90% del país está en alerta por emergencia invernal

28 de los 32 departamentos se encuentran afectados por las lluvias que hasta el momento dejan 89 muertos.

El Ideam mantiene las alertas roja y naranja por las crecientes súbitas y los deslizamientos de tierra en gran parte del país, afectado desde 2010 por lluvias casi continuas que dejan al menos 408 muertos y 22 desaparecidos en poco más de quince meses.

Las alertas fueron confirmadas por el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), que advirtió que la actual temporada lluviosa, la primera de las dos anuales en Colombia, irá hasta mediados de junio.

El centro científico explicó en un comunicado que, ante la "persistencia de las lluvias", la alerta roja se mantiene en trece de los 32 departamentos colombianos, incluidos todos los de la región andina, la más poblada y que cuenta con más accidentes geográficos.

En ella están los extensos valles bañados por los ríos Magdalena y Cauca, que prácticamente atraviesan el país de sur a norte, hasta la desembocadura del segundo en el primero y de este en el mar Caribe.

Ambos han perdido ya el cauce en sus cuencas media y baja, zonas en las que están situadas localidades como Purificación, Puerto Berrío, Barrancabermeja y El Banco, ribereñas del Magdalena y sobre las que pesan alertas rojas locales declaradas por el Ideam.

El mismo instituto agregó que declaraciones similares están vigentes para las partes de las poblaciones de Yotoco, La Virginia, La Pintada y Caucasia bañadas por el río Cauca.

La alerta roja también alcanza las cuencas media y baja del río Arauca, que discurre por los Llanos Orientales del país ante la posibilidad de crecientes súbitas.

Un pronóstico igual para la cuenca del río Algodonal en el Catatumbo, región de la frontera noreste con Venezuela, hizo el Ideam, que este miércoles también emitió una alerta amarilla para el Río San Jorge, que baña el departamento de Córdoba.

El Ideam también mantuvo la alerta roja sobre el río Bogotá, que ya ha causado, con algunos de sus afluentes, inundaciones en el norte de la capital colombiana y varias localidades vecinas, como Chía, Cota y Mosquera, afectadas el año pasado por desbordamientos catastróficos.

La actual temporada lluviosa que afronta Colombia es la tercera consecutiva con los efectos del fenómeno meteorológico de La Niña, que, según el centro científico, ya entró en declive, pero mantendrá su influencia hasta mediados de este año.

Los registros de la Cruz Roja Colombiana (CRC), que tiene movilizados en todo el país a sus 42.000 voluntarios, muestran que las lluvias de 2011 dejan 89 muertos, 22 desaparecidos y 57 heridos, así como más de 77.000 damnificados.

La más reciente emergencia de magnitud fue la de Útica, localidad del departamento de Cundinamarca afectada la noche del lunes por una avalancha que causó un muerto, tres desaparecidos y 17 heridos.
 

 

últimas noticias

El barrio que nació de la basura

Asesinan a joven caleña en Costa Rica