteamericanas, más que colonia Colombia será pachulí.

En la camiseta de Pérez o Residente, lo que se lee a primera vista es “Uribe paramilitar”. No sé quién por estos lares desamparados y peligrosos se la pondrá. Porque puede resultar que lo conviertan en un “falso positivo”.

168861

2009-10-26T23:38:20-05:00

column

2009-10-26T23:38:20-05:00

ee-admin

none

Pa' la calle 13…

18

4231

4249

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Reinaldo Spitaletta

Abucheo y censura

Fascismo a la criolla

¿Ser colombiano?, ¿qué es eso?

Borges: el ayer y el todavía

1989 o el imperio del terror