Una súper convención

Uno de los eventos más importantes en su género, cuya historia empezó hace 42 años.

La Comic Con se salió de cauce. El evento se conoce principalmente con tres nombres. El formal, y el que muy pocos se comprometen a usar, es Comic Con International: San Diego. Con el paso de los años hubo tal confianza y apropiación que se le empezó a decir Comic Con San Diego, con una suerte de apellido para lograr diferenciarla de otras iniciativas inspiradas en los alcances logrados por este encuentro realizado por primera vez en 1970. Luego, la simplificación fue total y casi que por obviedad, al referirse a la Comic Con se está haciendo referencia a la congregación de productores, creativos y seguidores del cómic en cualquiera de sus manifestaciones populares, como viñetas, dibujos, juegos, contenidos de audio o adelantos visuales, que tiene lugar durante el verano, en el estado de California.

Lo que empezó siendo una reunión de apasionados por los relatos narrados a través de dibujos con o sin textos, a comienzos de la década de los 70, es en la actualidad un mar de actividades en torno al cómic. Las cabezas gestantes del proyecto Golden State Comic Book Convention, como era su primer nombre, fueron Richard Alf, hombre de negocios y hábil mercader dedicado enteramente al oficio y quien murió hace unos meses; Shel Dorf, artista y dibujante de tiras cómicas de reconocido despliegue local, desaparecido hace dos años; Towry Mike, encargado por muchos años de la presidencia de la congregación, y Krueger Ken, consagrado editor de contenidos de ficción y uno de los más comprometidos con el crecimiento de la reunión, incluso hasta muy poco tiempo antes de su muerte, ocurrida el 21 de noviembre de 2009.

Ni siquiera estos cuatro personajes, cuyas capacidades imaginativas podían de desbordar cualquier acto de ficción, sospecharon algún día que su mayor contribución al espectro del cómic y sus alrededores tendría los volúmenes que hoy por hoy ostenta. Comic Con San Diego se desarrolla en el centro de convenciones, en dos edificios de tres pisos cada uno, y cuenta con actividades alternas que tienen como ejes grandes complejos hoteleros, sin olvidar la Calle del Artista, convertida hoy en plural gracias al arribo de más de tres millones de visitantes diarios, que desfilan por el lugar.

Cada quien tiene su propio interés. Algunas de las cintas de superhéroes esperan estos días de verano en Estados Unidos y el ruido del evento para realizar sus primeras exhibiciones públicas. Muchas veces los productores optan por mostrar cabezotes o trailers cuando el producto está en su etapa de posproducción, y lo hacen casi de manera supersticiosa, porque dependiendo de la reacción de los asistentes a Comic Con pueden tener una idea de cómo será el comportamiento del público cuando la película llegue a la cartelera de cine.

Preestrenos anunciados, como el de Iron Man 3; conferencias con polémicos directores y con estrellas de Hollywood; charlas con personajes de culto para el mundo de la historieta; objetos de colección a la venta por cifras astronómicas, y réplicas exactas casi regaladas en las inmediaciones del encuentro, hacen parte de este evento, uno de los más importantes de América en su género y superado solamente por el Comiket de Japón, el Festival Internacional de Cómics de Angulema, en Francia, y el Lucca Comics and Games, en Italia. La Comic Con San Diego comienza el miércoles 11 y termina el domingo 15 de julio. La Comic Con es real.

Temas relacionados