300 personas se besan en Bruselas en contra de la homofobia

Bélgica es, desde 2003, el segundo país del mundo en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, después de Holanda.

Unas trescientas personas han participado esta tarde en un "beso colectivo" en la céntrica Grand Place de Bruselas, un acto destinado a defender los derechos de los homosexuales y a rechazar la homofobia.

La concentración ha tenido lugar a partir de las 16.00 hora local (14.00 GMT), y fue convocada por varios colectivos homosexuales belgas en reacción a la reciente agresión de una persona en esta ciudad por su orientación sexual.

El suceso tuvo lugar en las cercanías del "barrio gay", ubicado en el centro histórico de la capital belga, y provocó varias reacciones políticas y el compromiso del Gobierno a reforzar las medidas en contra de los comportamientos homófobos.

En el acto organizado hoy han participado tanto hombres y mujeres heterosexuales como gais y lesbianas, según dijo uno de los organizadores, Niel Verduyckt, en declaraciones a la agencia Belga.

"Estamos cansados de estos crímenes de odio, vivimos aquí y tenemos derecho de amarnos libremente y de poder mostrarlo", añadió.

Bélgica es, desde 2003, el segundo país del mundo en permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, después de Holanda, que reconoció dicho derecho en 2001.

Temas relacionados