Útica, un pueblo borrado por el lodo

Canal del Dique sigue en observación y hay alerta roja en media Bogotá. Invierno en el país deja 89 muertos y 21 desaparecidos en 2011.

Las campanas les salvaron la vida. Fueron agitadas con desespero por orden del clérigo municipal y provocaron un masivo desalojo de los pobladores, incluso en las zonas más distantes de la iglesia. En Útica todo era confusión. El municipio del noroccidente de Cundinamarca se llenó de pánico mientras el repicar constante desde la catedral insistía en la urgencia de evacuar.

Había llovido bastante, pero hasta entonces las noticias más cercanas a la tragedia del invierno procedían desde Atlántico, donde el río Magdalena había horadado en varios puntos el Canal del Dique. Y de Cantagallo, en el sur de Bolívar, inundado por el mismo aflujente.

Las advertencias de las campanas se cumplieron y con la llegada de la avalancha se fue el 90% de Útica. Quedó bajo el lodo, en el que fue hallado primero el cadáver de una mujer y, en la noche de ayer, el de otro de sus habitantes.

Los pobladores fueron evacuados al barrio Alfonso López, en la parte alta del casco urbano, mientras el gobernador de Cundinamarca, Andrés González, anunció que el represamiento de aguas en la parte alta de la montaña provocará una nueva y más potente avalancha que terminará de derrumbar el pueblo.

Los 4.000 habitantes del municipio con nombre de ciudad de la Roma antigua fueron ubicados en albergues hasta los cuales alcanzaron a llevar algunos de sus bienes más preciados. Por los televisores que afanosamente cargaron durante el día entre los barrizales se enteraron ayer mismo de que el invierno no daba tregua en el país: Chía, Cajicá y Cota, en la sabana de Bogotá, fueron inundadas; cinco localidades de la capital, declaradas en alerta roja; un niño francés fue arrastrado por las aguas de un río en el Valle y la situación en el Canal del Dique, que tanta alarma había causado la noche anterior, ya estaba controlada, según las autoridades.

Pero en medio de la tragedia, que ya ha cobrado 89 vidas este año y que elevó a 2’826.889 los damnificados desde octubre pasado, la situación de Útica era la que más despliegue tenía en los informativos. Los habitantes se vieron en horario triple A corriendo por lo que hasta hace unas horas fueron las calles del pueblo, en busca de refugio para blindarse frente a las amenazas de repetición del desastre.

Las lluvias, los derrumbes, inundaciones y avalanchas que ha provocado el Fenómeno de La Niña en el país dejan un escalofriante saldo de 408 muertos, 482 heridos y 75 desaparecidos.

Mientras la Policía se declara en acuartelamiento para apoyar la atención humanitaria a los afectados por el invierno  y el Ministerio de Vivienda estudia estrategias para la construcción de 260 mil nuevas viviendas para los damnificados, las autoridades del sector eléctrico toman medidas para evitar que colapsen los embalses, que están al límite de su capacidad de almacenamiento.

Hay alerta máxima por el aumento del caudal de nueve ríos y, de acuerdo con el presidente Juan Manuel Santos, casi todos los afluentes del país están a punto de desbordarse. “Esta situación está muy complicada, no solamente el río Magdalena, prácticamente todos los ríos de Colombia están por encima de su nivel normal y no en porcentaje pequeño, en un porcentaje nunca antes visto y desafortunadamente esto se va a agravar”, puntualizó el mandatario, quien estuvo ayer en Puerto Nare para analizar los estragos que ha dejado el invierno en esa región antioqueña.

Y ahora sin vías

Los frecuentes deslizamientos que se han registrado por cuenta de las incesantes lluvias han causado grandes traumatismos en varias carreteras nacionales.

Once vías presentan cierre total, entre ellas la de Tunja-Villa de Leyva (Boyacá), en el Alto de Cucaita, por caída de rocas. Se recomienda como vía alterna Tunja-Arcabuco-Villa de Leyva. En Cundinamarca permanece cerrada la vía Honda-Guaduas en el Alto de la Mona, por un derrumbe. Y en Norte de Santander las vías Bucaramanga-Pamplona, Pamplona-Cúcuta y Ocaña-Sardinata. Ninguna de ellas cuenta con un camino alterno (ver infografía).

Además, existen 17 corredores viales con paso restringido, siendo los más afectados los de la Región Andina y diferentes corredores viales de los Santanderes, Caldas, Risaralda, Antioquia, Chocó, Cundinamarca, Boyacá, Cauca, Nariño, Huila y el Valle del Cauca.

Antes de salir, los viajeros pueden confirmar el estado de las vías con la Policía de Carreteras marcando #767 desde cualquier operador móvil. El servicio estará disponible 24 horas al día.

Pese a las dificultades en las vías, las autoridades insisten en que los cerca de siete millones de colombianos que se desplazarán hoy por el país con motivo de las celebraciones de la Semana Santa lograrán llegar a sus destinos si siguen las recomendaciones y están atentos a los desvíos.

Según la Policía de Carreteras, entre hoy y el próximo lunes, sólo desde la terminal de transporte de Bogotá se movilizarán 500.000 personas, especialmente hacia el centro-oriente del país, la Costa Atlántica y destinos religiosos como Popayán (Cauca), Chiquinquirá (Boyacá), Las Lajas (Nariño), Buga (Valle) y Mompox (Bolívar).

últimas noticias