30 Sep 2020 - 9:37 p. m.

El corazón, un órgano que se cuida desde la infancia

Dos expertos en salud brindan algunas recomendaciones para generar hábitos de vida saludables. La primera causa de muerte en el mundo tiene tratamiento y se puede prevenir.

Han pasado muchos años desde que las enfermedades cardiovasculares se ubicaron como la principal causa de muertes en el mundo. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en 2012 murieron 17,5 millones de personas debido a esta causa y se estima que de aquí a 2030, casi 23,6 millones de personas morirán por alguna enfermedad cardiovascular, principalmente por cardiopatías y accidentes cerebrovasculares.

El corazón como motor básico para el funcionamiento de todo el organismo se encarga de irrigar y llevar oxígeno al cuerpo desde el nacimiento del ser humano, esto implica que con los años y todos los factores de riesgo que van apareciendo puede ir cambiando en forma negativa su funcionamiento. A esto se suma que, si los padres sufren de algún problema del corazón, lo más probable es que los hijos puedan heredarlos. La hipertensión, la obesidad, la diabetes, el sedentarismo, entre otros, son factores de riesgo que pueden adquirir los niños si no se cuidan desde la infancia.

De acuerdo con el doctor Gabriel Alberto Robledo Kaiser, cardiólogo y director del Centro Cardiológico de Bogotá, “Desde la infancia debemos promover un estilo de vida saludable, incluyendo la buena alimentación, lo cual puede marcar una gran diferencia en el futuro. El sobrepeso y la obesidad por mala alimentación y el sedentarismo pueden llevar a enfermedades cardiovasculares en edades tempranas. El ejercicio, al menos 150 minutos semanales, también ayuda a evitar enfermedades del corazón”.

¿Cuáles son esos hábitos saludables?

En palaras de Robledo, “lo más importante para mantener sano el corazón es la buena alimentación. Consumir frutas, vegetales, poca grasa y evitar los azucares refinados, entre otros, previene el sobrepeso y la obesidad. Hay que mantenerse activos desde la infancia, tener un peso saludable, evitar el tabaquismo, mantener controlado el colesterol (los niños pueden tener el colesterol elevado y hay que tener presente esto, sobre todo si los padres, tíos o abuelos sufren de colesterol alto (hipercolesterolemia familiar). El consumo de alcohol debe ser limitado y evitar los excesos. El estrés es un factor de riesgo de problemas cardiovasculares y se debe controlar desde la infancia”.

Por su parte, la doctora Dilcia Lujan TMD internista endocrinóloga y jefe de consulta externa de la Asociación Colombiana de Diabetes, añade que: "Una alimentación saludable ayuda a proteger el corazón, mejorar la presión arterial, el colesterol y mantener la diabetes tipo 2 bajo control.  Además, previene y evita el sobrepeso.

El plan de alimentación saludable para el corazón incluye lo siguiente:

· Frutas y verduras

· Verduras y legumbres

· Carnes y pescados magros

· Productos lácteos bajos en grasa o sin grasa

· Cereales integrales

· Grasas saludables, como el aceite de oliva

· No comer grasas trans como los fritos y grasas saturadas como las carnes gordas, salsamentarías, ni productos de repostería.

Ambos expertos coinciden en que, en Colombia como en todo el mundo occidental, la primera causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares. La enfermedad coronaria, es decir, la obstrucción de las arterias coronarias que lleva al infarto de miocardio es la primera causa seguida de los accidentes cerebrovasculares o ACV, la diabetes mellitus y la hipertensión arterial que causan lesiones importantes en el corazón y en los riñones, y pueden llevar a insuficiencia cardíaca e insuficiencia renal, aún en personas jóvenes.

Comparte:
X