¿Qué va a pasar con las basuras?

El destino del contrato de $2,3 billones, que permitiría la reducción del 19% en las tarifas de aseo que hoy pagan los bogotanos, depende de la decisión que tome quien reemplace al suspendido alcalde Samuel Moreno.

Al tiempo que la ciudad se enteraba de la suspensión del alcalde Samuel Moreno y empezaban a surgir los primeros rumores acerca de quién sería su reemplazo, otra decisión importante para el destino de Bogotá se tomaba en la Procuraduría. Ese mismo día el Ministerio Público decidió destituir e inhabilitar por 10 años a la directora de la Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp), Miriam Margot Martínez, por consignación de información falsa en el acta de asignación de la licitación del relleno sanitario Doña Juana  en septiembre de 2010.

La decisión deja a la deriva la licitación de recolección, barrido y limpieza de Bogotá, calculada en $2,3 billones y que se adjudicaría por un periodo de ocho años. El millonario contrato, decisivo en la reducción del 19% en las tarifas de aseo que hoy pagan los bogotanos, significa además la transformación en el manejo de las más de 6.000 toneladas de basura que produce a diario la ciudad y la posibilidad de dignificar la labor de los recicladores.

Según el último censo de la Uaesp, en la ciudad trabajan 11.500 recicladores. Ellos aseguran que la cifra supera el doble. Lo cual significa que,  teniendo en cuenta sus familias, cerca de 80.000 personas viven del material reciclable en la capital, que hoy no supera el 10% del total de los residuos producidos. Sin embargo, algunos representantes de los recicladores se niegan a las condiciones contempladas en el contrato porque aseguran que no se estimula su labor y que su participación no es representativa.

No obstante la destitución de Martínez y la ausencia del alcalde no son los únicos limitantes para entregar el contrato. La atropellada licitación debía ser entregada a los nuevos operadores en septiembre de 2010, pero debido a retrasos en la creación de los pliegos de licitación se prorrogó por seis meses más.

La nueva fecha para el cierre de la licitación sería en junio pero hasta el momento no se ha abierto  porque la Uaesp ha recibido cerca de 5.000 observaciones a los prepliegos y aunque Martínez dice que se trata de una estrategia para entorpecer la licitación, legalmente tendrá que darle respuesta a cada una. Sumado a esto, la propuesta del nuevo servicio de aseo deberá ser avalada por la Comisión de Regulación de Agua y Aseo (CRA), lo que supone un tiempo adicional.

Mientras el concejal Carlos Vicente de Roux y el candidato a la alcaldía Carlos Fernando Galán opinan que es necesario que la ciudad se tome el tiempo para revisar las condiciones del proyecto, el concejal Antonio Sanguino opina que se tiene que hacer lo más pronto posible, pues “no hacerla significa favorecer a los actuales operadores”.

Pese a que Martínez anunció que apelará la decisión de la Procuraduría por considerar que se le violó el debido proceso, la Uaesp reconoce que independiente de la respuesta que reciba, el calendario seguirá retrasado.

El tiempo parece estar en contra de la renovación del manejo de basuras en la capital. Todo indica que su destino, como el de otros millonarios contratos pendientes, quedará en manos del reemplazo de alcalde Samuel Moreno, que por ahora depende de las determinaciones de su partido.

Los lunares de la licitación de RBL

Algunas de las observaciones que el concejal Carlos Vicente de Roux y representantes del gremio de recicladores han hecho al proyecto de pliego de condiciones de la licitación:

El modelo financiero

Da prioridad al transporte de residuos hacia el relleno, pero no favorece la actividad de los recicladores, lo cual lleva a que no se dignifique su labor.

Los recicladores

Tienen una inclusión mínima en el proceso. Todavía no se ha definido su participación accionaria.

Cada operador tendrá el control de la recolección de basuras en las áreas de servicio, pero no hay exclusividad para las rutas de reciclaje.

No hay garantías de transparencia en cuanto a la adquisición de los equipos requeridos para el servicio.

Según la Contraloría, tampoco es conveniente que  la Uaesp entre a administrar y la actividad de gestión comercial como está concebido en el proyecto.

No contempla una tarifa de aseo que incluya el reciclaje.

Cronología de retrasos

2003

Septiembre

El Distrito entrega la concesión de seis Áreas de Servicio Exclusivo (ASE) para la recolección de basuras durante  siete años a las  las firmas Atesa, Aseo Capital, Lime y Ciudad Limpia.

2010

Septiembre

Vencían  los contratos de manejo de basuras en Bogotá establecidos desde 2003 pero la  Uaesp decide prorrogarlos  más   debido a que no estaba lista la licitación requerida para elegir a los nuevos contratistas. Aseguran que el 15 de marzo de 2011 presentarán  los pliegos finales de la licitación.  

2011

Febrero

Se publican los prepliegos para la licitación.

Abril

La Contraloría cuestiona las propuestas de los  pliegos para la adjudicación de la licitación.  

Mayo

Se tenía previsto a adjudicación de la licitación pero se aplaza  la misma para discutir las condiciones  bajo las cuales se adjudicará el contrato. La Procuraduría anuncia la destitución de Miriam Martínez, directora de la Uaesp.

Temas relacionados