¿Se le acaba el tiempo al Polo?

Cada minuto aumenta la presión sobre el Polo Democrático para que entregue la terna que permitirá la elección del reemplazo del suspendido alcalde Samuel Moreno.

La urgencia es evidente, no sólo porque quien llegue a ocupar el cargo definirá el destino de la ciudad, sino también el del Polo Democrático. Aunque algunos sectores del partido creen que este lunes, el Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático puede llegar a un consenso, Clara López, directora de esa colectividad y quien ya descartó que su nombre aparezca en la terna, anunció que sería prudente estudiar la posibilidad  de esperar que quede en firme la decisión del Procurador para dar el nombre de los candidatos, lo que podría tardar al menos tres semanas, teniendo en cuenta que el pasado viernes el abogado de Samuel Moreno, Carlos Arturo Gómez Pavajeau, radicó ante la Procuraduría el recurso de reposición en el proceso disciplinario.

Mientras en la opinión pública  prima la idea de que la bancada no se puede dar el lujo de meditar por mucho tiempo la conformación de la terna, porque entre otras cosas, prolonga la crisis generada en el partido por la suspensión de Moreno y deja en evidencia los conflictos internos, otros como López, insisten en que es una decisión trascendental para el Partido que debe tomarse con toda la calma. 

En lo que sí coinciden —aunque sea poco el optimismo— es en que  está en juego la única oportunidad del Polo para recuperar algo del terreno perdido en la ciudad. Lo que a todas luces no será nada fácil, en momentos en los que se reafirman los problemas del Polo, conformado por personajes que no piensan como partido.

Por ahora, la ciudad entera espera que   los 35 miembros del Comité Ejecutivo escojan cuanto antes el reemplazo de Moreno para que redireccione a la ciudad en lo queda del año. De su elección  dependerán además los nuevos movimientos en el ajedrez político de las próximas elecciones, en las que ya suenan algunos candidatos pero donde faltan las jugadas de verdaderos pesos pesados.