20 ladrones venezolanos huyen con manos vacías de bóveda aurífera

Las cajas fuertes blindadas contenían una cantidad no revelada de la producción de oro.

Una veintena de asaltantes huyó con las manos vacías tras entrar hoy en las bóvedas de una empresa minera en Venezuela, pero sin lograr abrir las cajas fuertes que aún contienen el oro buscado, dijo su gerente de seguridad, Emilio Quesada.


"Lograron violentar la puerta de la bóveda, pero no pudieron con las cajas fuertes blindadas" que contienen una cantidad no revelada de la producción de oro de la semana pasada de la empresa Rusoro Mining, en El Callao, zona del sureño estado Bolívar, reveló Quesada al canal Globovisión de Caracas.


Los ladrones, "veinte personas armadas", relató telefónicamente el gerente, sometieron al personal, que pese a ser domingo, se encontraba en la empresa y luego procedieron a usar equipos de oxicorte para intentar infructuosamente abrir las cajas fuertes.


Al final optaron por darse a la fuga, tras lo cual se informó del hecho a la policía cuyos agentes iniciaron de inmediato un operativo regional para intentar capturarlos.


Rusoro Mining, una empresa canadiense con sede en Vancouver y de capitales rusos, destaca en su página web que opera la mina Choco 10 (anteriormente operado por Goldfields) y la Mina Isidora, ambas en la localidad de El Callao, en el sur-oriente de Venezuela, y mantiene una sociedad de riesgo compartido con el Gobierno venezolano.


La empresa, añade en si sitio virtual, extrajo el año pasado de ambas minas 110.000 onzas de oro, aunque su récord data de 2009 cuando registró una producción aurífera de 150.460 onzas.

Temas relacionados
últimas noticias

El caos migratorio se extiende