10 militares acusados de 'falso positivo' en Guaviare

La Fiscalía también vinculó a un taxista y un vigilante privado.

Por la ejecución extrajudicial de cinco civiles, cometida bajo la modalidad de nominada en Colombia como ‘falso positivo’, fueron acusadas 12 personas, entre ellas 10 militares, presuntamente responsables del secuestro y posterior asesinato cometido en Miraflores, Guaviare, hace seis años.

Los hechos materia de investigación ocurrieron el 21 de febrero de 2005, cuando se reportó la ocurrencia de un combate entre guerrilleros de las Farc e integrantes la Compañía Arco del Batallón de Contraguerrillas No.78, Brigada Móvil No.10 del Ejército Nacional Farc en la vereda Puerto Nicuro, sector Lagos del Dorado, de esa municipalidad.

Los militares aseguraron que los cadáveres de las cinco personas reportadas ese día pertenecían a insurgentes que habían sido dados de baja; de ahí que fueran presentados bajo la supuesta posesión de un fusil, dos escopetas, una carabina, cinco revólveres, una pistola, un radio y munición de diferente calibre.

Sin embargo, la Fiscalía concluyó que la alusión al combate era la coartada para esconder que, en realidad, las víctimas habían sido citadas en el lugar de los hechos, aparentemente, a través de engaños.

La decisión afecta a César Fajardo Moreno, capitán; Robinson Arneth Collazos Serrato, subteniente; Huberney Conta, sargento viceprimero; Edwin Castaño Tobón, Jorge Hernán Bustos López, Gildardo Antonio Arredondo Henao, Yesid Becerra Aya, John Iber Barbosa Peralta, Juan Fernando Arroyave, Montoya, soldados profesionales; Miguel Ángel Cárdenas, ex soldado; Daniel Bohórquez Quintero, taxista, y John Fredy Bolívar Agudelo, vigilante privado.