Aplazan juicio a médico de Michael Jackson

La defensa de Conrad Murray quiere discutir con expertos un nuevo estudio realizado por la oficina forense.

El juicio al médico de Michael Jackson, Conrad Murray, acusado de la muerte del artista, fue suspendido hasta el miércoles para permitir a la defensa que consulte con expertos un estudio encargado por la fiscalía sobre el contenido del estómago del artista.

El juez de la Corte Superior de Los Ángeles Michael Pastor accedió el lunes a darle tiempo a los abogados de Murray para que discutan con expertos un nuevo estudio realizado por la oficina forense de la ciudad.

"Los jurados del juicio del Pueblo versus Conrad Murray regresarán a las 08H30 del miércoles (...) para el reinicio del proceso", informó la oficina de la Corte Superior en un comunicado.

El examen toxicológico forense realizado hace dos años había determinado que la muerte de Jackson, el 25 de junio de 2009, se había debido a una aguda intoxicación del anestésico propofol. También se habían hallado los sedantes lorazepam y midazolam en su organismo.

Murray fue acusado de homicidio involuntario por suministrarle a Jackson el potente sedante propofol para tratar su insomnio.

La defensa por su lado alegaba que el "rey del pop" se administró a sí mismo la dosis extra de propofol que lo mató, pero descartó esta teoría el miércoles para decir en cambio que Jackson tomó lorazepam cuando quedó fuera de la vigilancia de su doctor.

No obstante, el nuevo estudio sobre el contenido del estómago de Jackson y de la presencia del fármaco lorazepam, que no ha sido presentado aún en el juicio, muestra que la tesis de la defensa de que Jackson se tomó ocho pastillas de lorazepam es "totalmente inconsistente", dijo el fiscal David Walgren al juez en una audiencia técnica el lunes.

"Francamente, a partir de ahora no sabemos qué significa esto", dijo al juez uno de los abogados de Murray, Edward Chernoff, describiendo el examen como "un informe toxicológico totalmente nuevo" y pidiendo tiempo para tratar el asunto.

Los debates deberían retomarse el miércoles con el testimonio del anestesiólogo Steven Shafer, que comenzó el jueves. Este lunes el juicio ya había sido suspendido por la sorpresiva muerte del padre del testigo.