Por: José Fernando Isaza

Medalla Fields

CADA CUATRO AÑOS, A PARTIR DE 1936, la comunidad matemática otorga su máxima distinción, La Medalla Fields. El creador de este premio fue el matemático canadiense John Charles Fields. Este premio se conoce como el Nobel de las matemáticas.

¿Por qué no hay Premio Nobel de matemáticas? Una leyenda dice que Alfred Nobel no quiso crear el premio en esta categoría, pues de hacerlo era casi imposible que no se lo ganara Mittag-Leffler, quien con Poincaré y Hilbert eran, posiblemente, los más distinguidos matemáticos en el tránsito del siglo XIX al XX. El mito urbano dice que Nobel y Mittag-Leffler compartían el amor de una hermosa italiana. Alfred Nobel permaneció célibe toda la vida. La italiana sí existió y fue un tormentoso amor de Mittag-Leffler.

Existen explicaciones más prosaicas sobre la no existencia del Premio Nobel de matemáticas. Al instituir la distinción Alfred Nobel tuvo como principal objetivo reconocer los aportes al desarrollo técnico y científico que beneficiaran la humanidad, y creía que el carácter teórico de las matemáticas no contribuía a este fin. Otra área del conocimiento de acuerdo con el pensamiento de Alfred Nobel que no contribuye significativamente al progreso es la economía. Sólo se establece distinción en esta categoría en 1968, con fondos provistos por el Banco Central de Suecia.

En 1966 se otorgó la Medalla Fields a uno de los más grandes matemáticos del siglo XX, Grothendieck. Aunque nacido en Berlín, en su documento de viaje figura como apátrida, nunca aceptó la nacionalidad francesa, hijo de padres anarquistas, él también lo es. Participó activamente en las jornadas de Mayo del 68, y se convirtió en un ecologista antiestablecimiento. Sus áreas de contribución incluyen geometría diferencial, la topología algebraica, la K-teoría. Poco se sabe hoy de él. En 1990, se refugió en algún lugar de los Pirineos. Sólo un estrecho círculo de conocidos lo han visitado y desde entonces no hay pruebas de supervivencia. Por su participación en los movimientos estudiantiles, un país que aún durante el absolutismo de Luis XVI y ante la oposición que hacían los enciclopedistas y las presiones para llevarlos a la Bastilla, definió su política como “No se encarcela a Voltaire”, 200 años después le  canceló la cátedra del College de France.

El único galardonado con la Medalla Fields que la ha rechazado es Grigori Perelmán, en 2006. Su trabajo es la demostración de la Conjetura de Poincaré. Es bueno señalar que no sólo rechaza la Medalla Fields que no tiene un premio monetario significativo; el reconocimiento es el “Honor”. Tampoco acepta el Premio Clay que está dotado de un millón de dólares. El problema que resuelve Perelmán es uno de los llamados siete problemas del milenio. En términos sencillos, aunque no totalmente exactos, la Conjetura de Poincaré dice que en un espacio de dimensión 4, si en una superficie, cualquier curva puede deformarse, sin romperse, y convertirse en un punto, dicha superficie puede transformarse, sin rupturas en una esfera de dimensión 3. Lo interesante es que para dimensiones mayores de 3 la demostración es más simple y se habría encontrado años antes.

La teoría de la relatividad general supone un universo de dimensión cuatro, la demostración de Perelmán emplea resultados y técnicas de esa teoría, por lo que el resultado contribuye a encontrar La Forma del Universo.

 

*Rector Universidad Jorge Tadeo Lozano

 

Buscar columnista

Últimas Columnas de José Fernando Isaza

Aritmética

Calidad

Inquietudes

Solución

Hegemonía