8 Aug 2020 - 3:00 p. m.

¿Cómo preparar comidas fáciles y saludables en casa?

Solo se requieren pequeños cambios en los ingredientes para lograr grandes reducciones de calorías. La cuarentena es un buen momento para desarrollar hábitos alimenticios más saludables.

Desde que inició la pandemia del coronavirus en el mundo y el país entró en cuarentena estricta, han sido muchos los temas que se han tocado en relación con la importancia de cuidar la salud tanto física como mental durante el confinamiento. Al tratarse de algo novedoso para el ser humano, las personas han tenido que cambiar sus hábitos y adaptar sus rutinas diarias a un nuevo estilo de vida.

En esa búsqueda de lograr el bienestar y el equilibrio entre mente y cuerpo, la alimentación juega un papel primordial. Pues según expertos, no solo es fundamental para la resistencia a una infección debido a que condiciona de forma directa todo el sistema inmune, sino que además en caso de caer en la enfermedad, determina la forma de afrontarla.

Estar bien alimentados, junto con otros factores de estilo de vida, influyen de manera directa en tener un sistema inmunológico más fuerte. Lograr esa buena alimentación a veces solo requiere de pequeños cambios en los ingredientes que se utilizan. “Si transformas una receta para un plato que comes todas las semanas, las calorías que reduces realmente pueden marcar la diferencia a largo plazo”, afirma Susan Bowerman, directora sénior de Educación y Capacitación en Nutrición Mundial en Herbalife Nutrition.

Estos son algunos de sus consejos para reducir la grasa y las calorías al momento de cocinar:

1. Realice intercambios saludables

Revise la lista de ingredientes y mire si puede hacer algunos intercambios saludables para reducir las grasas y las calorías o aumentar su valor nutricional. ¿Funcionaría el yogur natural en su plato en lugar de la crema agria? ¿El pavo molido funcionaría tan bien como la carne molida? ¿Podría agregar más fibra usando arroz integral en lugar de blanco?

2. Considere las cantidades de ciertos ingredientes

Si una receta requiere freír, ¿podría saltear para reducir la cantidad de grasa? ¿Se puede usar menos sal o azúcar? ¿Podría duplicar la cantidad de verduras necesarias?

3. No convierta en malo algo bueno

No se deje engañar al pensar que el comenzar con ingredientes muy bajos en calorías, significa que tiene calorías adicionales para “jugar” cuando cocina. Si fríe en lugar de asar, es como si hubiera comido una hamburguesa con queso.

4. Añada frutas y vegetales

Agregue vegetales cortados en cubitos a las sopas, pastel de carne, guisos, atún o ensalada de pollo y salsa de pasta para reducir las calorías en general y aumentar la nutrición. También puede agregar frutas frescas a la ensalada para variar. Pruebe rodajas de naranja, mandarina, manzana o kiwi.

5. Sea inteligente con los condimentos

Duplique la receta para platos como sopas y guisos. De esa manera, cuando esté cansado y no quiera cocinar, puede sacar algo saludable del congelador en lugar de pasar por comida rápida.

Comparte:
X