¿Trabas a licitación de las basuras?

La licitación para el servicio de aseo en la capital está siendo dilatada con miles observaciones que, según la comisión de seguimiento y control del proceso, provienen de los operadores actuales.

La licitación del contrato para  seleccionar a la empresa que se encargará del servicio de aseo de la capital durante ocho años está siendo dilatada con miles observaciones que, según la comisión de seguimiento y control del proceso, provienen de los operadores actuales.


Así lo afirman los concejales Severo Correa, del Partido Conservador; Fernando López, de Cambio Radical, y Antonio Sanguino, del Partido Verde, miembros de la comisión constituida por el Cabildo Distrital para velar por la transparencia en el proceso, que el 18 de agosto finalizará con la adjudicación del contrato por cerca de $2,4 billones.

Según los concejales, William Vélez (socio de la empresa de Aseo Técnico de la Sábana que cubre las localidades de Engativá y Fontibón) y Alberto Ríos (socio de Aseo Capital,  que cubre otras nueve localidades) serían los  responsables de  trabar el proceso, pues se beneficiarían mínimo con tres meses más de operación si el contrato no se adjudica.

Su estrategia consistiría en enviar la mayoría de las 6.000 solicitudes y, como es requisito contestarlas todas para avanzar en la licitación,  la Unidad Administrativa Especial de Servicios públicos (Uaesp) podría no dar abasto para responder antes del vencimiento de los términos.

La directora de la Uaesp, Miriam Martínez, aseguró que las observaciones serán contestadas, pero no señaló a los contratistas como responsables de obstruir el proceso. Dijo que la Procuraduría y la veeduría ciudadana han acompañado la licitación desde el principio, garantizando que todo esté en orden.

La empresa de Aseo Técnico de la Sábana (Atesa), manifestó que, en vez de obstruir el proceso, lo está apoyando, y que prepara una propuesta beneficiosa para la capital. El Espectador buscó también a Aseo Capital, cuyo gerente administrativo aseguró que Ríos ya no es gerente de la empresa, como habían sugerido los concejales.