15 Aug 2020 - 5:57 p. m.

Palabras Viajeras

Una reflexión de cómo el periodismo de viajes puede transformar la vida e impactar de forma positiva en sus entornos.

Andrés Cifuentes

La palabra “periodista viene de viaje, de viajero”. Creo que es de las cosas que más me enamora de este oficio. Journalism (periodismo) esa interpretación viene del sustantivo de la palabra en inglés journey, que significa viaje, que a su vez significa jornada en el mismo idioma. En español la etimología es distinta, pero los idiomas y las palabras, son otro mundo como otros viajes de conocimiento y sentido. Las palabras vienen de los usos, del lenguaje y de su aplicación en su contexto, en este caso el idioma inglés genera esta maravillosa metáfora que me hace verle todo el sentido a mi profesión.

Pero por qué escribir sobre viajes, creo que en mi caso y el de otros viajeros es de vocación, de esa voz interna la cual te dice qué vienes a hacer en la vida, en este caso no sólo viajo, sino que reflexiono y escribo, además, lo aplico como docente de comunicación, cada uno tiene su sentir a la hora de viajar. En mi caso coincido con mis maestros, como diría Ryszard Kapuściński hay periodistas los cuales se alojan en el Sheraton, se aíslan de la realidad todo lo que pueden y creo lo mismo sucede con algunos viajeros, no es de ese tipo de experiencias de vida y por ende de periodismo y de reflexiones que se buscan hacer en estas líneas.

El mismo Kapuściński, dice en su libro “Encuentro con el otro” que la pasión viajera no se da con tanta frecuencia como se suele pensar, pues el ser humano es sedentario por naturaleza, pues para muchos significa inquietud y miedo a lo inesperado e incluso la muerte, por eso hay culturas que despiden a sus viajeros con magia y conjuros.

La escritura sobre viajes es el viaje sobre el viaje, pues la lectura por si sola es ya un viaje. Para Gabriel García Márquez, el periodismo le ayudó a establecer un estrecho contacto con la vida y fue lo que le enseñó a escribir.

La escritura es vida, es sentido, pensadores filosóficos dicen que no morimos físicamente sino cuando nos dejan de recordar, seguramente los contenidos y textos que revisamos de hace 4.000 o 5.000 años de los egipcios, por dar un ejemplo, no sé si esos escribas o artistas de la época lo hacían con esa misma trascendencia filosófica, pero en este caso es el periodismo, goce y disfrute de compartir lo vivido en la experiencia de viaje, lo que los viajeros buscamos este tipo de experiencias.

Al viajar se reflexiona sobre el sentido de la vida, la cultura, la historia, la educación, la economía etc. pues cuando viajas y empiezas a atar cabos, frente a la complejidad de diversos fenómenos históricos, los aztecas, los griegos, los persas, los vikingos etc. Uno se da cuenta de la precaria historia que dan en secundaria, es como quedarse con la única imagen mediática infantil de la Cenicienta y nunca preguntarse de cuál era su sentido de trasfondo, por qué se hace y por qué sigue estando vigente, por hablar de algunos de los elementos que generan esa reflexión.

Es difícil estar en condición permanente de periodista de viaje, se tendría que estar vinculado con algún medio o agencia de noticias la cual patrocine este ejercicio, además que se está limitado por la filosofía del medio en el cual se trabaja, en mi caso, la suma de momentos de tiempo libre y viajes dan esa experiencia.

“Yo, no soy yo, por lo menos no soy el mismo yo interior. Ese vagar sin rumbo por nuestra mayúscula América, me ha cambiado más de lo que creí” es lo que dice el actor mexicano Gael García al representar “El fuser”, en una de las películas que es ícono para las viajeros “Diarios en Motocicleta”, pero en este caso no es la mayúscula América sino el mundo, lo cual es lo que se busca retratar de algunos viajes en estas palabras viajeras.

Comparte:
X