¿Murió un hijo de Gadafi?

Saif el Arab Gadafi, de 29 años, falleció durante un ataque aéreo a Trípoli, según el gobierno de Libia, que para este lunes anunció su funeral. Los opositores niegan que sea cierto.

El primero en dar la noticia fue Mussa Ibrahim, portavoz del gobierno libio, quien respondía a un bombardeo aéreo de la OTAN a la ciudad de Trípoli: “El más joven de los hijos del líder fue atacado esta noche. Gadafi y su esposa estaban allí, igual que otros familiares y amigos. El resultado del ataque fue el martirio del hermano Saif el Arab, de 29 años, y de tres de los nietos del líder”.

El anuncio de la muerte del menor de los hijos del líder fue seguido por la noticia de que Muamar Gadafi y su esposa habían salido ilesos del bombardeo, pero de igual manera, la desgracia había golpeado a la familia. La OTAN admitió que durante la noche del sábado y la madrugada del domingo la coalición continuó sus “ataques de precisión” contra objetivos militares en Trípoli, “incluyendo un edificio de mando en el barrio de Bab al Aziziyah”, y el lugarteniente general Charles Brochard afirmaba enfáticamente que “todos los objetivos de la OTAN son de naturaleza militar (...) no tenemos a personas individuales como objetivo”.

En los comunicados nunca se descartó —tampoco se aseveró— que en Bab al Aziziyah, Saif el Arab Gadafi tuviera su residencia y mucho menos que hubiera fallecido. No obstante, un grupo de militares libios condujo a los periodistas a la residencia del hijo del líder, una estructura que presentaba una gran destrucción y evidenciaba el impacto de al menos tres misiles.

No hay claridad sobre el estado del menor de los hijos del líder libio. El vicario apostólico de Trípoli, el obispo Giovanni Innocenzo Martinelli, confirmó el fallecimiento y la televisión oficial libia difundió un video con tres cuerpos envueltos en mantas que al parecer correspondían a Saif el Arab, un amigo de la familia y uno de los nietos del líder. Pero la oposición, representada por el Consejo Nacional de Transición (CNT), es escéptica, no cree que las muertes sean ciertas y catalogan el hecho de “propaganda”, una de las “tantas” mentiras del régimen para crear presión contra la coalición.

Sin una versión irrefutable pero con las declaraciones de los entes oficiales, los seguidores de Muamar Gadafi invadieron las calles con protestas y atacaron las embajadas de Italia y del Reino Unido, que optó por expulsar al embajador libio de Londres. La ONU decidió evacuar a todo su personal en Libia, al tiempo que algunos rebeldes en Bengasi, al parecer desinformados de la posición del CNT, festejaron la muerte de Saif el Arab con disparos al aire.

Temas relacionados