18.000 familias afectadas por invierno en el Caribe y la Región Andina

Valle, Cundinamarca y Bolívar reportan hasta ahora los destrozos más visibles.

Más de 18.000 familias se han visto afectadas por las inundaciones provocadas por el recrudecimiento de la ola invernal en Santander, Cundinamarca, Valle del Cauca, Huila y Bolívar, anunciaron autoridades de esos departamentos.

En Cundinamarca, la crisis más grave la originó el desbordamiento del río Bogotá que, según el comandante de la Policía en el departamento, coronel Fabio Castañeda, ha provocado afcetación para unas 10 mil familias en 60 municipios.

Sólo en Chía, 110 familias evacuaron sus viviendas y algunas fincas, donde no hay servicio de fluido eléctrico ni se puede hacer uso del alcantarillado; adicionalmente, cuatro conjuntos residenciales se encuentran inundados por el desbordamiento del río Frío en esa misma población.

Entre tanto, habitantes de Usme se encuentran alerta por las numerosas avalanchas de lodo que se han dado a consecuencia de las inundaciones que trajo consigo la salida de su cauce del Bogotá; 10 viviendas del barrio Tocaimita fueron sepultadas, en tanto que uno de los afectados asegura haber visto cómo un niño resultó muerto, bajo los escombros.

Mosquera, Chía, Cota y Ríonegro, son algunos de los municipios que han sufrido el mayor grado de afectación, afirman las autoridades.

De la misma manera, Pradera, en el Valle del Cauca, se ha visto gravemente afectada por la crisis invernal que afrontan 10 municipios más en el departamento. Las lluvias han provocado cuatro derrumbes que ocasionaron la caída de un puente, que tiene incomunicadas a cinco poblaciones.

Solo en Bolívar han resultado afectadas 2 mil familias más por inundaciones en Cantagallo, San Pablo, Morales, San Fernando y Margarita; hechos como esto han sido también la nota predominante en poblaciones como Barrancabermeja, Santander, y Villavieja, Huila, donde las aguas se han posado en varias casas de sus habitantes.