11.374 tiendas han cambiado razón social para vender licor después de 11 p.m.

Los establecimientos buscan conseguir la acreditación de bar para pode hacerle el quite a la norma de venta de licor.

Ante el alto e inusitado número de establecimientos comerciales que han cambiado de razón social, luego de la expedición del Decreto 263 que restringe la venta de licor en tiendas y almacenes después de las 11:00 p.m. y hasta las 10:00 a.m. del día siguiente, la Secretaría de Gobierno, de la mano de las alcaldías locales, inició las investigaciones del caso para determinar cuántos de estos negocios mutaron de registro con el único fin de burlar la medida.

Según estadísticas de la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), 11.374 establecimientos cambiaron su objeto social entre el 20 de junio y el 1 de julio. En promedio, en Bogotá se modificaban diariamente dos registros hacia la actividad de expendio de bebidas alcohólicas para consumo dentro del establecimiento, pero desde la expedición del decreto, en nueve días se han transformado 130.

Un establecimiento comercial, más allá de cambiar su registro mercantil ante la Cámara de Comercio de Bogotá, debe verificar el cumplimiento de otro tipo de medidas que exige la Ley, como la licencia de construcción y el uso del suelo del respectivo terreno donde está ubicado el negocio, además de las disposiciones contempladas en la Ley 232 de 1995, que dicta normas para el funcionamiento de los establecimientos comerciales; es decir, uso del suelo, intensidad auditiva, condiciones sanitarias, horario, ubicación y destinación expedida por la autoridad competente del Distrito, entre otros.

Así mismo, debe tener registrado ante el Fondo para la Prevención y Atención de Emergencias (FOPAE) los planes de emergencias y contingencias que exige la normativa distrital.

Según la secretaría de Gobierno, Mariella Barragán Beltrán, “ante esta alta mutación de registros es evidente que existe una anormalidad. En Bogotá, con base en la normatividad urbanística de la Secretaría de Planeación, se sabe con exactitud dónde puede funcionar un bar o no, y lo que estamos mirando es si los negocios que cambiaron su objeto social están, efectivamente dentro de las zonas permitidas. Los que estén efectuando cambios para hacerle el quite a la norma deben tener en cuenta que el cierre de establecimientos por uso del suelo es insubsanable. Es decir, que los que están entrando en este juego se exponen al cierre definitivo de sus negocios”.

En Bogotá, les corresponde a los alcaldes y alcaldesas locales verificar que los establecimientos ubicados en sus respectivas zonas cumplan con la normatividad. En la actualidad estos funcionarios se encuentran verificando ante la Secretaría de Planeación que efectivamente los establecimientos comerciales que han cambiado de razón social puedan desarrollar la nueva actividad registrada ante la CCB.

El pasado 23 de junio la Administración Distrital expidió el Decreto 263 a través del cual se restringe la venta de licor para tiendas, supermercados, grandes superficies, licorerías, cigarrerías, estancos, salsamentarias, confiterías, fruterías, panaderías, galleras, canchas de tejo y salones de billar.

Temas relacionados