27 Oct 2020 - 4:29 p. m.

Estas son las habilidades que requerirán los profesionales del futuro

La cuarta revolución industrial, la virtualidad y los próximos diez años necesitarán de un personal capaz de crear, comunicar, liderar y ser resiliente. Para lograrlo se requiere de una educación constante mediante experiencias internacionales y posgrados.

Históricamente, el mundo del trabajo se ha mantenido en constante cambio y evolución. Algunos oficios de épocas pasadas han desaparecido, por ejemplo, ya no se ven muchos herreros, o se han reinventado para mantenerse vigentes convirtiéndose en expertos en forja. El 2020, además de ser un año de transición a una nueva década, ha sido particular. Los retos para los profesionales han sido mayores, la tecnología y la digitalización vienen marcando tendencias y demandando expertos con nuevas habilidades que puedan suplir las vacantes de un mercado laboral revolucionado.

La inteligencia artificial, las nuevas tecnologías, el Internet de las cosas (IoT), la robótica, la analítica de datos, entre otros, son algunos de los campos que están requiriendo trabajadores con conocimientos cada vez más específicos, lo que ha generado una escasez de talento. La más alta en un periodo de diez años (54% en Colombia), según el reciente estudio de ManpowerGroup denominado ‘Cerrando la brecha de habilidades: ¿qué quieren los trabajadores?’.

No obstante, no es solo la carencia de conocimientos técnicos sino la necesidad de contar con profesionales completos, es decir, que posean tanto el intelecto y experticia como las destrezas emocionales. Por estas razones es importante, por un lado, mantenerse vigentes y, por otro, saber escoger el camino académico con el cual se fortalezca el perfil profesional de cada quien, necesario para la siguiente década.

“La educación constante es la opción que toman las personas para adquirir nuevos conocimientos y seguir haciendo parte de la fuerza de trabajo. En ese sentido, el sistema educativo de Nueva Zelanda ha buscado estar a la vanguardia y trabajar en conjunto con las universidades para brindar a sus estudiantes internacionales de pregrado y posgrado los mejores estándares de formación que demanda la educación del futuro”, comenta Javiera Visedo, directora de Educación de Education New Zealand para Chile y Colombia.

Cabe destacar, que las ocho universidades del país kiwi se encuentran ranqueadas entre las mejores del mundo según el QS World University Rankings. Tal es el caso de Auckland University of Technology y Massey University que, por ejemplo, vienen implementando dentro de sus programas académicos metodologías que permiten fortalecer habilidades y preparar mejor a sus alumnos.

“Las prácticas que se están desarrollando en la universidad para la formación de los estudiantes de la siguiente década son cruciales. La institución busca tener líderes tecnológicos, a través del desarrollo de habilidades, por supuesto, técnicas y académicas, pero también blandas como el liderazgo, la colaboración, comunicación, creatividad y pensamiento crítico”, expresó la Dra. Yvone Chan, Director of External Engagement - Faculty of Design and Creative Technologies de Auckland University of Technology, la universidad número uno en la región de Australasia y ubicada entre las mejores 500 del mundo.

Precisamente, en los próximos años, este tipo de competencias harán la diferencia en el proceso de selección de los trabajadores. De acuerdo con el estudio El futuro de los trabajadores, construido por los propios empleados: Hacer que la nueva normalidad sea mejor para todos, realizado también por ManpowerGroup, comunicación, priorización, adaptabilidad, iniciativa, integridad, pensamiento analítico, interrelacionamiento, empatía, coaching y resiliencia, son las destrezas con las que deben contar los colaboradores y los líderes.

Para Genaro Oliveira, profesor del Institute of Education de Massey University, la tecnología ha sido el posibilitador de la continuidad en los últimos meses, así como una herramienta fundamental para la capacitación de su cuerpo docente y posteriormente de sus estudiantes. “Como profesores, tuvimos que actualizar nuestras habilidades, desarrollar nuevo conocimiento y técnicas de aprendizaje al tiempo que lo hacían los estudiantes. Pero esto nos ha servido para ver las metodologías que marcarán el futuro”, comentó.

Nueva Zelanda cuenta con la capacidad de ofrecer una educación que contribuye a esa formación que necesitan los estudiantes colombianos para surgir en la siguiente década. “Sumado a las buenas prácticas educativas, los estudiantes internacionales en Nueva Zelanda obtienen también todos los beneficios de convivir en un ambiente multicultural, una experiencia estudiantil única, crecimiento sostenible y desarrollarse como ciudadanos globales capaces de desenvolverse en ámbitos laborales internacionales”, agrega Visedo.

Comparte:
X