Árido camino legislativo

Aunque en el Parlamento se escuchan voces en favor de la reglamentación del matrimonio homosexual, las concepciones ideológicas y la mecánica política impedirían su trámite.

La Corte Constitucional le endosó al Congreso de la República la responsabilidad de decidir sobre la posibilidad legal de que en Colombia las parejas del mismo sexo se puedan casar y, aunque el debate no ha comenzado, la historia ha demostrado que la labor del Legislativo ha sido prácticamente nula en materia de garantía de derechos de la población LGBTI.

Y la historia no es nueva. Desde 1999 se ha venido hablando en el Capitolio sobre la posibilidad de legislar sobre los derechos de las parejas del mismo sexo, pero los intentos nunca han llegado a feliz término. Sólo en junio de 2007, con un proyecto de autoría del exrepresentante a la Cámara del Polo Democrático Alternativo Venus Albeiro Silva, se logró la aprobación en los ocho debates que requiere una modificación constitucional. Sin embargo, en la conciliación de esta iniciativa, cuando todo el país daba por hecha su aprobación, la plenaria del Senado disolvió su quórum y se hundió.

Ahora, con la decisión de la Corte Constitucional de instar al Congreso a tramitar esta reforma constitucional, la situación no es diferente. Aunque ya se escuchan voces a favor de la iniciativa, las concepciones ideológicas de algunos partidos y la mecánica política son palos en la rueda que desde ya le salen a la posibilidad de legalizar el matrimonio gay. Además, se habla de cerca de 50 iniciativas de origen gubernamental que serán discutidas y no habrá espacio para el debate de un tema que genera posiciones encontradas.

Precisamente, el presidente del Senado, Juan Manuel Corzo, hizo pública su oposición al afirmar que “la Constitución es muy clara al plantear que el matrimonio es entre un hombre y una mujer, y no entre personas del mismo sexo. Y yo, como presidente del Congreso, no veo el ambiente para que pase una iniciativa en ese sentido”.

En la Cámara de Representantes la situación no es diferente. El presidente de esta corporación, Simón Gaviria, tampoco le vio futuro y aseguró que será un debate de mucha complejidad, porque en el Congreso hay minorías religiosas y posiciones personales muy marcadas sobre el tema.

Y es que a la modificación constitucional las cuentas no le dan. El Partido Conservador ya ha manifestado su oposición a una iniciativa en ese sentido. El movimiento político MIRA, de origen cristiano, también se niega a legislar sobre el tema y en el Partido de la U este tema resulta sensible, porque al establecer una alianza con los parlamentarios cristianos de la Misión Carismática Internacional, encabezados políticamente por la exsenadora Claudia Rodríguez de Castellanos, para que pasaran de Cambio Radical a la U quedó implícita la solicitud de no respaldar propuestas de este tipo. El motivo: se calcula en más de 300 mil los votos que le aportó este grupo religioso a la U.

Pese a ese complejo panorama, hay voces a favor, como la del Partido Liberal. El senador de esta colectividad Juan Fernando Cristo manifestó que “en Colombia hay que avanzar en el reconocimiento del derecho a la familia que tienen las parejas del mismo sexo”.

La senadora Gilma Jiménez, del Partido Verde, advirtió que “es una decisión muy compleja, es un asunto lleno de mitos, de temores y de tergiversaciones. El debate será muy complicado y lo tendremos que dar, incluso en el interior del Partido Verde, porque hay miradas diferentes. En lo personal, no existe ninguna razón para que una persona homosexual no tenga igualdad de derechos”.

Estos diferentes planteamientos dejan sobre el tapete la realidad de lo que podría ser un complejo debate que, después de más de 10 años, el Congreso no ha asumido y que genera radicales diferencias, como la planteada por el procurador Alejandro Ordóñez, quien, al radicar un proyecto de ley para reglamentar el derecho a la objeción de conciencia, abrió la posibilidad para que los notarios se nieguen a oficiar bodas homosexuales.

Decisiones de la Corte
2007
Febrero 7
La Corte Constitucional resolvió que las parejas del mismo sexo tenían los mismos derechos patrimoniales que una pareja heterosexual contemplados en la Ley 979 de 2005.

Marzo 10
Nuevamente este alto tribunal se encargó de garantizar los derechos de las parejas LGBT, en esta ocasión en lo que se refiere al acceso al sistema de salud de las parejas del mismo sexo y sus cónyuges.

2008
Agosto 20

Con ponencia del magistrado Jaime Córdoba, la Corte decidió que entre las parejas del mismo sexo existía la misma obligación frente a los derechos alimentarios como sucedía con las parejas heterosexuales.

2009
Enero 28

Esta decisión de la Corte es la más importante en materia de derechos a las parejas LGBT, pues garantiza el acceso a derechos civiles, políticos, penales y sociales.

2011
Abril 13

La Corte reconoció, en la sentencia  C-283, derechos sucesorales a las parejas del mismo sexo. Esto quiere decir, que cuando uno de los miembros de la pareja fallezca, el otro podrá reclamar el patrimonio.

Julio 26
Había gran expectativa sobre la legalidad del matrimonio homosexual, pero en esta ocasión, por tratarse de una modificación constitucional, la Corte instó al Congreso a legislar sobre ese tema.