¡Quiero una mascota!

Aceptar el anhelo de un hijo de tener un animal en casa debe ser una decisión meditada y consensuada entre todos los miembros de la familia. Aunque implica una gran responsabilidad, son más los beneficios que las desventajas.

Si no había pensado en la posibilidad de tener una mascota hasta que su hijo manifestó su deseo de que llegara un nuevo huésped a la casa, antes de dar el sí cerciórese de estar preparado para asumir la responsabilidad de su cuidado, pues mientras los niños crecen y aprenden son los padres quienes deberán responder por el animal. Si después de hablarlo en familia se toma una decisión favorable, es importante dedicar unos días a consultar cuál sería la mejor opción de acuerdo con el espacio del hogar y al temperamento de cada uno de sus miembros.

Los perros, los gatos, los peces y los hámsteres son generalmente los animales que más desean los niños. Tenerlos desde cachorros es lo más recomendable, pues de esta forma se pueden educar de acuerdo con las reglas de convivencia y con la manera como funcione cada familia. Es importante, explicó en entrevista con la cadena CNN Javier Riveros, médico veterinario de la Universidad Autónoma de México, que las mascotas tengan dentro de la casa un lugar propio para dormir, comer y hacer sus necesidades y que la limpieza de sus excrementos se haga con guantes.

Para los niños es beneficioso para relacionarse socialmente y aprender a asumir responsabilidades.

Perros


Los niños establecen vínculos emocionales muy fuertes con estos animales. Asegúrese de elegir una raza que se relacione fácil con los menores y tenga en cuenta que esta es una mascota que requiere de mucha atención y cuidado: debe alimentarse, sacarse a pasear varias veces todos los días, cepillarse y bañarse periódicamente, vacunarse y llevarse a controles con el veterinario.

Hámsteres

Estos roedores son el tipo de mascotas de las cuales un niño puede encargarse con facilidad. Generalmente permanecen activos durante la noche, así que es bueno que su jaula esté fuera de las habitaciones.

Hormigas

Estos roedores son el tipo de mascotas de las cuales un niño puede encargarse con facilidad. Generalmente permanecen activos durante la noche, así que es bueno que su jaula esté fuera de las habitaciones.

Gatos

Estos roedores son el tipo de mascotas de las cuales un niño puede encargarse con facilidad. Generalmente permanecen activos durante la noche, así que es bueno que su jaula esté fuera de las habitaciones.

Pájaros

Son animales que viven mucho tiempo. Es importante elegirlos por su temperamento, más que por el color. Son una buena compañía y no requieren de tantas atenciones.

Peces

Son ideales para los niños que nunca han tenido una mascota y que viven en una casa o apartamento sin jardín.

Para tener en cuenta


Los beneficios

Las mascotas contribuyen al desarrollo psicomotor y de la personalidad.

El cuidado que requieren fomenta el sentido de la responsabilidad.

Relacionarse con otro ser vivo ayuda a asimilar las reglas de la comunicación no verbal y a desarrollar la intuición.

El contacto físico con una mascota estimula el sentido del tacto.

Tener una mascota fortalece la seguridad en sí mismo y las relaciones con el entorno.

Temas relacionados