¿Constituyente para regreso de Uribe?

El senador de la U, alfil del expresidente en el Congreso, dice que la propuesta se está analizando y que sería para después de 2014.

Durante el reciente debate y aprobación de la Ley de Víctimas en el Congreso, el senador del Partido de la U Juan Carlos Vélez fue el emisario del expresidente Álvaro Uribe en contra de algunos puntos de la iniciativa con los que no estaba de acuerdo: el reconocimiento del conflicto armado interno y el tema de las víctimas de los agentes del Estado. En diálogo con El Espectador, Vélez reconoce que a la U le faltó ser más radical en sus posturas, habla del trámite de la Ley y suelta una perla: la propuesta que ya camina sobre una Asamblea Nacional Constituyente que permita el regreso de Uribe al poder.

Se aprobó la Ley de Víctimas reconociendo el conflicto armado, ¿le falló el Partido de la U al expresidente Álvaro Uribe?

Desde un principio. La posición del expresidente Uribe fue que no se hiciera reconocimiento al conflicto armado interno. Desde ese punto de vista, la bancada no lo acompañó, pero la preocupación que nos surge no es que se haya incluido en la Ley, sino el reconocimiento por parte del Gobierno. En el pasado, la Corte Constitucional y la Ley de Orden Público hablaron de conflicto armado interno, pero el Gobierno nunca lo había hecho.

En lo de las víctimas de agentes del Estado tampoco se hizo lo que quería el expresidente…

Manuel Enrique Rosero y yo presentamos una proposición para que se estableciera un procedimiento abreviado, donde se determinara la responsabilidad de los agentes del Estado. Esa proposición fue avalada por el Partido Conservador y por algunos miembros de la U. Sin embargo, acordamos con el Gobierno retirarla, dejarla como constancia y modificar el artículo 155 del proyecto, el cual dice que cuando se expidiera una resolución donde se reconociera la víctima ocasionada por agentes del Estado tendría que enviarse a la Fiscalía y a la Procuraduría para que se inicien las investigaciones. Allí se dejó claro que no se van a mencionar los nombres de los agentes del Estado, para evitar que se den juicios anticipados.

Da la sensación de que las tesis del uribismo fueron derrotadas…

En el gobierno del presidente Uribe, a través del Decreto 1290, se hizo el reconocimiento a las víctimas de la violencia en Colombia y gracias a ello ya se han indemnizado o compensado más de 50 mil víctimas. El uribismo ha sido amigo de que a las víctimas se les indemnice y la única diferencia que veo con la ley es que el Gobierno hizo un reconocimiento del conflicto armado interno.

¿Le faltó a la U ser más radical frente a dicho reconocimiento?

Me parece que debimos insistir más. A mí me toco votar el artículo tercero por decisión de la bancada, pero dejamos una constancia del expresidente Uribe, que fue leída en la plenaria. Constancia que no sirvió para nada… Así es, pero la posición que teníamos sobre el conflicto armado interno no fue derrotada en el Senado, sino en la reunión que tuvo la bancada de la U con el presidente Santos y la cúpula de las Fuerzas Armadas en el Palacio de Nariño, hace 15 días.

¿Se le volteó la U a Uribe?

Sí. En lo del reconocimiento del conflicto armado interno, que es algo muy grave para el país, es claro que el partido no lo acompañó.

¿Grave por qué, si el presidente Santos dijo que los terroristas seguirán siendo terroristas y no habrá beligerancia?

Reconocer el conflicto implica la aplicación del Convenio de Ginebra y sus protocolos en la situación de guerra. Se le podría imponer al Gobierno una serie de condicionamientos para aplicar lo que se conoce como el derecho de la guerra y que los actos que hoy se denominan terroristas sean considerados de guerra. Incluso, los prisioneros podrían ser canjeados a través de la figura que establece la Convención.

Pero en Colombia hay más de 57 mil desaparecidos y miles de N.N. enterrados en cementerios, ¿esto no es suficiente para decir que estamos en conflicto?

Según el Convenio de Ginebra, para que haya reconocimiento de un conflicto armado interno no internacional se deben cumplir tres condiciones: la primera es que haya estructura jerárquica de las fuerzas insurgentes. La segunda, que haya agresión o combate continuo, que lo estamos viendo, y lo tercero, que debe haber un control territorial y eso no ocurre.

Pero todos los días hay muertos, desaparecidos, y lo que se conoció como falsos positivos…

Es que puede presentarse la violación al Derecho Internacional Humanitario, lo cual no necesariamente tiene que ser producto de un conflicto armado interno. También se produce cuando hay amenaza terrorista y los Estados y sus agentes también pueden ser responsables.

Pero parece que Uribe no está muy contento…

No me atrevería a decir si está contento o no, aunque lo que sí siento es que no quedó tranquilo.

¿Cree que Santos ha traicionado el legado de Uribe?

No creo que lo haya traicionado y lo que veo es que en muchas cosas siguen identificados, como en la continuidad de la seguridad democrática y en muchas de las políticas económicas.

¿No cree que el uribismo está perdiendo fuerza? En Bogotá no encontraron candidato y ni en Antioquia tienen claro el panorama para las elecciones…

Es muy prematuro decir que lo que las encuestas reflejan es lo que va a ocurrir el 30 de octubre. Faltan cinco meses y estoy seguro de que a la U le va a ir bien, en primer lugar, por la alta popularidad que mantiene el expresidente Uribe y porque en esas encuestas el partido es el de mayor reconocimiento en la gente. Gran parte de la fuerza electoral de la U está fundamentada en Uribe y él va a jugársela en estas elecciones. Ya nos ha dicho que desde el 1° de junio se va a dedicar a impulsar sus candidatos.

¿Los escándalos de corrupción en torno al gobierno Uribe podrían afectar su popularidad?

Pues en las encuestas eso no se ve. Creo que el efecto teflón continúa.

Pero los votos no son endosables…

Creo que sí y ahí están los resultados que obtuvo el presidente Juan Manuel Santos, a quien vendimos como la continuidad de las políticas del presidente Uribe.

Por cierto, ¿descarta a Uribe como candidato en Bogotá?

Totalmente descartado, y él nos ha dicho que su intención es impulsar candidatos que se identifiquen con sus planteamientos.

¿Y si Gustavo Petro llega a estar arriba en las encuestas?

Él ya tomó una decisión con respecto a Peñalosa, porque toda la vida han sido cercanos.

¿Será que apuesta por volver a la Presidencia? Dicen que ya está caminando la propuesta de una Asamblea Constituyente…

Pues el presidente Uribe está muy joven y todavía tiene mucha energía para poder seguir dando guerra. Tiene apenas 58 años y no es nada raro que de pronto se pueda abrir la posibilidad de que vuelva a la Presidencia.

¿O sea que sí es cierto lo de la Constituyente?

Pues esa es la única posibilidad de volver que tiene.

¿Y ya están trabajando en ese proyecto?

Está empezando. Algunos han hecho la propuesta, la estamos escuchando y analizando. No es algo descabellado. Obviamente no sería para las próximas elecciones de 2014. Pero si en el futuro el país reclama al presidente Uribe, porque considera que es necesario que regrese, pues buscaremos esa posibilidad.

¿Será usted el encargado de poner la Constituyente sobre la mesa?

No haría nada sin el consentimiento del expresidente Uribe. Si él en algún momento manifiesta su intención y los colombianos quieren que eso se dé, no veo ningún problema para impulsar esa Asamblea Nacional Constituyente.

¿Ya le preguntó si quiere?

No, pero después de esta entrevista me va a tocar.

José Obdulio Gaviria ha hablado de una Constituyente para reformar la justicia, ¿sería allí donde se incluiría la reelección de Uribe?

Creo que una Constituyente no es la única alternativa para la reforma a la justicia, creo que se puede adelantar vía Congreso. Pero sí, una Asamblea Nacional Constituyente abriría no solamente la posibilidad de reformar instituciones como la justicia, también se podría incluir el tema de la reelección presidencial.

 

últimas noticias