Por: Ramiro Bejarano Guzmán

El mundo “Facho” Santos

SI UN FISCAL INDEPENDIENTE COMO Fernando Pareja considera que Pacho Santos (PS) debe explicar sus reuniones con Mancuso, Carlos Castaño y alias El Alemán, él y sus amigos se enfurecen.

A pesar de que “Facho” dijo acatar la decisión de la Fiscalía, en cada declaración cuestionó al Vicefiscal y a su contraparte. A esas expresiones hostiles, se sumó la cruzada mediática que ambientó la irritante idea de que como Santos es de cuna ilustre, es intocable y nada malo de lo que se diga de él puede ser cierto. Salvo María Jimena Duzán, el club de los íntimos protegió otra de sus porcelanas.

Al vicefiscal Pareja le llovieron rayos y centellas, tergiversaron su decisión, y se inventaron que él y la Corte complotan para acabar con PS. La demencial tesis olvidó que la Corte que supuestamente hoy conspira contra PS, hace un par de años recibió del último la carta que a la postre llevó a la cárcel al ex senador Araújo.

La providencia que reabrió la investigación contra PS, lo que hizo fue darle la oportunidad de pronunciarse sobre unas acusaciones, lanzadas por paramilitares no por la Fiscalía. Si lo que se pidió fue que se permitiera dar explicaciones ¿por qué tanta ira?

No es cierto que la providencia de Pareja hubiese concluido que era atípica la conducta de PS, es decir que no era delito. Basta leer el aparte que tan precaria hermenéutica suscitó, para advertir que lo que allí se menciona tiene que ver con el alegato del abogado de PS para que no se permitiera intervenir en el proceso a la Comisión Andina de Juristas, no con la exculpación de PS. Confundieron el empedrador con el emperador.

Eso sí, nadie analizó la fragilidad de la providencia del Fiscal Edgar Collazos —sotto voce conocido como el “enterrador”—, quien en primera instancia se inhibió de investigar a PS. Menos que ese fiscal es el mismo a quien le trasladaron la denuncia por fraude procesal contra los promotores del referendo, donde sigue sin pasar nada. Eso para no mencionar sino una de sus controversiales decisiones.

Por creerse intocable, a PS se le está olvidando que tiene que defenderse de verdad, en vez de dejarse seducir por el cuento de sus amigos de que es apenas un “lengüilargo”, defectico del que fuimos víctimas el obispo Neil Beltrán y yo, entre otros. Con esos amigos…

En efecto, dijo el Vicepresidente que cuando se reunió con Mancuso, éste era un desconocido, aunque gente bien de Montería. Qué mala memoria, sí era conocido, sobre todo de las autoridades que habían ordenado su captura. Alegó además que Mancuso se retractó de su comentario acerca de su pedido para que se creara un bloque paraco en Bogotá. Esto tampoco es exacto. Lo que Mancuso sostuvo fue que entre chiste y chanza le habían pedido a Santos que comandara ese bloque, pero que no aceptó. Una cosa es negarse a comandar un grupo y otra oponerse a la creación del mismo. Si no fue cierto que PS habló con Mancuso de crear un bloque paraco en Bogotá ¿porqué aun en broma le ofrecían que lo comandara?

Y en cuanto al cargo contra Gustavo Gallón, pulcro defensor de Derechos Humanos, y la Comisión Colombiana de Juristas, parte civil que impugnó la decisión que en primera instancia favoreció a PS, es todavía más descabellado e injusto. Es falso que esa organización cobre a las víctimas por representarlas. Lo que allá ocurre al final de cada litigio, es que cuando un demandante obtiene beneficios económicos, patrocina con contribuciones voluntarias para que otras víctimas puedan reclamar sus derechos. ¿Será que igual disgusto causan los honorarios del abogado de Facho?

Ojalá el Vicepresidente salga bien librado del enredo en el que él solito se metió, pero no por aclamación, ni por ser él quien es.

Adenda N° 1. En lo que sí estoy de acuerdo con María Isabel Rueda, es en su campaña contra los maltratadores de mujeres. Tiene razón: ni un solo voto para ellos, pero tampoco la amistad y ni siquiera el saludo.

Adenda N° 2. La conminación presidencial a la Corte para que nombre Fiscal, no fue una invitación a reflexionar sino una amenaza. Se desató el más alevoso ataque contra la justicia.

 

[email protected]

169679

2009-10-31T23:55:00-05:00

column

2009-10-31T23:55:00-05:00

none

El mundo “Facho” Santos

27

4355

4382

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de Ramiro Bejarano Guzmán

¡A marchar!

Bombardero derribado

El otoño uribista

El que pregunta es porque sabe

¡Pobre Cali!