7 Aug 2020 - 4:00 p. m.

Una herramienta para enfrentar la crisis

El escritor Andrés Panasiuk, presenta su más reciente obra en la cual habla de cómo se puede enfrentar una crisis, seguir soñando y emprender nuevos proyectos.

El 2020 para muchos no ha sido como lo imaginaron y más bien lo catalogan como el peor de sus vidas a causa de la pandemia generada por el coronavirus que, además, ha traído incertidumbre y temor al futuro. Y es que “es algo que nunca habíamos vivido y peor que las guerras y las crisis económicas del mundo. Pues se dio en un momento en el que el mundo estaba globalizado e interconectado”, dice Andrés Panasiuk escritor y fundador del Instituto para la Cultura Financiera, una organización educativa, sin fines de lucro, que busca proveer alfabetización financiera con el fin de apoyar e impulsar a individuos y familias de habla hispana en todo el mundo, quien durante la cuarentena tomó la decisión de escribir “Una prueba como ninguna”, publicado por el Grupo Nelson en Nashville, Tennessee, Estados Unidos, para guiar a las personas a tomar decisiones acertadas e informadas en este tiempo y entender la crisis.

Pareciera obvio pero el escritor en primer lugar explica que “una crisis es un momento en la vida en el que a uno le sucede algo que no es normal; algo muchas veces completamente inesperado, incluso irracional que cambia la vida”. Eso pasó exactamente con el coronavirus, las personas no regresarán a la normalidad que conocían y en cambio tienen la posibilidad de analizar y tomar esas oportunidades de nuevos proyectos tanto personales como profesionales.

Actualmente, el mundo se está enfrentando a tasas de desempleo históricas, quiebras de empresas, pérdidas de ingresos y el riesgo de caer en pobreza. Todos los sectores, unos más que otros, han sufrido los estragos de las cuarentenas y los aislamientos obligatorios, “pero este texto no es para hablar de las cosas negativas sino de cómo podemos crear nuevas historias y tomar las mejores decisiones, además entender que esas crisis más allá de una pandemia también se pueden dar con una enfermedad inesperado o la muerte de un familiar y que hay opciones para seguir adelante”.

Y es que las crisis también son buenas. Por ejemplo, se sabe que en los negocios la economía es cíclica: tiene momentos de expansión y contracción que son saludables para la economía. En la obra “Una prueba como ninguna” se lee que esos tiempos son para asumir riesgos y compromisos económicos y que también se presentan para reflexionar acerca de las decisiones que se toman, porque si bien hay escenarios que se salen del control de las personas, hay bastantes que son consecuencia de sus acciones, de ahí la importancia de saber discernir y actuar a tiempo. Finalmente, las crisis no son todas iguales y cómo enfrentarlas es el reto que determinará “cómo se pasa por el fuego y se sale al otro lado”.

En ese tiempo cuando son frecuentes las expresiones “cuando esto pase”, “o mientras esto pasa”, hay un factor que está marcando la diferencia y es analizar qué se está pensando. Pues a muchos les ha llegado la idea de reflexionar en ¿por qué le pasa cosas malas a la gente buena?, o que Dios está librando una batalla que no entendemos o que está haciendo un trabajo de construcción que necesitaba el ser humano. Cualquiera que sea el pensamiento o la idea, el llamado es a ver más allá y poder soñar y actuar. Generalmente, en medio de las crisis las personas pueden perder esa capacidad de soñar y detienen su vida y lo importante es interiorizar que todo siempre pasa y que es tiempo de reformular o redireccionar el camino, pero no quedarse quieto. El experto en cultura financiera habla de diez mandamientos para sobrevivir a una crisis como, por ejemplo: pensar lo impensable, que el escritor explica, que, a lo largo de la vida, se van creando vacas sagradas como la casa, el carro, el trabajo o la ciudad en donde se vive y que en tiempos de crisis se pueden sacrificar para sobrevivir o cambiar de actividad.

En la obra se destaca “que puede ser un tiempo para cambiar de actividad y empezar de nuevo. Ahí se requiere la capacidad de adaptación y querer aprender de todo”. De alguna forma es poder elegir entre varias posibilidades. Obrarás proactivamente es el segundo mandamiento que habla de no dejar pasar las cosas y la vida. Es hacer que las cosas sucedan y eso es con disciplina y determinación. En cada página el lector se encontrará con casos reales y diferentes propuestas para encontrar una solución en medio de la crisis “para ello escribí treinta y una acciones para que las personas puedan hacer un nuevo plan de vida que impacta los hábitos alimenticios, el trabajo y la familia”, concluye Andrés Panasiuk.

Comparte:
X