1 Oct 2020 - 11:02 p. m.

No hay salud, sin salud mental

Antes de la pandemia, cinco de cada 100 colombianos sufrían de depresión y tres de cada 100 sufrían de ansiedad. Estas cifras aumentaron considerablemente durante los meses de aislamiento, impactando alarmantemente en los patrones de sueño, ansiedad, depresión y sentimientos de soledad.

La emergencia global causada por el COVID-19 no solo ha representado un riesgo para la salud física, sino que ha tenido grandes repercusiones en la salud mental de millones de personas. Con el paso de los meses de aislamiento y pandemia, cada vez son más los colombianos que presentan síntomas como ataques de pánico y ansiedad, insomnio y sentimientos de soledad. Es importante que las personas identifiquen prácticas saludables y opciones terapéuticas para tratar estos síntomas a tiempo.

En Colombia, antes del COVID-19 la realidad en salud mental ya era preocupante, si se tiene en cuenta que, según la Organización Mundial de la Salud, 5 de cada 100 colombianos sufrían de depresión y 3 de cada 100 sufrían de ansiedad. La misma entidad sustenta que la depresión afecta al 4,4% de la población global y al 4,7% de los colombianos, ubicando al país por encima de la media.

La Federación Mundial de Salud Mental argumentó recientemente que “Es indiscutible que la emergencia actual del COVID-19 tendrá consecuencias y efectos duraderos en la salud mental de muchas personas, afectando a la población general”. Así mismo, el reciente estudio PSY-COVID, mostró que el 35% de la población podría padecer trastornos mentales durante la pandemia. En el caso de Colombia, los sentimientos de soledad, la ansiedad y depresión se están presentando en más del 30% de la población, siendo las mujeres y los jóvenes adultos las poblaciones más afectadas.

El cannabis medicinal es una de las alternativas terapéuticas que recientemente se volvió una realidad en Colombia y puede llegar a ser muy efectiva para tratar estos síntomas asociados a la salud mental. Zerenia, la primera clínica de cuidado integrado con cannabis medicinal en Colombia, ha puesto a disposición de las personas programas enfocados a la salud mental en modalidades de consulta presencial y teleconsulta (Doctor Zerenia).

Dentro del grupo de pacientes que han logrado encontrar resultados positivos en estos tratamientos para diagnósticos de salud mental se encuentra la leyenda del fútbol colombiano Iván René Valenciano, quien obtuvo grandes mejoras en su salud y calidad de vida luego de comenzar a tratar su diagnóstico de insomnio y ansiedad con cannabis medicinal hace tres meses. “Para la gente es difícil pensar que uno pueda tener problemas de salud, pero el insomnio ha sido el partido más difícil de mi vida. Yo me levantaba como a las 10 de la mañana, cansado y sin ánimo, dormía solo dos horas. Probé con diferentes productos, pero nada, seguía sin dormir. Hasta que empecé un tratamiento con cannabis medicinal y ahí la cosa cambió. Ahora duermo bien, me levanto enérgico, monto bicicleta, hago pesas, abdominales, nivelé mi peso, tengo más ánimo y menos ansiedad. Mi calidad de vida mejoró y volví a ser yo.”, afirma Valenciano.

Por su parte, Juan Manuel Orjuela, médico neuropsiquiatra entrenado en prescripción de cannabis medicinal de la Clínica Zerenia, afirma que “El uso de cannabis medicinal permite regular el patrón del sueño (insomnio) y disminuir los síntomas de ansiedad e irritabilidad. Además, permite reducir el consumo de medicamentos asociados a otras enfermedades y es una buena opción para aquellas personas que no han respondido a las terapias convencionales”.

Los casos de insomnio se han venido incrementando a causa de la incertidumbre generada por la pandemia y las cuarentenas y si este diagnóstico se prolonga sin ser tratado de manera adecuada puede conllevar a diagnósticos asociados como ansiedad y depresión. El insomnio puede impactar en muchos procesos de la vida cotidiana como la memoria y el temperamento y por eso, además del tratamiento médico, es importante implementar hábitos de higiene del sueño como: no tomar cafeína en la tarde y en la noche, evitar las siestas durante el día, no pasar todo el día en la cama, tomar cenas ligeras y hacer actividad física aeróbica preferiblemente en la mañana.

Comparte:
X