“Tecnología para gente inteligente”

Esteban Choi, presidente de Samsung Electronics Colombia, habla de la estrategia que ha tenido la compañía que dirige, del por qué las necesidades de los clientes siempre son atendidas y de la apuesta de diseños de productos finales intuitivos que mejoren su funcionalidad.

Más allá de comprar aparatos para el hogar u oficina, impulsado por la adicción a los “gadgets”  y la tecnología sofisticada (neofilismo), lo esencial es que el consumidor tenga una satisfactoria experiencia de uso que responda a sus necesidades de comunicación y conexión. Esto ha exigido a las compañías desarrolladoras de aplicaciones digitales, volcar sus ejes principales a diseñar para lograr la comodidad de sus clientes. Un negocio en el que se mueve muy bien Samsung.

Por esa razón, la marca coreana que vendió en el mundo US$135 billones en 2010, decidió invertir el 7% de sus ventas totales del año pasado para desarrollar su filosofía Smart life,  basada en una línea de productos fáciles de manejar, que ahorren agua y energía, y con los cuales el cliente elabore sus propios contenidos al acceder a redes sociales, en el caso de los televisores.

El producto estrella de la vida inteligente Samsung es el televisor LED D8000 y D7000. Éste tiene sistemas  de comunicación y conexión que lo hacen diferente a uno convencional, por ejemplo, en él es posible ver un partido de fútbol y comentar los mejores momentos del encuentro accediendo desde la pantalla del televisor a Facebook o Twitter, o el usuario puede descargar películas y videos a través de servicios online o verlos desde otros dispositivos que estén conectados al televisor, además de acceder a 380 aplicaciones como Hulu Plus, ESPN Next Level, AccuWeather, Google Maps y Texas Holdem, que se encuentran en Samsung Apps, tienda de aplicaciones diseñadas para Smart TV.

Para la implementación de esta filosofía en sus productos y diseños, la compañía ha realizado en el país una serie de estudios que miden las necesidades tecnológicas de los colombianos, la percepción que tienen frente a la marca y la preferencia a la hora de ejecutar sus compras. De acuerdo con Esteban Choi, presidente de Samsung Electronics Colombia, “queremos fortalecer la comunicación con nuestros clientes. Este es un país de pasiones y la compañía quiere compartir esos sentimientos desarrollando productos con los que  los consumidores se identifiquen y disfruten la vida de manera muy inteligente. Esto es tecnología para gente inteligente que le saca el ‘jugo’ a lo que compra”.

Smart life fue lanzada por primera vez al mundo en el Consumer Electronics Show de Las Vegas, en enero de este año. El turno siguiente fue para Colombia porque, según  Andrés Felipe Fuentes, director de Mercadeo de la empresa en el país, “2010 fue el mejor año para la compañía desde que comenzó su operación en el país. Nuestras ventas estuvieron por encima de los $800.000 millones en todas las líneas de producto”. Samsung Electronics Colombia nació en 1998 como una subsidiaria de ventas, que dependía de Panamá.

Para 2011, la compañía  asume el reto de aumentar la participación en el mercado de televisores, en el que tiene un 35% de la torta en Colombia. También convertirse en un jugador importante en el mercado de portátiles, del que tienen el 10% de participación en el país, porque, según Fuentes, “este nicho de mercado mueve más capital que el de televisores”.  Además de posicionarse en el negocio de las tabletas con una nueva familia de Galaxy que continuará con la plataforma Android, y  cuyo lanzamiento no está aún agendado.